Tendencias
El perro salió del estadio estrenando un juguete. Foto de referencia. - Foto: Pixabay

estados unidos

Estados Unidos: así fue como un perro atrapó el último jonrón de Francisco Lindor

La pelota terminó en la boca de un golden retriever llamado Renegade que llevaba un pañuelo de los Mets.

El jonrón de Francisco Lindor en la primera entrada del martes por la noche ‘se fue para los perros’. Bueno, un perro, al menos.

El 26.º jonrón del año del shortstop estrella fue enviado a la segunda cubierta en el jardín derecho, convirtiéndose en carreras consecutivas después del tiro de Brandon Nimmo, para una ventaja de 2-0 sobre los Nacionales.

Sin embargo, la pelota terminó en la boca de un golden retriever llamado Renegade que llevaba un pañuelo de los Mets. No es que él o su hermano Doak, sentado a su lado, estuvieran tratando de atraparla. De hecho, todo lo contrario.

Lindor pega el jonrón. Lo veo venir y supongo que mi instinto de padre se hizo cargo”, dijo el dueño de Doak, Chris Howland, a MLB.com. “Iba literalmente directo a los perros. No necesito que reciban una pelota de béisbol a 110 millas por hora en el estómago. Así que alcanzó a mi novia, me golpeó en el dedo, golpeó en el asiento y aterrizó en el suelo. Nos peleamos por ella. La cogí y se la di al perro”.

Mientras que el último jonrón de Aaron Judge podría valer millones, el tiro solitario de Lindor fue un buen juguete para Renegade y Doak, y una gran historia para sus dueños.

“En el momento pensé: ‘Esto es mucho más divertido si le doy (la pelota) a él’”, dijo Howland. “Así que se lo di y le pareció bien, ¿verdad? Se aferraba a ella, la masticaba. Para empezar, ambos están obsesionados con las pelotas, así que uno de ellos iba a cogerla”.

Hombre cruzó la frontera entre Estados Unidos y Canadá con tres pitones ocultas en su pantalón

Un nuevo caso de tráfico de especies se produjo en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, donde un hombre logró ingresar a territorio estadounidense con tres pitones birmanas ocultas en su pantalón. El responsable de este hecho viajaba en un autobús con los exóticos ejemplares.

El detenido, quien tiene 36 años de edad y es originario de Queens, Nueva York, logró su objetivo de ingresar a Estados Unidos desde Canadá en el puerto de entrada de Champlain, informaron las autoridades federales. Ahora enfrenta cargos por introducir las serpientes al país.

Las autoridades no se explican el alto nivel de irresponsabilidad del hombre, quien puso en riesgo su propia vida y la de los demás pasajeros del autobús, ya que en cualquier momento las serpientes hubiesen podido tomar un comportamiento agresivo y atacar la humanidad del detenido o de algún ocupante del vehículo.

Según la justicia federal, de hallar culpable al hombre, puede corresponderle una pena de 20 años de prisión, así como una multa de 250 mil dólares, explicó la fiscalía.

A pesar de la gravedad del delito cometido, el hombre fue dejado en libertad mientras llega el momento del juicio ante el juez federal de distrito Lawrence E. Kahn.

Esta especie de serpiente es originaria de Asia y puede medir hasta 16 pies de largo, aunque no se sabe el tamaño que tenían los ejemplares que el procesado portaba en su pantalón, si es de conocimiento público que esta es considerada en Estados Unidos como una especie invasora.

La pitón birmana fue introducida a Estados Unidos, en especial al estado de Florida en la década de los 70; esta especie es responsable de golpear el ecosistema, ya que este animal se alimenta de especies autóctonas de la zona.