Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2019 3:44:00 PM

Paloma y Catatumbo: se acabó la paz en la Comisión de Paz

La discusión sobre las objeciones a la ley estatutaria de la JEP escaló por cuenta de un comentario de la senadora Paloma Valencia, quien calificó de "narcoterrorista" a un senador de la Farc. La sesión tuvo que levantarse.

Enfrentamiento entre Paloma Valencia y Pablo Catatumbo en la Comisión de paz La senadora Paloma Valencia pedía que le dieran el mismo tiempo para intervenir que el líder de la Farc Pablo Catatumbo. Foto: Fotomontaje SEMANA

En la Comisión de Paz que fue citada para discutir las objeciones que el presidente Iván Duque hizo a la ley de la JEP no hubo paz. El ambiente de tensión se posó desde el inicio. La discusión se caldeó de tal forma que los parlamentarios terminaron a los gritos, se levantaron y la sesión se acabó intempestivamente.

La discusión se dio durante la intervención de la senadora Paloma Valencia. Ella solicitó más tiempo para hablar, sin embargo, el senador Antonio Sanguino, le dijo que solo activaría el micrófono dos minutos más. “Deme lo mismo que le ha dado a la izquierda, lo mismo que le dio al narcoterrorista Pablo Catatumbo”, dijo Valencia refiriéndose al senador de la Farc y con este comentario prendió la mecha.

Puede leer: Objeción sobre extradición ya tambalea en la Corte Constitucional

Entre la algarabía resaltó una voz, era la de Jorge Eliécer Tamayo (La U). “Entonces los paracos son ustedes. De ustedes no se sabe nada, porque lo taparon con la justicia ordinaria, con impunidad, escondidos detrás de todo un gobierno que destruyó a la gente”, dijo el representante visiblemente molesto.

La Comisión de Paz, que se encontraba reunida en el Salón de Los Comuneros, se convirtió en un campo de batalla verbal. La representante María José Pizarro cuestionó a Paloma Valencia, en tono irónico le dijo: “Esa es la paz que ustedes quieren, pacífica y reconciliadora”.

Mientras tanto, la representante Ángela María Robledo se levantó de la mesa principal y se dirigió a la salida, pero antes le advirtió a Valencia: “La van a denunciar, que la defienda Abelardo de la Espriella”. Se oían gritos de un lado (del Centro Democrático) y del otro (de la bancada Alternativa y de La U).

Consulte: Cuatro preguntas para entender el camino culebrero de las objeciones a la JEP

Entre tanto, Paloma pedía respeto, sobre todo por las palabras de Tamayo. “Todos los cabecillas de los paramilitares están en la cárcel, por el presidente Álvaro Uribe así les duela. Y las víctimas que están aquí sentadas, respétenlas”.

"Quiero decirles a las víctimas que estamos con su dolor, que no queremos impunidad", dijo Pablo Catatumbo.

A la sesión de la Comisión de Paz fueron dos representantes de las víctimas: Lorena Murcia, presidenta de la Corporación Rosa Blanca, que representa a las mujeres reclutadas por las Farc; y Jimena Ochoa, representante de las víctimas de las Farc. Las dos invitadas por el Centro Democrático, respaldaron la decisión del presidente Duque de objetar la ley estatutaria. Sin embargo, cuando la senadora Valencia recordó que en el recinto había víctimas, tanto María José Pizarro -hija del excomandate del M-19 Carlos Pizarro- como Aída Avella, dirigente de la Unión Patriótica, recordaron que ellas también padecieron el conflicto. “Somos víctimas, a nosotros nos asesinó el Estado. Nosotros respetamos a las víctimas”, aclaró la senadora.

Tras esos minutos de discusión el salón fue quedando cada vez más vacío, solo quedaron sentados los parlamentarios del Centro Democrático, con la senadora Paloma Valencia a la cabeza dando declaraciones a los medios de comunicación que se encontraban allí.

Pero la discusión de fondo -que duró tres horas- se dio en torno la Jurisdicción Especial de Paz. Al inicio de la jornada, los defensores de la JEP hicieron una proposición para que la Comisión de Paz le solicitara al presidente del Congreso, Ernesto Macías, que remitiera el texto de las objeciones al proyecto de ley estatutaria que radicó el presidente Duque a la Corte Constitucional “con el objetivo de que el tribunal conceptúe sobre la procedencia o no, de tramitar las objeciones presentadas por el Ejecutivo en cabeza del presidente de la república”. La proposición fue firmada por los senadores Roy Barreras, Iván Cepeda, Antonio Sanguino, Ángela María Robledo y la representante María José Pizarro.

Por su parte, la representante Juanita Goebertus aclaró que lo que le piden a la corte es que haga seguimiento a su sentencia sobre la ley estatutaria. “El presidente Duque no está cuestionando el texto de la ley, sino el texto de la sentencia”, puntualizó.

La proposición, como era previsible, no cayó bien dentro de la bancada del Centro Democrático. De hecho el senador José Obdulio Gaviria le augura un mal final a la proposición. “Ustedes pueden mandar su documento, yo creo que el presidente del Senado hará caso omiso de él. Dirigirse a la Corte Constitucional es inaudito”, aseguró.

De hecho, para ese momento el tono de la discusión iba subiendo. Gaviria tildó a Roy Barreras de ser un hombre “malévolo”. A lo que el senador de La U le respondió: “No voy a discutir qué es ser malévolo, porque habría que hacer una larga discusión kantiana sobre el bien y el mal, y en esa usted saldría perdiendo”.

Otro punto de discusión lo puso sobre la mesa el representante Gabriel Santos, quien les pidió a los miembros de la Farc que se declararan impedidos para participar en el debate no solo por razones jurídicas sino morales.

Esto fue entendido por las Farc como un intento por silenciarlos. “No hicimos un acuerdo de paz para que con mentiras se nos quiera silenciar. Vamos a acudir con la cabeza en alto frente a nuestros adversarios. Vamos a ir a la JEP. Están dejando una jurisdicción solo para los excombatientes y los oficiales de base. Lo que busca (Duque) es la eterna impunidad para las víctimas”, aseguró Carlos Antonio Lozada.

Sin embargo, sí se espera que en los debates en plenaria en los que se discutan las objeciones a la ley estatutaria de la JEP, la Farc se declaren impedidos, tal como lo hicieron en otras oportunidades similares.

Si bien la proposición en la Comisión de Paz no prosperó tras la fuerte discusión en la que terminó la sesión, quienes defienden la JEP están apoyando la solicitud que hizo a la Corte Constitucional el presidente de la Cámara Alejandro Carlos Chacón para que revisara las objeciones del presidente Duque a la ley de la JEP. Mientras tanto, el Gobierno sigue defendiendo su posición, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez aseguró que le entregarán a la JEP un estatuto que “no deje ni una fisura para la impunidad y donde no haya una clara responsabilidad de los victimarios”. Las sesiones ordinarias todavía no arrancan, pero el debate ya se está tomando el Capitolio y las calles.

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.