vida moderna

Agua de avena: así se puede preparar para bajar el azúcar de forma natural

Ayuda a aumentar la sensación de saciedad, mientras participa de forma positiva en el control de la diabetes.


Para nadie es un secreto que el agua de avena es uno de los remedios caseros más efectivos para diferentes padecimientos de la salud, como lo es mejorar la digestión, e incluso es utilizada para tonificar la textura de la piel en general o para mascarillas caseras con diferentes efectos beneficiosos.

El agua de avena es una bebida 100 % natural que permite disfrutar en su totalidad la cantidad de cualidades nutricionales que contiene sin alterar su composición. Es un líquido saciante, rico en fibra y lleno de energía, el cual promueve un peso saludable, un mejor control de la glucosa en la sangre y ayuda también a mejorar algunas complicaciones de la diabetes.

El portal Mejor con Salud afirma que la avena está considerada como uno de los cereales más completos que se pueden incluir en la dieta, por eso es ideal para los desayunos, los almuerzos e incluso las onces entre comidas, especialmente si se consume el agua de avena.

Además, la avena no contiene gluten, por eso se considera como un cereal bien tolerado por la mayoría de las personas con celiaquía. Gracias a su contenido en fibra y fitoquímicos, ayuda en la prevención y control de la enfermedad cardiovascular, la regulación de la presión arterial, el control de peso, la salud gastrointestinal y el control de la diabetes, según el magazine Salud 180.

Se pueden encontrar medidores caseros de glucosa en sangre en tiendas de salud especializada
El agua de avena ayuda a la regulación de la presión arterial, el control de peso, la salud gastrointestinal y el control de la diabetes, - Foto: Getty Images

Así mismo, la avena se asocia con una larga lista de beneficios terapéuticos que se relacionan con su composición nutricional, en la que se destaca por su alto contenido en minerales, fibra vitaminas, aminoácidos esenciales, antioxidantes y proteínas.

Por otro lado, en una publicación de Nutrition Reviews afirman que la avena posee una fibra soluble llamada betaglucano, la cual ayuda a reducir el colesterol en la sangre entre 5 % y 10 %. Igualmente, posee nutrientes muy importantes para el cuerpo, como hierro, magnesio, potasio, zinc, vitaminas B1, B2, B3, B6 y E, fósforo y cobre.

Adicionalmente, consumir avena en general es un gran hábito dietético que se asocia con beneficios para la salud cerebral, inmunológica, digestiva, intestinal y cardiovascular.

Cabe resaltar que el agua de avena se ha convertido en uno de los remedios caseros más destacados de los últimos tiempos. Y es que este alimento es un gran aliado para potenciar la pérdida de peso (muy llamativo para las personas que entrenan diariamente) y su consumo diario también se relaciona con grandes cualidades para regular la hipertensión, los niveles de azúcar en la sangre y el colesterol alto.

¿Cómo beneficia el control de la glucosa?

El agua de avena se asocia con muchos beneficios para la salud, uno de los más importantes es su capacidad para prevenir y controlar la diabetes. La razón principal es que la avena cuenta con carbohidratos de absorción lenta, lo cual ayuda a aumentar la sensación de saciedad, mientras participa de forma positiva en el control de los niveles de azúcar en la sangre.

Por esta razón, es considerada como uno de los mejores alimentos para la dieta de los diabéticos. Aunque esta debe ir acompañada de una rutina de ejercicio diaria y una alimentación equilibrada.

Además, sirve de gran ayuda para promover la hidratación, mientras regula el azúcar en la sangre ya que estos beneficios se asocian con su alto contenido de fibra y bajo índice glucémico.

¿Ayuda al corazón?

La avena es muy saludable para el corazón ya que contiene fibra soluble. Diferentes estudios han comprobado sus beneficios para reducir el colesterol malo en la sangre. Esto se debe gracias a su alto contenido en colesterol bueno llamado HDL, además, contiene omega 6 y el ácido linoléico, por eso este tipo de colesterol tiene beneficios para destapar las arterias y eliminar los lípidos que se acumulan.

Por esta razón, beber agua de avena puede incluso reducir la necesidad de inyecciones de insulina cuando se ingiere en lugar de otros alimentos para el desayuno ricos en carbohidratos. Esta es una gran opción de bebida para proteger la salud cardiovascular que suele deteriorarse con una diabetes mal controlada.

Agua de avena para diabéticos

  • El agua de avena es una buena fuente de energía a largo plazo. Mejora el rendimiento físico y mental a lo largo del día y es un gran aliado para combatir la fatiga crónica (un síntoma bastante recurrente en la diabetes).
  • Los nutrientes que contiene la avena son ideales para incrementar el rendimiento en todos los niveles ya que se caracteriza por su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, que resultan el complemento perfecto para tener energía de calidad a lo largo del día.
  • Tener agua de avena en la casa es un gran remedio de emergencia, pues es un aliado para evitar los picos de glucosa en a sangre lo cual deterioran la salud.
  • El agua de avena es una gran alternativa de bebida para diabéticos, a pesar de ser baja en calorías, sigue aportando grandes niveles de fibra lo cual aumenta la saciedad, por eso ayuda a controlar los antojos por alimentos dulces y combate la ansiedad por comer.
  • Ayuda a regular la digestión y el tránsito intestinal. Promueve la eliminación de todo lo que el organismo no necesita y es de gran poder antiinflamatorio. Es por esto que se considera una bebida de inmenso potencial depurativo, la avena ayuda a eliminar todas las toxinas que produce y almacena nuestro cuerpo.

Recomendación: un vaso de agua de avena por la mañana aporta valiosas proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos, los cuales promueven la depuración del organismo. Sus propiedades diuréticas son de gran ayuda para combatir la retención de líquidos que en muchos casos se asocia con el sobrepeso.

¿Cómo preparar agua de avena para regular la glucosa?

Ingredientes:

  • Una taza de copos de avena (105 gramos).
  • Dos litros de agua.
  • Una ramita de canela o canela en polvo al gusto.

Preparación:

  • La noche anterior remojar en agua limpia la avena, este paso facilita su licuado y la hace mucho más suave.
  • En el vaso de la licuadora agregar la taza de avena junto con un vaso de agua. Procesar a velocidad media hasta que se disuelva por completo.
  • Una vez que que se obtenga una mezcla homogénea, agregar el resto del agua y la canela. Procesar hasta que se incorporen bien todos los ingredientes. Se agrega miel a elección.
  • Poner el líquido en una jarra de vidrio con tapa hermética (sin colar). Conservar en refrigeración.
  • Consumir a lo largo del día de uno a dos litros de agua de avena.

Recomendación: consumirla todas las mañanas en el desayuno ayudará a mejorar los niveles de sangre en el cuerpo.