Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2007 12:00:00 AM

Eduardo Mestre

Dirigente político liberal y amigo de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela. Fue el primero de los salpicados por el escándalo en ir a prisión.

Eduardo Mestre Eduardo Mestre
En octubre de 1997 salió de la cárcel gracias a un tecnicismo jurídico, pero volvió a prisión hasta el año 2000, cuando cumplió tres cuartas partes de su pena e ingresó a estudiar historia en la Universidad Javeriana. Fue acusado de ser el enlace entre la campaña de Samper y los narcos y procesado por enriquecimiento ilícito. Su defensa, al igual que la de la mayoría de los implicados, aseguró que el incremento de su patrimonio se debía a que le vendió obras de arte a personas vinculadas con el cartel, entre ellas un hombre identificado como Ómar Pérez. Según él, las transacciones fueron de tapetes que había comprado en Teherán a su regreso de la embajada en Ginebra. Otra de las pruebas en su contra fue una conversación entre Alberto Giraldo y Miguel Rodríguez Orejuela en la que al parecer se referían a él como “Eduardo” y aseguraban que se reunió con el “número 1”. Durante mucho tiempo se negó a hablar y a acusar a Samper. Por el contrario dijo que las autoridades deberían haber investigado con igual severidad a las campañas anteriores en las cuales, según él ocurrieron hechos similares.

EDICIÓN 1892

PORTADA

Los lunares del gobierno de Santos

La pobre implementación de los acuerdos con las Farc, el auge de los cultivos de coca y la mermelada en las relaciones con el Congreso proyectaron las principales sombras sobre el gobierno que termina.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.