ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/23/2018 5:30:00 PM

Las licitaciones y obras más controvertidas en Bogotá

El Metro elevado, la troncal de TransMilenio por la carrera Séptima, la renovación de la flota de TransMilenio, la demanda a la operadora que ganó el contrato de semaforización y la crisis de basuras por la que pasó la capital. Todas tienen en común que representan la solución a una necesidad y que están atravesadas por el debate técnico y político.

Licitaciones con problemas en Bogotá Las licitaciones y obras más controvertidas en Bogotá Foto: SEMANA

Renovación de la Flota de TransMilenio

Costo: 7,1 billones de pesos

Fecha clave: Para finales de 2019 ya debería estar funcionando. En los próximos días se publicarán los pliegos definitivos de la licitación para la compra de 1.383 vehículos.

Compromiso de la ciudad: 12 años con estos nuevos buses.

En 2019 saldrán de operación 1.162 buses que habían cumplido su ciclo hace 6 años. Entrarán 1.383 nuevos vehículos con tecnología diésel Euro V como mínimo, lo cual reducirá en un buen porcentaje la emisión de material particulado, un contaminante que, según la Organización Mundial de la Salud, produce enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer de pulmón. Pero esto no parece ser suficiente pues la tecnología es de 2008 y no hay un aexigencia clara hacia la transición para los planes de cero diésel.

Por esa razón la Procuraduría General de la Nación le pidió al alcalde Enrique Peñalosa que exigiera un porcentaje mínimo de buses eléctricos o a gas. El ente de control solicitó además dar cumplimiento, entre otras normas, a la Resolución 2254 de 2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que demandó actualizar los estándares de protección de la calidad del aire en el territorio colombiano. A esta voz se suma la de 34 cabildantes de diferentes bancadas que firmaron una carta dirigida a las máximas autoridades nacionales y distritales para modificar las condiciones de la licitación.  

Según cifras de Planeación Nacional, el Sistema de Salud gastó más de 4 billones de pesos atendiendo pacientes con enfermedades respiratorias y en el 2015 hubo 10.527 muertes relacionados con la polución. Aunque la Secretaría de Ambiente asegura que TransMilenio solo aporta el 13 por ciento de las contaminación a la ciudad, los más de 2 millones de usuarios están muy expuestos al aire que se respira en los buses y en las estaciones.

Puede leer: Los grandes negocios de 2018

En aras de reducir desde varios frentes la contaminación del aire, la tendencia mundial ha sido transitar hacia la eliminación del diésel. Para 2040 Noruega, Holanda, India, Francia y Reino Unido planean que ningún vehículo sea a diésel. Y hace pocos días Alemania dio la noticia de que cualquiera de sus ciudades puede prohibir el uso del diésel.

En Colombia, Medellín y Cartagena ya dieron el paso a la transición e introdujeron en sus flotas buses a gas natural, que tiene una emisión de material particulado cercano al cero por ciento. Según las cifras de Promigas, tan solo en Medellín hubo un ahorro en combustibles de 44.112 millones de pesos en los últimos seis años y se dejó de emitir 100 toneladas de material particulado.

Ninguna ciudad ha pasado del diésel al bus eléctrico de un día para otro. Sin embargo, han empezado por un porcentaje de las flotas para reducir las emisiones y para muchos este es el momento de Bogotá.

Informe: ¿Por qué le debería interesar el debate de los buses de TransMilenio?

Metro elevado

Costo: 15 billones de pesos.

Fechas Clave: En 2024 debería estar funcionando. Este año se llevan a cabo los estudios y diseños para iniciar la ejecución de las obras en 2019.

Compromiso: Vigencias futuras de la ciudad por los próximos 30 años. Y será una línea que se espera le dure por varias décadas a la ciudad.

El Metro es un medio de transporte con el que la capital sueña desde hace 60 años. Tras la aprobación del dinero por el Concejo de Bogotá y el Gobierno Nacional parece que ahora sí será una realidad. El proyecto de la Primera Línea del Metro se encuentra en la fase de identificación de las empresas con interés en participar. En julio se abrirá el proceso de selección del contratista único para el desarrollo del Metro, una vez se tenga aprobado el crédito del BID.

Desde marzo de 2018 inició la gestión predial, para luego dar inicio al plan de reasentamiento. En este momento, se está desarrollando la encuesta del censo a la población residente y usuaria de los inmuebles requeridos para el proyecto.

