En México han asesinado desde el año 2000 a 150 periodistas (foto de referencia)
Justo después de las 11 am del viernes, los oficiales de policía de Riverside fueron llamados a una casa por informes de disturbios entre un hombre y una adolescente. - Foto: Getty Images / Ashley Cooper

mundo

Caso de ‘Catfish’ en California, Estados Unidos, deja una familia sin vida

Edwards estacionó su automóvil en el camino de entrada de un vecino, caminó hasta la casa de la niña y asesinó a su madre y abuelos antes de irse con la adolescente.

Las autoridades finalmente anunciaron información adicional sobre lo que creen que condujo a un triple asesinato en Riverside, California.

La hija adolescente de una de las víctimas que se encontró después de un incendio en una casa, fue secuestrada por un hombre de Virginia, que la había estado cortejeando en línea, según un comunicado de prensa.

Justo después de las 11 am del viernes, los oficiales de policía de Riverside fueron llamados a una casa por informes de disturbios entre un hombre y una adolescente.

Los oficiales dijeron que la adolescente “parecía angustiada” mientras subía a un Kia Soul rojo con un hombre que luego fue identificado como Austin Lee Edwards, de 28 años, exempleado de la Oficina del Sheriff del Condado de Washington y la Policía Estatal de Virginia.

Los ladrones se movilizaban en motocicleta.
Edwards le disparó a los agentes antes de que respondieran, matándolo. La adolescente resultó ilesa y fue puesta bajo custodia. - Foto: Getty Images/EyeEm

Mientras los oficiales respondían al control de bienestar, se recibió una llamada sobre un incendio en una casa cercana. Las autoridades supieron más tarde que la casa en llamas era la casa de la niña.

El Departamento de Bomberos de Riverside inició un ataque de fuego e ingresó, al entrar encontraron tres víctimas adultas tiradas en el suelo en la entrada principal. Sus cuerpos fueron sacados al exterior, donde se determinó que eran víctimas de homicidio.

Las víctimas fueron identificadas como la madre de la niña, Brooke Winek, de 38 años, y sus abuelos, Mark Winek, de 69 años, y Sharie Winek, de 65 años. La causa exacta y la forma de sus muertes aún están bajo investigación.

Además, la causa del incendio de la casa también está bajo investigación, aunque las autoridades creen que parece haber sido provocado intencionalmente.

Varias horas después, se descubrió a Edwards conduciendo con la adolescente por el condado de San Bernardino en el área no incorporada de Kelso, donde los agentes lo localizaron.

Cuando se enfrentó, Edwards le disparó a los agentes antes de que respondieran, matándolo. La adolescente resultó ilesa y fue puesta bajo custodia protectora.

Las autoridades aseguraron que Edwards conoció a la niña en línea y que fue un caso de ‘Catfish’, es decir, ‘engaño en línea’, ya que el asesino estaba fingiendo ser alguien que no era. En contexto, el ‘Catfishing’ es el acto de crear una identidad falsa para atraer a las personas en las relaciones en línea.

El hombre, después de desarrollar una relación con ella y obtener su información personal, viajó de Virginia a Riverside para verla. Edwards estacionó su automóvil en el camino de entrada de un vecino, caminó hasta la casa de la niña y asesinó a su madre y abuelos antes de irse con la adolescente, afirmó la policía.

“Nuestros corazones están con la familia Winek y sus seres queridos durante este momento de tremendo dolor, ya que es una tragedia para todos los habitantes de Riverside”, dijo el jefe de policía de Riverside, Larry González, en un comunicado.

“Este es otro horrible recordatorio de los depredadores que existen en línea que se aprovechan de nuestros niños. Si ya ha tenido una conversación con sus hijos sobre cómo estar seguros en línea y en las redes sociales, hágalo de nuevo. Si no, comience ahora. para protegerlos mejor”.

Acusan a hombre por subir a internet más de tres docenas de archivos de abuso sexual infantil, en Florida

En otros hechos, un hombre de Pembroke Pines, en Florida, Estados Unidos, enfrenta múltiples cargos después de que la Policía lo acusó de subir más de tres docenas de archivos de abuso sexual infantil a una cuenta de Google Drive.

Según un informe de arresto, la Policía recibió un aviso sobre Patrick James Gallagher, de 22 años, a finales de mayo, cuando Google notificó a ‘Broward County Internet Crimes Against Children Task Force’ (Delitos contra Niños en Internet del condado de Broward) que uno de sus usuarios “cargó archivos que potencialmente contenían material de explotación infantil para su cuenta de Google Drive”.

Por fortuna, Google proporcionó a la Policía el nombre y la dirección de correo electrónico de Gallagher. Por su parte, el detective de la Policía de Pembroke Pines, John Sammarco, escribió que revisó los 37 archivos proporcionados por la empresa y determinó que se trataba de material de abuso sexual infantil.

“La mayoría de ellos eran archivos de video de jóvenes a los que se les realizaban varios actos sexuales”, escribió Sammarco. Durante los meses siguientes, la Policía pudo obtener citaciones y órdenes de allanamiento.

El pasado mes de octubre, los oficiales detuvieron a Gallagher luego de una parada de tráfico en 193rd Avenue y Sheridan Street.

“En este momento, no tenemos evidencia que sugiera que Gallagher haya interactuado físicamente con algún menor durante la comisión de estos delitos”, dijo la portavoz de PPPD, Amanda Conwell.

Hasta el momento, Gallagher enfrenta 10 cargos de actuación sexual por parte de un niño y un cargo de pornografía informática, afirmó la policía.