Agua de apio y limón
El agua de apio y limón puede ayudar a bajar de peso. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Agua de apio para regular el colesterol, presión arterial y perder peso: así se prepara

La naturaleza ofrece muchas opciones para mejorar la salud de forma natural y efectiva, entre esas está el agua de apio.

Aunque pocos lo crean, el apio es uno de los alimentos más nutritivos dentro del pabellón de las verduras, con un aspecto verde y altos niveles de vitamina, como lo son la vitamina A, B, C Y K, además de magnesio y potasio, lo cual lo hace un excelente diurético, aumentando la secreción de orina y por si fuera poco, contribuyendo a la alcalinización de la sangre que estimula la eliminación del ácido úrico y otros residuos tóxicos para el cuerpo que tienden a deteriorar la salud.

Su riqueza en fitonutrientes, también le concede poderes antioxidantes y antiinflamatorios que la hacen una verdadera joya a la hora de tratar de mejorar el sistema inmunológico y por supuesto la perdida de peso, teniendo en cuenta su cantidad tan baja de calorías.

Por eso y mucho más, el agua de apio es una maravillosa opción, si lo que se busca es poder regular el colesterol, la presión arterial y por supuesto bajar de peso, mejorando así la salud, puesto que aunque aún existen diversos estereotipos sobre el cuerpo de las personas, la realidad es que mejorar el estilo de vida no solo se trata del aspecto físico, sino también del cuidado de a salud.

En ese sentido, muchas personas deciden comenzar a agregar a su dieta diaria esta agua, preparándola con apio y limón, añadiendo tan solo unas gotas de este cítrico, y consumirlo como remedio para adelgazar, esto debido a que se encuentra compuesto por un 95% de fibra y agua, ayudando a reducir la ansiedad por comer a deshoras teniendo en cuenta su capacidad de saciar sin ingerir cantidades muy grandes de comida.

¿Cómo preparar el agua de apio?

Se puede utilizar un litro de agua y un tallo grande de apio o varios pequeños. Se lava y se corta en vegetal en trozos y se pone a hervir el gua. Cuando llegue a punto de ebullición se adiciona el apio y se deja hervir por cinco minutos. Una vez transcurrido este tiempo, se apaga el fuego y se dejan reposar los tallos en el agua por unos minutos más.

Cuando finalmente el agua alcance temperatura ambiente, se cuela el líquido y ya estará listo para consumir, dependiendo de las necesidades, se puede beber varias veces al día, aumentando así su efectividad.

Otros beneficios

Su consumo diario ayuda a aliviar problemas digestivos, debido a que es rico en fibra, lo que favorece el tránsito intestinal, evitando inconvenientes como el estreñimiento y la hinchazón abdominal. Así mismo, indica Nutrición y Farmacia, este producto reduce la acidez y la secreción gástrica, por lo que contribuye a evitar las úlceras estomacales.

Adicionalmente, información del portal de bienestar y salud Tua Saúde asegura que este vegetal es una buena opción para ayudar a controlar los niveles de colesterol en la sangre, gracias a que contiene saponinas y antioxidantes. Estos componentes ayudarían a disminuir el colesterol LDL, más conocido como “malo”, evitando su acumulación en las arterias y, por consiguiente, el desarrollo de aterosclerosis, la cual puede derivar en problemas cardiovasculares.

Por otro lado, es una planta rica en potasio y posee una acción diurética, así que su consumo diario ayuda a que los vasos sanguíneos se relajen, que haya una mejoría de la circulación sanguínea, lo que redunda en una disminución de la presión arterial, evitando que las personas padezcan de hipertensión, enfermedad silenciosa que puede generar graves inconvenientes de salud relacionados con el corazón.