tecnología

¿Adiós al paraíso triple X? OnlyFans no quiere más contenido porno.

El sitio, que ha cambiado la forma de vender y consumir el sexo en línea, busca 1.000 millones de dólares para enfocarse en el prometedor mercado de las experiencias entre las celebridades y sus fans.


Hace poco, un completo informe de The New York Times, daba cuenta del milagro financiero que parecía evidenciar Only Fans: Pasó de 17 millones de usuarios en 2019 a más de 120 millones actualmente. Además, les ha transferido 3.000 millones de dólares en ganancias a sus creadores de contenido, luego de quedarse con el 20 por ciento de lo que ellos le cobran a sus fans.

El reportaje citó que además de transformar el modo en que la gente está disfrutando del sexo en línea, está marcando también un vuelco para los trabajadores sexuales. Antes, muchas prostitutas se veían asediadas por la violencia o eran víctimas de proxenetas. Hoy, gracias a la plataforma, muchas son independientes y han mejorado sus ingresos, de modo que personas que antes estaban expuestas a controles y poderes, hoy poseen una cuenta bancaria a su nombre.

El negocio, que consiste en cobrar desde 5 dólares por tener acceso a contenidos eróticos de todo tipo, ha sido benéfico también para la comunidad trans, que también se ha liberado de la violencia y el estigma, al poder ofrecer sus servicios en un ámbito más privado y seguro. Pero ahora parece que todo eso está a punto de esfumarse, si se hace realidad el proyecto del sitio de recaudar 1.000 millones de dólares que invertirán en darle un giro radical a su actividad.

En otras palabras, la idea es suprimir los contenidos para adultos, que le han dado tanta relevancia, sobre todo con la pandemia, para orientarlo más hacia las celebridades y dirigido hacia todo tipo de público.

Así lo informó Bloomberg, en un artículo que también registró que otro blanco de la empresa serían los atletas, quienes tendrían la oportunidad de conectarse mejor con sus fans. Así lo corroboró Tim Stokely, el fundador y presidente de la web, quien recordó como los deportistas son unos grandes creadores de contenido y su auge va en aumento.

Bloomberg informó además que OnlyFans está creciendo este año a una tasa por encima del 100 %, un resultado que quizá no vislumbró Stolkey cuando lo creo en 2016, para luego venderle la mayoría de las acciones al empresario de Internet Leonid Radvinsky, quien ya tenía experiencia en el mundo del entretenimiento para adultos.

Con el advenimiento de la pandemia, con su confinamiento y aislamiento social obligatorios, su tráfico se disparó a cifras inusitadas. Todo gracias a que estrellas del porno, entrenadores físicos y chefs, encontraron allí la mejor alternativa para ofrecer contenidos pagos exclusivos o clases. Por supuesto, el sexo se tomó la delantera.

mujer sensual
Modelos, actrices, estrellas del cine porno y trabajdores sexuales de todos los géneros han encontrado en OnlyFans una tabla de salvación durante la pandemia. - Foto: Getty Images

Allí también desembarcaron personajes ajenos al cine X, como la rapera Cardi B, la más famosa creadora de contenidos de OnlyFans. En Colombia, Aura Cristina Geithner es quizá la estrella más conocida que ha abierto cuenta allí, pero hay otras con menos renombre que han hecho millonadas con sus atractivos videos o fotos.

El contenido para adultos, al parecer, nunca ha dejado de ser un motivo de satisfacción pero también de preocupación para los dueños del sitio. Para los analistas, ello explica lo poco cuidada que es la página, la cual no tiene motor de búsqueda y usa una tecnología que deja mucho que desear teniendo en cuenta su renombre. Ello tiene una explicación, según The New York Times, y es mantener un bajo perfil, para no despertar mucha inquietud en las autoridades.

Con el nuevo enfoque, OnlyFans dejaría atrás una actividad que no deja de ser blanco del estigma y accedería a un mercado bastante prometedor, como es el de la interacción entre las estrellas de todos los campos con sus fans.

Bloomberg, por ejemplo, señaló en su informe que la gran competencia de OnlyFans en ello es el sitio Cameo, en el cual las celebridades cobran por enviarles mensajes personalizados a sus admiradores. Hace poco, por citar un caso, se conoció que Matthew Perry, inolvidable protagonista de Friends, cobraba hasta hace poco 999 dólares por dedicatorias de 20 segundos a sus seguidores.

Baron App Inc., empresa dueña de Cameo, informó que esta ya alcanzó un valor de 1.000 millones de dólares, luego de recoger 100 millones de dólares durante una ronda de recaudo que incluyó a inversionistas como SoftBank Group Corp. Así mismo, se supo que el sitio reclutó al gran jugador de baloncesto Earvin “Magic” Johnson como miembro de su junta directiva.

OnlyFans, todo parece indicar, quiere su propia tajada de un negocio que, de cierta manera, le debe sus bases fundacionales.