Como era de esperarse, esta obra no está exenta de críticas. La Alcaldía defiende que el metro elevado es la mejor opción porque ofrece la mejor tarifa para el usuario y se podría construir en menos tiempo que el subterráneo. Sin embargo, esta propuesta ha recibido fuertes críticas, primero porque el metro subterráneo tendría una mayor capacidad, de por lo menos 20.000 pasajeros más, y porque los estudios que propuso Gustavo Petro estaban más adelantados.

Puede leer: El metro de Bogotá ¿ahora sí?

TransMilenio por la Carrera Séptima

Costo: 2,4 billones.

Fecha clave: En octubre de este año se adjudicaría la licitación de la construcción de la obra.

Compromiso: Transportará alrededor de 24.000 pasajeros por las próximas décadas.

Por tratarse de la vía más emblemática de la ciudad, esta obra es la que más polémica ha tenido. Ha habido 4 prórrogas para los contratos de los diseños sin que aún se conozcan los estudios de la obra.

Esto ha despertado el disgusto de varios concejales. Juan Carlos Florez asegura que es una irresponsabilidad haber aprobado los dineros sin que se tuviera certeza de la viabilidad de la obra. El IDU por su parte ha dicho que por retrasos de 4 meses se inició un proceso de sanción a la interventoría y al contratista.

Los críticos aseguran que la troncal no cabe en partes como la calle 32, que se podrían desvalorizar los inmuebles, que la ciclovía desaparecería y que algunos patrimonios arquitectonicos y culturales se verían afectados. Sin embargo, desde el Distrito han asegurado que nada de esto va a ocurrir. 

Le recomendamos: La batalla por la Séptima

Licitación de Semáforos

Costo: 173.000 millones de pesos.

Fecha clave: La próxima semana se conocerá la decisión de la Alcaldía al respecto del inicio o suspensión de la obra. 

Compromiso: Una vida útil de semáforos inteligentes hasta 2034.

Tras diez años de intentos fallidos, se adjudicó en 2017 el contrato para  la renovación de redes de semáforos de Bogotá. La idea era instalar un sistema inteligente que permitiera controlar el tráfico de la ciudad en tiempo real, aumentar la velocidad y la seguridad vial, además de garantizar una tecnología apropiada para las personas en condición de discapacidad.

El consorcio que ganó la licitación, Movilidad Futura 2050, fue denunciado por falsedad en documento público. Al parecer la empresa habría presentado estados financieros adulterados para cumplir las exigencias de la licitación para quedarse con el contrato. Hasta que la Secretaría de Movilidad no tenga una información clara por parte de la empresa, no se firmaría el acta de inicio, con el fin de evitarle daños patrimoniales al Distrito.

Este lunes la Procuraduría General de la Nación le solició al Secretaría de Movilidad que suspendiera la licitación por los riesgos en los que se encontraban los recursos del Distrito.  

Le recomendamos: Si Bogotá no recicla, el nuevo sistema de aseo no funcionará

Licitación del nuevo Sistema de Aseo

Costo: 4,8 billones de pesos

Fecha clave: El 12 de agosto deben estar listos todos los camiones nuevos y amigables con el medioambiente. El 12 de octubre comienza la instalación de todo el sistema de contenedores.

Compromiso: Prestación del servicio de aseo de la ciudad por los próximos 8 años.

Aunque la marea ya bajó, la directora de la Unidad Administrativa de Servicios Públicos, Beatriz Elena Cárdenas, es investigada por la Procuraduría General por la crisis de basuras que atravesó la capital a finales de enero y principios de febrero que duró más de 20 días.  

Como el servicio de aseo quedó en manos de privados, 3.200 empleados de Aguas Bogotá, la empresa del Acueducto que se encargaba de recoger el 52 % de los residuos de Bogotá, quedaron en el aire. Aunque el alcalde Enrique Peñalosa dijo que ya muchos fueron contratados por los operadores privados, todavía hay quienes siguen sin empleo. Según la Procuraduría no se tomaron las medidas necesarias para prevenir la crisis y además se dejó por fuera la recolección de residuos mixtos.

Está disponible: ¿Qué hay detrás de la crisis de las basuras en Bogotá?

EDICIÓN 0

PORTADA

¡Rebeldes con canas!

La estricta cuarentena para los mayores de 70 años tiene la rebelión de las canas al rojo vivo. ¿Había otra opción?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1987

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall