Tendencias
Caso Helena Laserna
Camilo Pinzón insiste en que los investigadores del caso nunca hicieron visitas a Achury, nombre de la hacienda familiar donde habrían incinerado el cuerpo de Helena. - Foto: Tomada de Facebook de Camilo Pinzón

nación

Se conocen impactantes imágenes inéditas de Helena Laserna: Camilo Pinzón, condenado, en primera instancia, a 46 años por matarla y desaparecerla, reapareció en redes sociales

Las publicaciones las hizo Camilo Pinzón, condenado a 46 años de prisión y quien se encontraría actualmente en Brasil. insiste en que las imágenes demuestran su inocencia.

Camilo Fidel Pinzón Gómez, fue condenado a 46 años de cárcel por la desaparición forzosa y agravada de Helena Laserna, la nieta de Mario Laserna Pinzón, fundador de Los Andes. El hombre acaba de reaparecer en redes sociales y lo hizo haciendo público un post con fotos de Helena y con una nota insistiendo en que es inocente de los señalamientos que en su contra se han hecho.

Helena Laserna sufría de autismo y, supuestamente, había sido enviada a un tratamiento médico. Sin embargo, las versiones que apuntaban a dicha tesis no cuadraban. Ahora, tres años después del inicio del juicio, se conoció el primer veredicto: Camilo Fidel Pinzón Gómez, su padrastro, fue hallado responsable de la desaparición forzada de la joven.

El juzgado primero especializado de Cundinamarca determinó que se presentó evidencia suficiente para demostrar que el hombre tuvo conocimiento y participación directa en los hechos que rodearon este extraño caso. En tal virtud, fue condenado a 46 años de prisión.

Helena Laserna y Camilo Pinzón
Helena Laserna y Camilo Pinzón - Foto: Facebook de Camilo Pinzón

En su post público, Pinzón agregó chats con el fiscal del caso hablando sobre el expediente, mapas y una denuncia que habría radicado ante la Fiscalía General de la Nación.

Pinzón insiste en que los investigadores del caso nunca hicieron visitas a Achury, nombre de la hacienda familiar donde habrían incinerado el cuerpo de Helena.

“Que farsa este hecho, si fuese real la primera en brincar sería la mamá. Pésima investigación de Javier Correal, supuesta experiencia de 27 años, mal investigador. Estoy demostrando que no he podido participar y soy condenado sin haber podido participar de las pruebas, de que no tengo nada que ver. Estoy diciendo la verdad”, señaló Pinzón en sus redes sociales.

Helena Laserna
Helena Laserna - Foto: Tomadas de Facebook de Camilo Pinzón

En el mismo fallo judicial, la madre de la joven, María Liliana Laserna Jaramillo, fue absuelta al comprobarse que fue víctima de una presión por parte de su compañero sentimental, quien se aprovechó de su situación emocional y psicológica para que avalara el viaje a Chile en el que, supuestamente, Helena iba a ser sometida a un experimento con células madre que la iban a “curar del autismo” con el que había nacido.

A raíz de que para el momento de la desaparición se trataba de una menor de edad -vulnerable por su condición y los antecedentes que se habían presentado-, se le dio celeridad al caso. A los pocos meses, los investigadores llegaron a tres conclusiones:

  • La menor estaba muerta.
  • Liliana no tenía conocimiento de cómo había fallecido su hija.
  • Camilo le mentía a Liliana sobre lo sucedido. En este momento, Liliana Laserna, Camilo y su hermana, Claudia Patricia Pinzón, están presos y todo indica que la menor fue asesinada en medio de una trama demencial, de dinero y traiciones.

Liliana Laserna Jaramillo -quien padecía de problemas psicológicos cada vez más graves- no sabía cómo había muerto su hija. La única versión con la que contaba era la de Camilo -su pareja-, es decir, que había fallecido en Chile junto a los otros ocho niños. Adicionalmente, a causa de este supuesto hecho, se decía que tres científicos a cargo del experimento se habían suicidado.

Se trataba de una versión demencial que no podía ser creída con facilidad. Dada la gravedad de la historia, muy seguramente habría sido una noticia mundial -eso sí- en caso de ser cierta.

El supuesto viaje a Chile

La relación entre Liliana y Camilo era calificada como “conflictiva” dada la vulnerabilidad mental de Liliana y la personalidad dominante de Camilo. Al hacerse esto evidente, todos los hermanos se preocuparon por el bienestar de la joven Helena, quien al ser una menor autista, requería de cuidados especiales y estaba en situación de indefensión.

Ante esos riesgos, la familia pidió en 2008 la intervención del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Al confirmarse que había serios indicios de maltrato, Helena fue separada de su madre y de Camilo e internada en la Asociación Colombiana de Padres e Hijos Emprendedores Sociales (Acphes), en el norte de Bogotá.

La decisión desató la ira de Liliana y de Camilo, quienes entraron en confrontación con la familia y llegaron hasta la sede donde había sido internada la niña, quien para ese momento tenía 9 años. La pareja rompió los vidrios e intentó trepar por las paredes. Esas acciones fueron interpretadas como desequilibrio mental de ambos, lo cual llevó a que fueran internados en la clínica psiquiátrica La Inmaculada durante varios días. Gradualmente, las cosas fueron evolucionando: primero salió Camilo, después Liliana, y algún tiempo después Bienestar Familiar les devolvió a la niña.

Ese intento frustrado de salvar a Helena hizo que se rompieran del todo las relaciones entre Liliana y Camilo con el resto de la familia Laserna. Fue tal el distanciamiento que la Fiscalía afirma que desde 2008 ninguno volvió a tener noticias de la menor.

Las alarmas sobre la suerte de Helena se encendieron de nuevo en 2016, cuando tenía 17 años. En esos días, Camilo le reveló a Juan Mario Laserna que Liliana le había entregado la custodia de la menor y que estaban viviendo en la casa de su hermana en Mosquera (Cundinamarca). Agregó que él y Helena iban a tener que viajar al exterior para someterla a un tratamiento experimental de trasplante de células madre que supuestamente le curaría el autismo.

Noticias relacionadas