nación

Condenan a hombre por matar a su mamá, hermana y sobrino

El terrible caso ocurrió en el departamento de Antioquia. El hombre ahora condenado, asesinó a su familia.


El crimen, que se convirtió en una ejemplar condena, dejó como víctima a la familia del asesino. El hombre, que fue plenamente identificado por la Fiscalía, asesinó a su madre, hermana y su sobrino, en un solo hecho criminal que ocurrió en Antioquia, pero que conmocionó al país.

La Fiscalía investigó y estableció la presunta responsabilidad del hombre en el triple homicidio. Los hechos datan de diciembre de 2019 cuando la familia, residente en un barrio Artex del municipio de Itagüí, fue atacada por uno de sus integrantes. El hijo mayor optó por asesinar a su mamá, a su hermana y a un sobrino.

Condenan a hombre por matar a su mamá, hermana y sobrino. El terrible caso ocurrió en el departamento de Antioquia. El hombre ahora condenado, asesinó a su familia.
Condenan a hombre por matar a su mamá, hermana y sobrino. El terrible caso ocurrió en el departamento de Antioquia. El hombre ahora condenado, asesinó a su familia. - Foto: Fiscalía

Dos años después del crimen los fiscales a cargo del proceso y luego de presentar las evidencias, las declaraciones y pruebas forenses, obtuvieron una condena en contra del señalado asesino. Un juez lo halló penalmente responsable del delito de homicidio agravado y lo condenó a la pena de 47 años de cárcel.

“Un Juez Penal del Circuito de Itagüí (Antioquia) sentenció a 47 años de prisión a un hombre que fue encontrado responsable del delito de homicidio agravado de su madre, su hermana y un sobrino de 14 años de edad”, dijo la Fiscalía al confirmar la sentencia condenatoria en contra del procesado.

Pero por terrible que resulte este caso, fue peor en detalles. La Fiscalía estableció que luego de asesinar a su mamá y sobrino, el homicida ocultó los cuerpos en un muro que levantó junto al lavadero ubicado en el segundo piso de la vivienda de su progenitora.

“Los hechos investigados ocurrieron en una vivienda del barrio Artex del municipio de Itagüí, sur del Valle de Aburrá, el 16 de diciembre de 2019. Los cuerpos sin vida de la progenitora y el menor de edad fueron hallados por la Policía Nacional bajo un muro de cemento adherido a un lavadero ubicado en el segundo piso del inmueble”, advirtió la Fiscalía al entregar detalles del caso.

La escena que tuvo que desenterrar la Policía en una pared, no fue lo más grave. El cuerpo de su hermana, la tercera víctima, fue descuartizado con una sierra eléctrica que el asesino alquiló, de forma premeditada para cometer el brutal asesinato de su propia familia.

“La investigación permitió determinar que un día antes del triple homicidio el hoy sentenciado alquiló, por intermedio de otra persona, una sierra eléctrica en un reconocido almacén ferretero. Dicha herramienta fue utilizada para cometer el delito”, explica la sentencia que dejó al hombre como condenado.

Seis días después del crimen, el 22 de diciembre de 2019, el presunto responsable se entregó a la Fiscalía, no para reconocer el crimen, sino con el objetivo de advertir a las autoridades que no estaba cuerdo cuando cometió el triple asesinato, que era un inimputable, una persona con el estado de conciencia tan alterado como para no calcular el daño provocado.

La Fiscalía no comió cuento y pidió a Medicina Legal un peritaje, un examen psiquiátrico al presunto asesino y la conclusión fue definitiva a la hora de establecer la responsabilidad y obtener la condena de 47 años de prisión.