La mujer había sufrido años atrás la pérdida de su primer novio, quien padecía cáncer.
La mujer había sufrido años atrás la pérdida de su primer novio, quien padecía cáncer. - Foto: Facebook / @neenapacholketv

estados unidos

Salud mental: presentadora estadounidense se habría quitado la vida a pocas semanas de contraer matrimonio

La mujer fue encontrada por las autoridades al interior de su vivienda, luego de que algunas personas cercanas alertaron a las autoridades, refiriendo que en días pasados ella había presentado ideación suicida.

Sorpresa, tristeza y preocupación se apoderan de la comunidad de Wisconsin, luego de que el pasado fin de semana se confirmara la triste noticia de la muerte de una periodista local, de 27 años, identificada como Neena Pacholke, quien en medio del padecimiento de un episodio depresivo, habría decidido poner fin a su vida.

El caso de la presentadora, anteriormente reconocida en su comunidad como una estrella del baloncesto universitario, prendió las alarmas de las autoridades, luego de que un grupo de amigos de la joven acudieran a uniformados de la Policía local para intentar averiguar el estado de salud de la mujer, luego de que en días pasados ella hiciera evidente el padecimiento de un episodio de depresión y manifestara públicamente su deseo de poner fin a su vida; incluso, pese a que se encontraba a pocas semanas de que se efectuara su boda, pues meses atrás había adquirido compromiso con su novio, un joven identificado como Kyle Haase.

Tras la alerta elevada por los amigos de la joven, autoridades policiales acudieron hasta el domicilio de la periodista, quien trabajaba para un canal local de Wisconsin, y tras no recibir respuesta al llamado a la puerta, decidieron ingresar a la vivienda, encontrándose con el cuerpo sin vida de Neena Pacholke.

Según refieren medios internacionales, el hallazgo de la mujer tuvo lugar el pasado sábado, cerca del mediodía, al interior de una vivienda ubicada en el sector de Wausau.

Las primeras investigaciones desarrolladas por los cuerpos de emergencia permitieron determinar que la mujer había estado batallando desde hace algún tiempo con un cuadro depresivo que había afectado su salud mental.

Tras la confirmación de la muerte de la presentadora, una serie de mensajes de amigos y seguidores se expresaron a través de las redes sociales, despidiéndose de la mujer y lamentando su deceso.

Medios internacionales también añaden que la mujer se había caracterizado por imprimir alegría a sus televidentes y por transmitir positivismo; no obstante, al parecer, dicha alegría escondía padecimientos personales que terminaron por llevarla a una decisión equivocada.

A través de la plataforma GoFundMe, amigos y conocidos de la mujer adelantan una colecta con el fin de financiar las honras fúnebres de la presentadora, pues al parecer sus familiares no cuentan con tales dineros.

Dentro de los episodios que había enfrentado la mujer, según detallan medios internacionales como el Daily Mail tras consultar a personas allegadas a la joven, se señala que ella había sufrido una importante pérdida amorosa algunos años atrás cuando falleció su primer novio, un joven de 18 años, quien sufría cáncer. Pese a que la mujer manifestaba haber superado el tema, sus allegados admiten que era un duelo muy difícil de llevar por parte de la mujer, quien frecuentemente lo recordaba y lloraba.

Al momento de su muerte, el joven con quien estaba próxima a casarse, y con quien ya convivía, no se encontraba en la vivienda, razón por la que no pudo prevenir que la mujer se hiciera daño.

Ojo a la salud mental

De acuerdo con datos de la OMS, se calcula que anualmente en el mundo cerca de 800.000 personas se quitan la vida o intentan hacerlo, un reporte que muestra que, en su gran mayoría, estos casos se ubican en el grupo etario comprendido entre los 15 y 35 años.

Sobre la existencia de señales o factores de alerta que pueden encender las alarmas de las personas cercanas de los individuos con ideación suicida, expertos como la doctora Luisa Zúñiga, psicóloga del servicio de Bienestar de la Universidad Agraria, advierte que existe un largo listado de síntomas a los que los grupos de apoyo deberían estar atentos para poder prevenir o apoyar casos de suicidio.

Entre ese listado de factores refiere que se debe poner la lupa en casos donde existan antecedentes de autolesiones, así como en personas que en su conducta manifiestan verbalmente o por escrito sus deseos de muerte o desesperanza.

En ese mismo sentido, el aislamiento social y los cambios de comportamiento bruscos también pueden referir un factor de alarma, sumado a acciones como el desprendimiento repentino de objetos valiosos o preciados, y el interés repentino y creciente por la tenencia de armas o el acceso a medicamentos.

En la misma senda, otros expertos, como la psicóloga María Jesús Rosa Sánchez, también refiere otras actitudes que pueden representar una luz de alarma en el comportamiento de personas, sobre todo jóvenes, referidas a alteraciones en el sueño y la alimentación, períodos muy prolongados de tristeza e irritabilidad.

En ese sentido, las expertas también coinciden con que otro de los factores de alarma puede referirse a escenarios donde pacientes que deben consumir medicinas, ya sea por enfermedades o psicopatías diagnosticadas, buscan repentinamente suspender sus tratamientos.

Sobre las motivaciones que pueden llevar a esta clase de desenlaces, las expertas refieren que pueden estar relacionadas con un amplio abanico de factores, referidos a casos de pérdidas personales; problemas económicos; fallas en los sistemas de apoyo, conflictos laborales, familiares o de pareja; acoso o ciberacoso; vacíos existenciales; depresión en niveles patológicos; o hechos o situaciones bruscas que generen gran impacto como los casos de abusos sexuales. En ese sentido, estas situaciones también pueden estar derivadas de situaciones de abusos de consumo de sustancias que hagan perder el control de las personas.

Sobre el particular, Zúñiga advierte que muchas veces, sobre todo en casos de menores, e incluso en adultos, “estos signos no son perceptibles, pues los niños no expresan a sus padres sus emociones y sentimientos”, situación que en adultos también puede estar presente cuando las personas se callan estos mismos, y no buscan el apoyo en sus personas cercanas.

En ese sentido, la doctora Rosa advierte que es importante que se tenga en cuenta que “no se debe minimizar la emoción y el pensamiento que se tenga”, refiriendo que muchas veces se tiende a no dar la importancia requerida a las afectaciones emocionales y mentales, cuestionando actitudes como el “no pasa nada”, o el “te doy un abrazo y pasa”.

Por lo anterior, también añaden la importancia de que los padres o personas de apoyo puedan ser empáticos, y se propenda por fomentar los canales de comunicación, advirtiendo que, en ese sentido, y más aún con situaciones como las evidenciadas en períodos de pospandemia, con el incremento de casos de personas que requieren acompañamiento psicológico, se trabaje ‘en desmitificar la salud mental’.

Muchas veces se estigmatiza que hablar sobre el tema puede provocar que la persona lo haga. Es muy importante saber cómo se siente la persona, y conocer si en algún momento lo ha pensado hacer”, refiere la doctora Rosa sobre la ideación suicida, aclarando que es importante que, ante las evidencias, se pueda recurrir a ayuda profesional, “es mejor prevenir a tener que intervenir cuando ya hay intentos”, precisó, aclarando que esos procesos pasan por etapas que van desde la ideación, pasando por la planeación y finalmente la ejecución.