Tendencias

Home

Cali

Artículo

Emcali
El contrato en cuestión se firmó en julio de este año por más de 215.000 millones de pesos. - Foto: DANIEL JARAMILLO

nación

“El contrato se tiene que ejecutar”: representante de firma que pretendía comprar televisores a $43 millones en Emcali rompe el silencio

Juan Camilo Ossa, representante legal de Unión Temporal AMI 2022, dijo que el polémico contrato se va a efectuar.

En diálogo con SEMANA, Juan Camilo Ossa, representante legal de Unión Temporal AMI 2022, habló por primera vez del contrato pactado con Empresas Municipales de Cali (Emcali); el cual se firmó en julio de este año por más de 215.000 millones de pesos.

Las irregularidades aparecen en la compra de dispositivos electrónicos y otros elementos necesarios para los centros de control que contempla el proyecto. Por ejemplo, el contrato, que actualmente está suspendido, pactaba la compra de televisores (cada uno) por cerca de 43 millones de pesos, sillas ergonómicas por más de 17 millones de pesos y sistemas de pantallas por 736 millones de pesos.

Incluso, en una audiencia pública adelantada el viernes –30 de septiembre– en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Cali, el contralor general Carlos Hernán Rodríguez reveló haber constatado sobrecostos superiores al 1.000 % en algunos ítems del escandaloso contrato.

“Lo que se ha podido detectar es que hay unos sobrecostos frente a lo que tiene que ver con diferentes ítems, sobrecostos que, en muchas oportunidades, oscilan entre el 350 % y más del 1.000 %”, explicó el contralor.

Las presuntas desviaciones en torno a los precios pactados en ítems que corresponden al suministro de equipamiento tecnológico y mobiliario (...) estos presuntos sobrecostos contrarían el estudio de mercado que hace parte de las actuaciones precontractuales de Emcali, entidad que recibió cotizaciones que muestran un desproporcionado pacto de precios.

Al respecto, Juan Camilo Ossa, dijo que el contrato cumple con todos los estándares legales y que se va a ejecutar. Además, explicó por qué los exuberantes precios.

¿Cómo explicarle a la gente los sobrecostos en el contrato?

Primero quiero contar una cosa; este es un proyecto muy ambicioso, el cual pretende suministrar 100 mil medidores para Emcali, instalarlos y operarlos por 7 años. Esos medidores, adicionalmente tienen que ser integrados, tienen que ser llevados a un centro de control a través del cual Emcali y los operarios que van a trabajar en esto, los van a estar monitoreando, van a hacer análisis de los datos y van a poder prestar un servicio mucho más eficiente.

En ese centro de control se va a montar todo un sistema tecnológico, en el cual van a haber operarios 24 horas del día, 7 días de la semana para hacer esta gestión. Y ese tiempo que tiene que operar el centro de gestión es por 7 años más unos adicionales.

Son equipos altamente calificados, con especificaciones técnicas muy altas y que implica a todos para poder garantizarse la operación por ese tiempo; para poder garantizar que los operarios tengan espacios y confort suficiente, que eviten problemas de salud ocupacional porque ahí van a estar sentados ocho horas y requieren equipos con altos estándares, que lamentablemente, la mayoría de ellos no son hechos en Colombia y tienen que ser importados.

¿Qué tiene uno de los televisores que aparece en el contrato que no tenga uno que esté a la venta en el mercado colombiano?

El contrato es integral; es un contrato que una de las partes específicas es la que hemos visto todos y que conocen, que es el formulario de precios, el cual tiene muchos ítems, cada uno señalado y hacen relación a una descripción somera del producto.

Para el caso de los televisores dice que es de 55 pulgadas, pero al momento de yo hacer la cotización, tengo que remitirme al formulario de precios que es el que lleno. No lo puedo modificar porque a mí me entrega la entidad pública un formulario que dice una descripción.

Donde dice televisor de 55 pulgadas, tengo que irme a los pliegos de condiciones, a las descripciones técnicas y a todo lo que me pide. No solamente se habla de televisores, en realidad se tiene que suministrar todo un sistema de audio y video, dentro de los cuales efectivamente hay un televisor de 55 pulgadas.

En el momento en que empieza todo este escándalo decimos: “señores de Emcali, nosotros conocemos lo que está pasando con los medios de comunicación y queremos dar claridad que es lo que estamos suministrando”. Le enviamos una carta en la cual explicamos los diferentes ítems, cuál es el costo de cada uno de esos ítems para llegar a un costo final de 42 millones de pesos.

Hay que aclarar también que el proyecto en general vale 215 mil millones de pesos con el IVA incluido de 35 mil millones de pesos y adicionalmente el costo de las estampillas, que solo para este proyecto se suman los impuestos municipales que le llegan a Cali y que los refiere directamente Emcali, por cada uno de los pagos que realiza suman 18 mil millones de pesos, que son los valores a reconocer dentro del costo.

¿Por qué no se explica de entrada en el grueso del contrato lo que está diciendo para evitar confusión?

Tenemos que dejar un tema muy claro y es que es un proceso contractual en el cual hay una entidad contratante que tiene que llevar unos procesos que están relacionados con procesos que se llevan adelante.

Dentro del proceso que se lleva adelante, la entidad solicita en esos precios esos equipos con esas descripciones; yo como contratista y como empresa que voy a prestar el servicio no tengo potestad para modificar ninguno de los elementos y lo único que tengo que hacer aparte de observaciones globales del proyecto y que se hace dentro de las rondas de preguntas, es aclarar cuáles son las especificaciones de cada uno de los equipos y eso es lo que se hizo durante el proceso.

Durante el proceso hubo más de 299 preguntas relativas a muchos temas, entre otros, al centro de gestión de la medida. Entonces por parte de nosotros no podemos modificarlo, nosotros tenemos que limitar a cumplir los requisitos legales que me pide la entidad contratante, en este caso, Emcali y cumplir con las características técnicas que me piden que hace que tenga toda esa descripción.

Yo que digo, pudo haber algún error desde quien formuló el proyecto, pero más un tema de formulación al decir que es un televisor y no que es un sistema de audio y video.

En el caso de los televisores, usted menciona que se trata de un sistema de audio y video, pero ¿cómo se explica el tema de las sillas que aparecen en 17 millones de pesos?

Dentro de las especificaciones técnicas, insisto, son especificaciones que escribe el contratante Emcali, tienen las diferentes exigencias de ergonomía y garantías. Voy a hacer hincapié en términos de garantías, estas son unas sillas que me exigen que tengan un certificado de garantía de uso de 24 horas del día, 7 días a la semana; con una garantía certificada por el fabricante de mínimo 5 años. Esas sillas con esa garantía certificadas por el fabricante no se producen en Colombia.

Al momento entonces de poderse cotizar las sillas que me entregan en el exterior que yo tengo que nacionalizar y que tiene que cumplir con todos los temas de seguridad y salud en el trabajo y todos los requerimientos técnicos que me pide la entidad; entonces son sillas especiales que no se consiguen en el mercado local y nos exigen dar esos costos.

¿De dónde vendrían esas sillas?

Son de una marca que se llama Iron Horse; dicen que son producidas en Inglaterra y tienen un costo que con los 17 millones de pesos que nosotros cotizamos en la actualidad no se lograr suplir.

¿De parte de Emcali se refutaron estos precios?

Nosotros hicimos todo un proceso contractual, cobijados con las normas contractuales y con las características técnicas que Emcali estaba solicitando, y cuando solicitan esas normas técnicas, ellos tuvieron que hacer un estudio de mercado previo y vieron que los costos del Centro de Gestión de la Medida estaban cobijados dentro de los estudios que ellos realizaron. Entonces al nosotros al presentar la propuesta habiendo cumplido los requisitos técnicos y legales para poder revisar el sobre económico y cumpliendo con los presupuestos del proyecto, pues Emcali no nos ha hecho ninguna revisión.

Pero también tengo que aclarar algo y es que como el proyecto no se había iniciado; durante la ejecución del proyecto se tiene que hablar con interventoría para mostrar que es lo que efectivamente se lleva a entregar y que interventoría verifique que lo que yo me comprometí a entregar si cumpliera con esas características técnicas mínimas y me lo pudieran recibir, de lo contrario, sino entrego una cosa que cumpla con los requisitos que me presentaron durante el proceso licitatorio, no me los van a recibir y tendría las sanciones correspondientes dentro del proyecto.

¿Cómo llega Unión Temporal AMI a este contrato con Emcali?

Durante los diez años de vida de la empresa se ha dedicado a suministrar sistemas de medición inteligente. Nosotros somos pioneros en el país en este sistema, tenemos una solución propia desarrollada en Colombia con ingenieros colombianos que han traído, o sea, customizado en el exterior para configurar los requisitos colombianos y pudiera ser servir de manera eficiente a las necesidades de nosotros los colombianos. Entonces como empresa estamos todo el tiempo pendientes que edificaciones de los equipos de medida de energía eléctrica del país van hacia medición inteligente.

Estamos todo el tiempo revisando qué proyectos salen y nos presentamos. Nosotros tenemos toda la solución, la tecnología, la capacidad técnica y financiera para poder ejecutar este tipo de proyectos. Esta es la primera vez que contrataban con Emcali; con la Alcaldía de Cali ya habían llegado a contratar en el pasado.

¿La Unión Temporal AMI, que son varias empresas, surgió para este contrato en específico o ya lo habían hecho para otros proyectos?

Con Unión AMI es la primera vez que se hace, nosotros cuando hacemos centrales es enfocado a proyectos específicos. Lo que si debo comentar es que AMS y Unión Eléctrica tienen una relación especial porque AMS nace de Unión Eléctrica; hemos trabajado en muchos proyectos y en muchos temas juntos. Ellos entran específicamente por una experiencia clara que tienen en electrificación inteligente; nosotros necesitamos instalar 100.000 medidores, entonces vemos la necesidad de conseguir una empresa que tuviera conocimiento activo y que conociera la idiosincrasia de ese mercado.

¿Antes de adjudicar este contrato con Emcali, tenían alguna relación con el gerente Juan Diego Flórez?

Nunca, es más, con posterioridad al inicio del proyecto tampoco lo conocí. Yo nunca he tenido relación con alguien de Emcali.

La Contraloría en una de sus intervenciones cuando vino a Cali, mencionó que habían sobrecostos por 350 % y hasta en 1000 %, ¿qué responder a eso?

En este momento no conozco el informe. Los medidores inteligentes emiten datos permanentemente, es un centro de control que me permite saber en qué zona se fue la energía y qué transformador se me está perdiendo la energía. Es un proyecto que le va a generar demasiados beneficios a la comunidad; Porque va a tener información real y permanente de los consumos, se va a poder tener mucha más claridad de lo que se está consumiendo, en qué horas, y si se tiene un pico en una factura, se podrá explicar mucho más claro.

También es un sistema de medición prepago en el cual puede pagar su energía de acuerdo a sus ingresos diarios y saber qué energía puede consumir. Entonces esta es una solución que beneficia a toda la comunidad, cumple con los estándares de calidad nacional e internacional.

En cuanto a los ítems, los video wall superan los 700 millones de pesos, ¿cómo se explica esto?

Es una pantalla gigante en la cual se van a transmitir todos estos datos; es todo el sistema de video que se encarga de poner esa pantalla, dividirla y permitir hacer una gestión más eficiente. Se tiene que traer del exterior y se tiene que nacionalizar, acondicionar al espacio donde se debe instalar, además de configurar y se tiene que mantener un stock mínimo de repuestos para poder garantizar la operación 24 horas del día, 7 días de la semana para poder tomar acciones eficientes para la prestación del servicio.

¿Tiene alguna relación con el exgobernador Juan Carlos Abadía y con Mauricio Ospina, el hermano del alcalde de Cali?

No, yo no tengo ningún tipo de relación con ellos,

¿Le han llegado a usted a pedir en algún momento coimas para para esos contratos?

Quiero dejar claro que AMS que es quien libera el proyecto por ser el líder del sistema inteligente nunca ha trabajado, quería dejar esa claridad, nosotros no estamos participando, sino en este proyecto y pues la primera vez que trabajaríamos allá.

¿Hay algún otro proyecto en el que estén licitando o este es el único?

Como AMS producimos, instalamos, suministramos y generamos en Colombia; entonces no hay ninguna que tengamos, pues estamos revisando para presentarnos, y hay posibilidad de que este contrato que en este momento está suspendido, se reactive.

¿Cuáles son esas posibilidades teniendo en cuenta las investigaciones que están adelantando las autoridades?

Nosotros presentamos una licitación que cumplió con todos los requisitos legales, nos presentamos dentro de los tiempos y pues sabemos que el proceso no tiene ningún inconveniente ni ningún juicio. Consideramos que se tiene que ejecutar por el bienestar de Cali porque va a servir para la comunidad, pero también creo que se debe hacer. Hay una reglamentación que ya exige hacerlo, entonces, pues en el momento que alguna entidad del Estado, alguna institución considere que no se cumplió con los requisitos legales tendríamos motivos para ser revisados y poder revisar.

Noticias relacionadas