Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/12/2019 9:24:00 AM

Revolcón político en España: la izquierda se une para ganarle terreno a la ultraderecha

Pasó lo inimaginable. En España encontraron una solución a la crisis política que enfrentaba el gobierno: hacer una gran coalición de izquierda para detener la ultraderecha, algo que muchos gobiernos latinoamericanos, incluido el colombiano, nunca harían. Pablo Iglesias se queda con la vicepresidencia y con cuatro ministerios.

Revolcón político en España: la izquierda se une para ganarle a la ultraderecha Pedro Sánchez logró hacer una coalición con Unidas Podemos, algo que le permitirá gobernar, aunque no libre de fricciones. Foto: AP

En España acaba de suceder algo que en Colombia sería imposible.  El presidente del ejecutivo y líder socialista Pedro Sánchez, y el jefe de la izquierda radical de Podemos, Pablo Iglesias, alcanzaron un preacuerdo para formar un gobierno de coalición en España, según anunciaron ambos este martes. Para lograr gobernabilidad, Sánchez le ofreció a Iglesias la vicepresidencia y cuatro ministerios. Así, contra todo pronóstico, hay gobierno en España.

Iglesias fue uno de los grandes beneficiados en ese pacto, pues se quedó con la vicepresidencia del Ejecutivo y con cuatro ministerios para su partido. 

Dicho gobierno de coalición, que habían intentado organizar infructuosamente meses antes, necesitará de todas maneras del apoyo de otros partidos para lograr la aprobación de la cámara baja, renovada el domingo pasado.

Si Sánchez logra ser investido pondrá fin a meses de bloqueo político en la cuarta economía de la zona euro. "Hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un gobierno de coalición progresista en España, (...) que combine la experiencia del Partido Socialista con la valentía de Podemos", dijo Iglesias, tras la sorpresiva firma del documento en el Parlamento español.

"Este nuevo gobierno va a ser un gobierno rotundamente progresista", pensado para durar los cuatro años de la legislatura, porque "España necesita un gobierno estable, no en funciones, un gobierno sólido, y lo necesita ya", dijo de su lado Pedro Sánchez.

Ambos líderes dijeron que será en las próximas semanas cuando detallen el programa y la estructura del gobierno. Sánchez, cuyo partido socialista ganó pero perdiendo fuerza en las legislativas del domingo, ya intentó negociar la formación de un gobierno de coalición con Unidas Podemos tras las precedentes legislativas de abril. Pero las tratativas fracasaron  en ese entonces por los desacuerdos sobre qué papel debía jugar Podemos en el ejecutivo, lo que abocó a España a repetir elecciones, el domingo pasado, cuando la extrema derecha de Vox se convirtió en la tercera fuerza del país.

El nuevo acuerdo "es tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentro que pudimos tener en los últimos meses", dijo Sánchez, quien selló el pacto con un abrazo con Iglesias.

Los socialistas y Podemos reúnen juntos 155 diputados, por lo que necesitarán conquistar otros apoyos para alcanzar la mayoría absoluta de 176 en un Congreso de 350 escaños. La preferencia de los socialistas es un apoyo de los liberales de Ciudadanos, que fueron barridos el domingo cayendo a 10 diputados de 57 alcanzados en abril, y de otros pequeños partidos, para no depender de los independentistas catalanes, que cuentan con 23 sillas.

En realidad, todo esto responde primordialmente al profundo temor de los partidos de izquierda de que la derecha les siga ganando terrenos en todos los ámbitos políticos. Con la unión, algo que la mayoría de países latinoamericanos, incluido Colombia, ni sueñan, crean una gran muralla política contra el vertiginoso ascenso de Vox. Un partido cuestionado por comentarios racistas, misógenos y xenófobos. 

El revolcón político español se une al convulsionado momento que viven casi todas las democracias del mundo. Marcadas, en los últimos meses, por los extremos y la polarización. Europa, Sobre todo, le tendrá que hacer frente a los fantasmas del pasado que la recorren con el resurgimiento de la ultraderecha y los neofascismos. 

*Con información de AFP. 

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.