ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/31/2018 8:15:00 PM

¿Regreso del mal?: 50 grandes capos y exparamilitares quedaron libres

Muchos de ellos estarían detrás de las ‘vendettas’ que sacuden al país. "Muchos están de regreso a Colombia, pero no todos se están comportando bien", advirtió el vicepresidente Óscar Naranjo.

50 grandes capos y exparamilitares han quedado libres ¿Regreso del mal?: 50 grandes capos y exparamilitares quedaron libres Foto: Semana.com

El hombre que más capturó y extraditó capos en la historia del país encendió las alarmas. “Muchos están de regreso a Colombia, pero no todos se están comportando bien. La verdad es que estamos notando que esa segunda ola de regreso de esos llamados ‘extraditables’, en casos como Cali y Medellín, genera enormes dificultades con el tema de los homicidios en las ciudades capitales porque han llegado a tomar venganza frente a sus colaboradores, han llegado a recuperar tierras y activos que tienen testaferros. En ese sentido sé que las autoridades están trabajando para neutralizarlos”.

Lo dijo hace pocos días el hoy vicepresidente de la república, general (r) Óscar Naranjo, quien durante su larga carrera como oficial de la Policía dirigió las operaciones que terminaron con la detención y envío a cárceles estadounidenses de centenares de narcos, la mayoría de ellos vinculados a los temidos carteles de Cali y el Norte del Valle, entre otros.

Desde mediados de los años noventa hasta la década siguiente, las autoridades desarticularon a la mayoría de las grandes organizaciones de la mafia, y sus principales capos terminaron extraditados a Estados Unidos. Algo similar ocurrió con los máximos jefes de las autodefensas. Pero no enfrentaron las penalidades que aterraban a los grandes capos años atrás. Muchos de ellos ya están de regreso tras pagar condenas generalmente cortas, y algunas abiertamente irrisorias.

Le sugerimos: La prueba reina de los narcojets ‘fantasmas’ del aeropuerto de Cartago

En un ejemplo muy diciente, Éver Veloza, alias HH, el temido jefe de los bloques Bananeros y Calima de las AUC, responsable de decenas de masacres y desplazamientos, está en territorio colombiano desde hace un mes. Por esos mismos días también llegó deportado a Colombia Carlos Alberto Rentería, conocido con el alias de Beto, uno de los integrantes de la cúpula del cartel de Cali. 

En los próximos meses también regresarán otros dos pesos pesados del crimen organizado. Se trata de Javier Zuluaga, alias Gordo Lindo, un narco del Valle que compró en su momento una franquicia de las AUC para colarse en el proceso de paz como comandante paramilitar. Otro capo disfrazado de para, Miguel Ángel Mejía Múnera, alias el Mellizo, capturado en 2006, también está próximo a pisar territorio nacional.

No son los primeros de vuelta. Después de pagar cinco años de cárcel, en febrero del año pasado retornó Héctor Restrepo. Conocido con el alias de Perra Loca, las agencias antidrogas lo consideran uno de los llamados narcos pura sangre que hicieron parte de la temida Oficina de Envigado. También era uno de los hombres de confianza del exjefe de las AUC Vicente Castaño. Las autoridades creen que Perra Loca ha intentado recuperar a sangre y fuego, en varias zonas de Antioquia, propiedades que muchos de sus antiguos aliados y enemigos le quitaron mientras estuvo en prisión. Temidos mafiosos como el Químico, el Negro Asprilla, Tornillo, Cejas, el Mocho, Camisa Roja, el Socio o Pipe Montoya también integran esa lista.

Le recomendamos: Oculta en muebles de madera una red enviaba la droga a Europa y EE. UU.

La preocupación de las autoridades radica en que ya está claro que al regresar varios de ellos volvieron a delinquir. Así sucedió con Carlos José Robayo, alias Guacamayo, que luego de pagar seis años de prisión en Estados Unidos retornó a Colombia en 2011. Dos años después la Policía lo capturó, acusado de seis asesinatos, concierto para delinquir, tortura y porte ilegal de armas.

Las consecuencias del retorno mafioso se han empezado a sentir especialmente en las regiones de donde proviene la mayoría: Antioquia y Valle. En los últimos seis meses más de una docena de personas murieron asesinadas en modalidades típicas de las vendettas de la mafia. Lo decían sus despojos: cuerpos con señales de torturas atroces, desmembrados, envueltos en bolsas, escondidos en los baúles de los carros y hasta arrojados en las vías. El punto más álgido de esa situación llegó en el puente festivo de agosto pasado cuando se registraron estadísticas supuestamente superadas. En la capital del Valle 11 personas murieron asesinadas. Y en Medellín la cifra ascendió a 15.

A todo lo anterior se suma otro hecho no menos inquietante. Desde el año pasado, más de un centenar de paramilitares, entre ellos una docena de sanguinarios exjefes de bloques, también han salido en libertad. Esto debido a que cumplieron las penas de prisión establecidas en los acuerdos que terminaron con la entrega de los paras en 2007. El Alemán, Julián Bolívar, Diego Vecino y otros ya están en las calles. Pájaro y Botalón, que sembraron el terror en el centro del país, también. Y en los próximos meses se espera que dejen la cárcel por lo menos 50 paras más que se sometieron a la llamada Ley de Justicia y Paz. En Meta, Magdalena Medio, Urabá y Córdoba ya algunas denuncias señalan que varios de ellos han vuelto a delinquir, algunos asociados con el Clan del Golfo.

Puede leer: Los 400 bienes que perdieron tres organizaciones de mafiosos

“Junto con la Fiscalía, la Embajada de Estados Unidos y las agencias de ese y otros países venimos desarrollando un trabajo para identificar si estas personas reinciden, y en algunos casos ya se adelantan procesos investigativos muy serios en varias partes del país para actuar contra aquellos que han vuelto a delinquir”, afirmó a SEMANA el director de la Dijín, general Jorge Luis Vargas Valencia.

Como producto de ese trabajo identificaron un total de 74 personas extraditadas por los delitos de narcotráfico, lavado y terrorismo. Todos ellos cumplieron su tiempo de sentencia, en promedio de diez años, el 26 de marzo. De todo ese grupo 27 están por llegar en los próximos días, para sumarse a los más de 30 que han vuelto en los últimos dos años.

No se puede afirmar que todos los que han recobrado la libertad tras purgar una condena han vuelto a las andanzas. Sin embargo, la alerta de Naranjo no es gratuita y de las sospechas cada vez hay más evidencias que indican que esas oscuras fuerzas del pasado pueden desatar la tormenta perfecta del crimen. Las autoridades tienen el reto de evitar que esto ocurra.

Rectificación

En cumplimiento del fallo de tutela ordenado por la magistrada Amparo Navarro del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Publicaciones Semana rectifica la información relativa a posibles conductas delictivas atribuidas al ciudadano José Nélson Urrego Cárdenas, su posible nexo con miembros de organizaciones criminales y la existencia de condenas ejecutoriadas en Colombia o en el exterior.

EDICIÓN 1996

PORTADA

Los desaparecidos de la guerra: así es la búsqueda en los cementerios del país

Alrededor de 25.000 cuerpos no identificados permanecen enterrados en los cementerios del país, la mayoría como consecuencia del conflicto. La Fiscalía ya ha exhumado 2.400. Radiografía de una dolorosa búsqueda por decenas de camposantos.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1996

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall