parking
vender carteles falsos de discapacidad es un acto criminal e impacta la vida diaria de numerosos residentes que viven en la ciudad. - Foto: Getty Images

mundo

Una mujer en Miami Beach es acusada de vender carteles falsos de estacionamiento para discapacitados

Cardona está acusada de vender permisos de estacionamiento para discapacitados, completos y con firmas médicas falsificadas.

Una operación encubierta de la Policía de Miami Beach condujo al arresto de una mujer que vendió carteles de estacionamiento para discapacitados (obtenidos de manera fraudulenta) por 200 dólares cada uno, según la oficina de la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle.

La policía arrestó este jueves a Nicole Cardona, de 26 años, residente del suroeste de Miami-Dade.

Cardona está acusada de vender permisos de estacionamiento para discapacitados, completos con firmas médicas falsificadas, lo que permitía a sus clientes obtener permisos de estacionamiento del Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida.

“La policía de Miami Beach y los funcionarios del Gobierno de Miami Beach se han visto inundados con quejas de residentes sobre algunos conductores que abusan de los carteles de discapacitados para estacionar en vecindarios residenciales permitidos por períodos de tiempo ilimitados”, según afirmó la oficina de Fernández Rundle en un comunicado de prensa.

discapacidad parking
La comunidad se quejó de algunos conductores que abusan de los carteles de discapacitados para estacionar en vecindarios residenciales. - Foto: Getty Images

La investigación comenzó en noviembre de 2021, cuando un detective de la Policía de Miami Beach notó que un conductor salía de un vehículo estacionado en un lugar reservado para personas con carteles de estacionamiento para discapacitados, aseguraron las autoridades.

A pesar de mostrar un permiso, las circunstancias parecían “sospechosas”, dijo la oficina de Fernández Rundle.

De acuerdo con una orden de arresto, el conductor inicialmente le dijo al detective que el permiso pertenecía a su abuela, pero luego dijo que le pagó a un médico para que se lo consiguiera, admitiendo que la placa fue emitida a su nombre.

Cuando se le preguntó cómo lo obtuvo, el hombre, quien le dijo a la Policía que estacionó en el lugar porque llegaba tarde al trabajo en un restaurante cercano, dijo que un compañero de trabajo le dijo que una amiga de él podría conseguirle un cartel, según dice la orden.

Luego, el hombre se comunicó con Cardona y pagó 150 dólares por el cartel. Además, dijo a los investigadores que no sabía el nombre de Cardona, pero que aún tenía su número de teléfono, según Local 10 News.

Más tarde les dijo a los investigadores que Cardona le ordenó que le enviara su licencia de conducir e información biográfica y que se reuniera con ella en un estacionamiento del suroeste de Miami-Dade, donde luego le entregó un formulario en papel, completo con la firma de un médico falsificado.

Luego le dijo que fuera a cualquier ubicación local del DMV y les presentara el formulario para obtener su placa, escribió la Policía.

El informe indica que la Policía preparó dos compras controladas con agentes encubiertos, en las que Cardona les dio instrucciones similares. La policía escribió que dicha mujer les dijo a los detectives encubiertos que le enviaran 200 dólares a través de Cash App y les dio los formularios prellenados.

La policía entrevistó a los dos médicos cuyos nombres figuraban en las solicitudes. Ambos dijeron a los investigadores que los formularios no estaban escritos a mano y que solo aprobarían permisos de estacionamiento para discapacitados en circunstancias limitadas, según la orden de arresto.

“Si bien la especulación con la venta de carteles ilegales de estacionamiento para discapacitados puede parecer un problema menor para muchos que viven más allá de Miami Beach, esta empresa que supuestamente involucró la falsificación de firmas de médicos en documentos oficiales, es un acto criminal e impacta la vida diaria de numerosos residentes que viven en la ciudad”, dijo Fernández Rundle.

Por el momento, Cardona enfrentó cargos por delitos graves de esquema organizado para defraudar, uso delictivo de un registro público o información de registros públicos y falsificación, además de un cargo de delito menor por hacer declaraciones oficiales falsas.

Las autoridades no especificaron cuántos carteles está acusada de vender o si se realizarían arrestos adicionales.