vida moderna

Aceite de argán para reducir arrugas naturalmente: estos son sus beneficios

Aquellas personas con problemas en la piel deben consultar con un especialista antes de aplicar nuevos productos en la dermis.


La piel es el órgano externo más grande del cuerpo. Entre sus funciones está el mantener protegido el organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura, según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

La piel contiene secreciones que pueden destruir bacterias y posee melanina, un pigmento químico que sirve como defensa contra los rayos ultravioleta que pueden dañar las células de la piel.

Dichos rayos son uno de los principales factores de la generación de arrugas. A través de baños de sol, cabinas de bronceado y algunos deportes al aire libre, aumenta la posibilidad de desarrollar arrugas a edad temprana. Esto se produce por la luz ultravioleta, la cual descompone las fibras de colágeno y elastina de la piel.

Para aminorar las arrugas existen muchos productos. Entre ellos, el aceite de argán, el cual, según la revista especializada UnComo publicada en el portal Mundodeportivo, tiene las siguientes propiedades:

  • Antiedad: gracias a que posee gran cantidad de antioxidantes, como la vitamina C y E, neutraliza la acción de los radicales libres, los cuales, juegan un papel importante en el envejecimiento de la piel.
  • Hidrata: los ácidos grasos de este producto le permite conservar la estructura de la piel y retener el agua de la misma. Esto ayuda a que la dermis no se seque y se sufra tirantez.
  • Aliado para el acné: reduce la inflamación, atenúa y elimina la las cicatrices que dejan los incómodos granitos.

Para utilizar el aceite de argán, el mismo medio explica que existen diferentes alternativas. Entre ellas están:

Mascarilla antiarrugas

Ingredientes: dos cucharadas de aceite de argán, dos cucharadas de aceite de almendras y una cucharada de glicerina líquida.

Preparación:

1. Calentar al baño María el aceite de argán, el de almendras y la glicerina.

2. Cuando los ingredientes se hayan integrado, retirar del fuego.

3. Esperar a que la mezcla se enfríe.

4. Aplicar por todo el rostro.

5. Dejar actuar durante 20 minutos.

6. Retirar con agua fría.

Mascarilla antiacné

Ingredientes: dos cucharadas de cúrcuma y 10 gotas de aceite de argán.

Preparación:

1. Mezclar en un recipiente la cúrcuma y el aceite de argán.

2. Aplicar la mezcla obtenida sobre el rostro con una brocha.

3. Dejar actuar alrededor de 15 minutos.

4. Pasado el tiempo, retirar con agua fría.

5. Repetir tres veces a la semana para lograr ver los resultados deseados.

Aplicación directa

1. Verter en la yema de los dedos cinco gotas de este aceite.

2. Extenderlo por el rostro haciendo masajes circulares.

3. Empezar desde la barbilla y ascender hasta llegar a los pómulos.

4. Al llegar a la frente, comenzar otra vez el masaje desde el frente de esta hacia afuera.

5. Al terminar, esperar unos minutos hasta que la piel haya absorbido todo el aceite.

6. Aplicar por la noche y retirar a la mañana siguiente con abundante agua tibia.

Mascarilla nutritiva

Ingredientes: 10 gotas de aceite de argán, dos cucharadas de yogur natural sin azúcar y una cucharada de miel.

Preparación:

1. En un recipiente revolver el yogur y la miel hasta obtener una mezcla homogénea.

2. Agregar el aceite de argán y revolver otra vez.

3. Aplicar la mascarilla sobre la piel con ayuda de una brocha.

4. Dejar actuar 20 minutos y retirar con agua tibia.

Antes de aplicar cualquiera de las preparaciones anteriores, se debe lavar el rostro con jabón neutro y agua para que los nutrientes penetren correctamente.