salud

Aguacate: el superalimento que ayuda a ganar masa muscular

Con su consumo, el organismo consigue una buena forma para recuperarse y regenerarse del esfuerzo que ha tenido durante el entrenamiento.


Mayo Clinic explica que la masa muscular magra disminuye naturalmente con la edad. Agrega que si las personas no hacen nada para reemplazar el músculo magro que se pierde con el tiempo, el porcentaje de grasa comenzará a aumentar con el paso de los años.

“El fortalecimiento muscular puede ayudarte a conservar y mejorar tu masa muscular a cualquier edad”, indica. Además, en palabras de la entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, el fortalecimiento muscular también puede ayudar a:

Desarrollar huesos fuertes: al someter los huesos a una fuerza, el fortalecimiento muscular puede aumentar la densidad ósea y reducir el riesgo de osteoporosis.

Controlar el peso: el fortalecimiento muscular puede ayudar a controlar el peso o a bajar de peso y puede aumentar el metabolismo para ayudar a quemar más calorías.

Mejorar la calidad de vida: el fortalecimiento muscular puede mejorar la calidad de vida y mejorar la capacidad de hacer las actividades cotidianas. El fortalecimiento muscular también puede proteger las articulaciones de las lesiones. La formación de músculo también puede contribuir a un mejor equilibrio y reducir el riesgo de caídas. Esto puede ayudar a mantener la independencia a medida que se envejece.

Tratar las afecciones crónicas: el fortalecimiento muscular puede reducir los signos y síntomas de muchas afecciones crónicas, como la artritis, el dolor de espalda, la obesidad, las enfermedades cardíacas, la depresión y la diabetes.

Agudizar las habilidades intelectuales: algunas investigaciones sugieren que la práctica regular de fortalecimiento muscular y ejercicio aeróbico puede ayudar a mejorar las habilidades intelectuales y el aprendizaje en los adultos mayores.

La alimentación desempeña un papel crucial en la ganancia de masa muscular y, en ese sentido, hay un fruto que ha ocupado las primeras planas de los medios de comunicación en los últimos años, debido a las múltiples bondades que aporta al organismo: el aguacate.

Mediante su ingesta, el organismo consigue una buena forma para recuperarse y regenerarse del esfuerzo que ha tenido durante el entrenamiento. Se trata de una fruta de color verde con una pepa en su interior que es rica en grasas saludables, nutrientes y antioxidantes, muy útiles para las personas que realizan actividad física.

Un articulo publicado por el gimnasio Smart Fit sede México explica que los alimentos que aportan vitaminas, minerales y otras sustancias “que pueden tener efectos positivos en la salud, con relativamente pocas calorías, son considerados como densos en nutrientes”, siendo el aguacate uno de ellos. De acuerdo con la cadena de gimnasios, el aguacate permite que el cuerpo absorba más nutrientes liposolubles como las vitaminas A, C, E, K y la niacina, “que en conjunto forman la base de una buena conducción nerviosa para evitar la contracción muscular”.

En ese sentido, explica que los nutrientes que ofrece este fruto son vitales para el correcto funcionamiento del organismo cuando se encuentra realizando actividad física, pues ayuda “a una mejor recuperación del músculo y la construcción de nuevas fibras musculares”. El aguacate contiene Omega 3, 6 y 7, siendo el Omega 3 un aceite vegetal que ayuda a aumentar la masa muscular.

Describe que, según el Consejo del Aguacate Hass, el valor nutricional en una porción de 50g de aguacate es de:

  • Calorías: 80 kcal
  • Sodio: 0 mg
  • Potasio: 250 mg
  • Magnesio: 15 mg
  • Fósforo: 30 mg
  • Calcio: 10 mg
  • Proteínas: 1g
  • Carbohidratos: 4g
  • Grasa monoinsaturada: 5g
  • Niacina: 1 mg
  • Vitamina C: 4 mg
  • Vitamina E: 1 mg

¿Por qué hacer ejercicio?

La actividad física es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía”.

Explica que realizar actividad física de forma regular ayuda a prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer, así como también ayuda a prevenir la hipertensión, a mantener un peso corporal saludable y a mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar.