Tendencias
Dos presuntos delincuentes fueron neutralizados por uniformados de la Policía tras ser sorprendidos en flagrancia.
Dos presuntos delincuentes fueron neutralizados por uniformados de la Policía tras ser sorprendidos en flagrancia. - Foto: policía

nación

Policía dio de baja a presuntos delincuentes en cercanías al estadio Jaime Morón

Tras una balacera fueron dados de baja, según la Policía, presuntos delincuentes que acababan de cometer un hurto.

En la ciudad de Cartagena, la Policía Metropolitana dio de baja a dos hombres a quienes señalaron como presuntos delincuentes que ocasionaron una balacera luego de haber cometido un hurto a un ciudadano cerca al estadio Jaime Morón en la avenida Pedro de Heredia.

De acuerdo con el coronel Wilson Parada, comandante encargado de la Policía, los dos hombres habrían emprendido la huida tras el robo y mientras conducían una motocicleta dispararon en contra de los uniformados que atendieron el caso por vigilancia al cuadrante.

“Cerca a las 9:40 p. m. se presenta un procedimiento policial en momentos en los que un ciudadano se encontraba circulando por esta calle, dos sujetos en una motocicleta esgrimiendo un arma de fuego empiezan a hurtarle sus pertenencias, ya tenían hurtado un celular. En ese momento, nuestras patrullas del cuadrante en esos patrullajes que realizan se encuentran con estos sujetos en flagrancia, cometiendo este hurto a este ciudadano”, indicó el comandante encargado de la Policía.

En ese momento, según el coronel, cuando los dos hombres se percatan de la presencia de los uniformados en la zona, emprenden la huida del sitio de los hechos, llevándose consigo lo que habían robado a su víctima.

“Cuando sienten la persecución policial estos sujetos esgrimen un arma y hacen disparos contra la patrulla policial, en el intercambio de los disparos fueron reducidos los dos delincuentes, allí queda el arma de fuego, los dos sujetos reducidos, la motocicleta en la cual se movilizaban y la persona víctima de los hechos resulta ilesa”, explicó el comandante (e).

El hombre que estaba siendo víctima de hurto por los dos presuntos delincuentes recibió sus pertenencias de parte de los uniformados de la Policía y posteriormente el personal del CTI de la Fiscalía realizó el levantamiento de los cuerpos de los presuntos delincuentes.

En Barranquilla también se registró un caso similar con una persecución que terminó dejando como saldo un hombre muerto.

Según indicó la Policía Metropolitana de Barranquilla, “un presunto delincuente perdió la vida en medio de una persecución con unidades del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria Por Cuadrantes”, en el barrio El Bosque, a manos de un oficial de la institución.

De acuerdo con el relato oficial de las autoridades, “los hechos se presentaron en el barrio El Bosque, donde en medio de las diferentes actividades de registro a personas y solicitud de antecedentes, dos personas fueron capturadas por ataque a servidor público y otra persona que resultó herida en medio de la reacción policial, fue trasladada a centro asistencial donde fallece”, reveló la Policía en un comunicado aclaratorio.

A lo declarado por la Policía Metropolitana de Barranquilla se sumó en el informe que los hechos se habrían originado por una llamada anónima al centro automático de despacho que alertaba sobre un hombre armado en el sector y que los uniformados acudieron al sitio.

“Al llegar al lugar y observar a las personas con las características, este de inmediato emprende la huida metiéndose en una de las viviendas del sector. Sin perderle de vista, los policiales ingresan a la vivienda donde observan al presunto delincuente apuntándoles con un arma”, señalaron desde la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Fue en ese momento, según el reporte, que el oficial de la institución decidió accionar su arma de dotación para preservar su vida.

“En aras de preservar su integridad, los policiales hacen uso de su arma de dotación y lesionan al antisocial”, indica el escrito conocido por SEMANA.

Sin embargo, familiares de la víctima relataron a un medio local que el hombre habría sido asesinado por la espalda con un disparó contundente en la nuca, en el cuarto de su madre, y frente a sus hijos de nueve, diez y seis años y el menor de tres años.