Home

Política

Artículo

Paloma Valencia.
La senadora Paloma Valencia se mostró en contra de la posibilidad de que la primera línea sea gestora de paz. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

entrevista

“El Gobierno está reconociendo que esa primera línea delincuencial sí era del ELN y estaba apoyando a Gustavo Petro”: la fuerte crítica de Paloma Valencia

En entrevista con SEMANA, la senadora del Centro Democrático se mostró en contra de la posibilidad de que personas judicializadas de ese grupo que participaron de las protestas queden libres antes de fin de año.

Recientemente se generó una gran polémica por el anuncio del presidente Gustavo Petro de que personas judicializadas por haber cometido delitos en las protestas del año pasado vayan a quedar en libertad para ser gestores de paz.

En entrevista con SEMANA, la senadora Paloma Valencia se mostró en contra de ese anuncio.

La congresista también habló sobre algunos proyectos que fueron aprobados en las últimas horas en el Congreso y por qué no está de acuerdo con varias de esas iniciativas.

SEMANA: ¿Qué opina del anuncio del presidente Gustavo Petro de liberar a los miembros de la primera línea para que sean gestores de paz antes de fin de año?

PALOMA VALENCIA (P.V.): Es absolutamente inaceptable porque cuando el Congreso iba a hundir ese artículo, el Gobierno desistió de esa iniciativa y ahora están utilizando los gestores de paz, que hacen parte del acuerdo del ELN. Eso significa que el Gobierno está reconociendo que esa primera línea delincuencial sí era del ELN; y lo segundo, quiere decir que el ELN estaba apoyando a Gustavo Petro y que utilizan la violencia para llegar al poder y después el poder para obtener impunidad.

SEMANA: En las últimas horas avanzó el proyecto de ley que regula el cannabis de uso adulto, ¿por qué se opone a esa posibilidad?

P.V.: En Colombia ya está permitido el consumo de cannabis recreacional de uso adulto. Aquí lo que están legalizando es la producción y comercialización. En la producción encuentro muchas dificultades en que digan que cualquier (persona) puede crecer marihuana y venderla, entonces, ¿cuál va a ser la política de salud pública frente a una cosa que puede tener componentes, en la mayoría, que son malsanos para la salud? La mayoría de los países donde hay legalización es muy controlada la producción.

Lo segundo, tampoco entiendo ¿cómo la comercialización se puede permitir sin ningún control, cuando va a ser casi imposible la lucha contra el microtráfico? Eso significa que vamos a desproteger los niños colombianos, que van a tener ahora muchísimo más acceso a la marihuana. Hay que recordar que genera una adicción en el 10 % en los consumidores y que, cuando lo consumen menores de edad, puede generar enfermedades mentales, de psicosis, esquizofrenia, problemas de aprendizaje y bajas del coeficiente intelectual. Yo no puedo creer que cuando ya está permitido el consumo de uso adulto, se vaya a abrir nuevos frentes que ponen en peligro a los niños colombianos.

SEMANA: Usted anunció que romperían el quórum para que no se aprobara el proyecto, ¿qué sucedió finalmente?

P.V.: Nos faltó un voto para poderles romper el quórum, pero no lo logramos.

SEMANA: También avanzó la jurisdicción agraria, un proyecto del Gobierno al que usted también se opuso, ¿por qué no está de acuerdo con esta propuesta?

P.V.: Lo primero es que creo que los campesinos colombianos necesitan procesos rápidos que le permitan tener titulación y poder tener la tierra con todos los requisitos legales, esto no implica que generemos un montón de burocracia adicional porque eso no es lo que necesitan los campesinos. Yo preferiría que se agilizaran procesos en notaría de manera gratuita, subsidiado, con brigadas en las veredas de Colombia y se hicieran las vías terciarias, se les entregara la maquinaria subsidiada, los insumos agropecuarios y sobre todo la transferencia tecnológica que necesitan para dar un salto de productividad. Que no nos digan que crear puestos en Bogotá y en las capitales de Colombia le va a servir a los campesinos.

Y lo segundo es que ni siquiera tienen claridad para sacar adelante el proyecto, entonces usted escucha al doctor Humberto de la Calle que dice que es porque van a acabar todos los procesos administrativos; y por otro lado, la actitud del Gobierno de desjudicializar procesos para pasarlos a procesos administrativos. Creo que ni siquiera tienen claro cómo se constituye la jurisdicción y cuál sería el diseño.

Y, finalmente, crear otra alta Corte en Colombia cuando el país lo que debería tener es una sola alta Corte para poder tener una jurisprudencia unificada que pudiera ser obligatoria y, por lo tanto, de rápida y fácil aplicación en esos temas; entonces vamos a tener otra alta Corte que va a entrar en confrontación con la Corte Suprema de Justicia y con el Consejo de Estado.

SEMANA: A pesar de que se aprobaron esos proyectos, hubo otros que se aplazaron para el próximo año como la reforma al Código Electoral, ¿cree que en medio de todo fue un triunfo para la oposición?

P.V.: Sí, creo que se logró porque hemos sido muy activos en prevenir a la ciudadanía sobre lo que estaba pasando. Creo que entre Cambio Radical y el Centro Democrático logramos contarle a la ciudadanía de la mermelada y las resoluciones que habían recibido. La prensa colombiana, además, ayudó develando el lobby de empresas interesadas en esos cuantiosos recursos. Y el hecho de que con el senador Humberto de la Calle, el senador Jota Pe (Hernández) y Ariel Ávila lográramos desbaratar los quórums de las comisiones y hubiéramos pedido que el proyecto se aplazara a marzo. Creo que el registrador (Alexánder Vega) termina dándonos la razón y acoge lo que yo hice en la ponencia de archivo, que era eliminar todo el tema de identificación que nada debería estar haciendo en este proyecto.

SEMANA: ¿Cree que el Gobierno logró imponerse con la aplanadora en el Congreso en estos primeros meses de legislatura?

P.V.: Están tramitando con su aplanadora todas las leyes que se les ocurran, ninguna que sea realmente útil para los colombianos. Aquí lo que hay es un montón de anuncios con poco contenido hacia adelante con mucha improvisación. Porque cuando usted le pregunta a los ponentes en qué va a terminar esta reforma, nadie sabe para dónde van. Es simplemente decirle a los colombianos que legalizaron la marihuana de uso adulto, que van a solucionarle los problemas a los campesinos, cuando es mentira, porque a lo que van es a crear un poco de puestos de jueces que difícilmente van a solucionar los problemas que están relacionados mucho más por la falta de acceso a esos bienes.

SEMANA: ¿Qué balance hace de la oposición en estos primeros meses de Gobierno?

P.V.: Creo que es un balance muy favorable, primero porque está cambiando la consigna de la oposición petrista, que era apostarle a que a los gobiernos le fuera mal, que era destruir todo aquello que propusieran independientemente de si tenía sentido o no. La oposición se ha mostrado razonable, analítica, crítica, seria y sobre todo comprometida con Colombia. Creo, además, que la oposición ha generando a la opinión pública la certeza de que esos colombianos que no votaron por Gustavo Petro están representados.