Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/16/2019 5:44:00 PM

“Nadie había atacado al Esmad": la versión que contradice al capitán del Esmad que le disparó a Dilan

El uniformado habló en el programa Los Informantes sobre lo que sucedió el 23 de noviembre cuando accionó su arma contra el joven de 18 años. Su historia contrasta con la versión entregada por un testigo a SEMANA que presenció de cerca el hecho.

Las versiones encontradas en el relato del capitán del Esmad que le disparó a Dilan “Nadie había atacado al Esmad": la versión que contradice al capitán del Esmad que le disparó a Dilan Foto: mauricio morales

El agente del Esmad que le disparó a Dilan Cruz contó en el programa Los Informantes que su decisión de accionar el arma se dio en medio de las “constantes agresiones” que hacía “la turba” de manifestantes contra el escuadrón. 

Según el hombre de 32 años, ese día los veinte uniformados de su unidad recibieron ataques de los encapuchados que estaban en la esquina de la carrera 4 con calle 19, a eso de las 3:40 p.m. Sin embargo, un testigo de los hechos consultado por SEMANA tiene una versión distinta.

El capitán tenía por orden despejar la calle 19 para permitir la movilidad vehicular que había colapsado durante algunas horas por la protesta. Sin dar mayor detalle de los momentos previos al disparo, el uniformado contó cómo se dio cuenta que había herido al joven Dilan Cruz en la cabeza.

“El muchacho se atraviesa cuando yo estoy accionando mi arma para los encapuchados que estaban en la esquina. Pienso que estuvo en el lugar equivocado, justo en el momento equivocado cuando accioné el arma hacia la turba que venía con constantes agresiones hacia nosotros”, dijo.

Además, señaló que la escopeta calibre 12 que portaba ese sábado es un “arma menos letal que se dispara directo al cuerpo de los manifestantes para dispersarlos” y que “no se apunta a una persona en particular porque no es de precisión”. Aseguró que el acto no fue premeditado.

Sin embargo, algunos detalles del relato del capitán difieren de la versión dada por un testigo, miembro de una organización de derechos humanos, que estuvo presente ese 23 de noviembre cuando ocurrieron los hechos. 

El testigo le dijo a SEMANA que escuchó claramente cuando el capitán de la escuadra del Esmad le informó a la coordinadora de la Personería que había órdenes de disolver la marcha. “Doctora, tenemos orden de proceder”, afirma.

Esa orden la habría dado el capitán cinco minutos después de que integrantes de la Personería y de otras organizaciones sociales que acompañaban la protesta hicieran un “cordón humano” entre el Esmad y los manifestantes para evitar una confrontación.

El testigo aclaró que incluso cuando el Esmad comenzó a avanzar desde la carrera 5 por la calle 19 “solo había bloqueo de la vía”. Sin ningún acto violento de parte de las cien o ciento cincuenta personas que venían marchando por la calzada en sentido occidente-oriente. 

“Nadie había atacado al Esmad (...)  algunos se sentaron en la vía, otros venían con las manos en alto”, afirma.

Una situación que el capitán del Esmad niega en su versión dada a Los Informantes y, a su vez, en la declaración que plasmó en un informe entregado a la institución policial, revelado por Blu Radio. 

“Sobre las 15:10 horas recibo la orden por parte de mi coronel Néstor Raúl Cepeda Cifuentes de trasladarme hacia las instalaciones del Icetex para apoyar un dispositivo policial que se encontraba en ese lugar, donde se dirigían varios grupos de personas. Al llegar a la carrera 5 con calle 17 nos encontramos con uno de estos grupos que transitaban sobre la carrera 5 hacia el sur de la ciudad, algunos de ellos cubrían sus rostros, quienes al observar la presencia policial comienzan a lanzar objetos contundentes que ponen en peligro nuestra integridad y la de los demás ciudadanos, situación que hace necesario el uso de la fuerza realizando el lanzamiento de granadas de gas y de aturdimiento, así como cartuchos de impacto, situación que informo de manera inmediata a la central de radio", dijo el capitán, según el informe de Blu Radio. 

Volviendo al testigo, este agrega que cuando el Esmad subió por la calle 19 el grupo de manifestantes retrocedió y se dispersó hacia la carrera 4, en ambos sentidos. Los policías, relata esta persona, procedieron con la orden de despejar la calle y lanzaron gases. Y ahí fue cuando ocurrió la primera agresión contra el escuadrón - con dos piedras- que desató una respuesta de los agentes con gases lacrimógenos. 

“Cuando escucho que se dispara la 12, la escopeta con la que se disparó el cartucho que hirió a Dilan, y lo vemos caer, inmediatamente reaccionamos", afirma.

Después de que el joven cae al suelo, tal y como lo muestran varios videos grabados por los asistentes; algunos manifestantes y organismos de socorro se acercaron a auxiliarlo. Y aquí aparece otra discordancia con la versión del capitán. 

En la entrevista de Los Informantes, el agente del Esmad dijo que al darse cuenta de que Dilan fue alcanzado por su disparo él detuvo la respuesta de su escuadra. “Paro el procedimiento, intento auxiliarlo, la turba no deja”, expresó. Asimismo dijo que solicitó la ambulancia y esperó hasta que le prestaran los primeros auxilios al joven. 

No obstante, el testigo recuerda otra versión de ese momento. "Vi las caras de los policías, los vi preocupados cuando vieron la sangre, mucha sangre. Se quedaron por un espacio de un minuto, minuto y medio y se retiraron”.

Un tiempo que no concuerda con el que se demoró la ambulancia en llegar al lugar para atender a Dilan. Puesto que la Personería, la Defensa Civil y la Cruz Roja socorrieron al joven en primera instancia, pero el vehículo tardó aproximadamente 15 minutos en acercarse. 

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.