salud bucal

Algunos remedios caseros para dejar de rechinar los dientes

Es importante tener claro que los remedios caseros son un complemento para los tratamientos que recomiendan los especialistas para tratar el bruxismo.


El rechinar de dientes es un trastorno habitual a pesar de que se piensa lo contrario, algunas ocasiones es por poco tiempo, pero puede prolongarse por meses. Hay remedios para tratar el bruxismo, pero lo más importante es visitar al odontólogo para determinar la razón por la que ocurre y será el especialista quien determinará el tratamiento.

“En el bruxismo hay un rechinar de dientes o un apretamiento de las piezas dentarias que sucede a la noche o durante el día. Los músculos masticadores se contraen de manera involuntaria ejerciendo demasiada presión”, así describe el portal Mejor con salud a este trastorno, que puede generar dolor de cabeza, molestias auditivas y problemas de sueño.

Uno de los remedios que se pueden realizar fácilmente en casa para evitar el bruxismo es practicar la respiración por la nariz. “Si se respira por la nariz durante el día, de manera más o menos consciente, se reduce la posibilidad de apretar los dientes, pues la mandíbula estará relajada y en una posición lo más cercana posible a la fisiológica. Esto se debe hacer con los labios cerrados y la lengua en la zona del paladar”, así lo aconsejó Mejor con salud.

El citado portal también recomienda relajar la mandíbula. Un ejercicio que se puede hacer es “colocar la lengua detrás de los dientes mientras inhalamos y exhalamos. Repetimos varias veces al día para estimular la consciencia sobre el acto”.

La postura también es importante para evitar rechinar los dientes, pues “los hombros y la columna cervical influyen de manera directa en la tensión que acumulan los músculos del cráneo”, es por esta razón que sentarse de forma correcta para trabajar o estudiar y mantener una posición relajada, evitará la tensión acumulada que genera en algunas ocasiones el bruxismo.

Rechinar los dientes puede ser el resultado de mucha acumulación de estrés, por lo tanto, los expertos recomiendan cambiar el estilo de vida para no caer en la ansiedad y situaciones de nerviosismo.

Para eliminar el estrés, Mejor con salud invita a realizar yoga, ejercicios de respiración profunda y meditación. Otro punto importante es evitar la estimulación nocturna, ya sea dejar de usar dispositivos electrónicos a determinada hora antes de acostarse a dormir.

Los masajes de mandíbula se hacen para “que las fibras musculares se relajen y no lleguen a la contractura o, mejor aún, evitar que se tensionen de antemano. Esto se concreta con las propias manos”.

Otro de los remedios caseros es aplicar calor en la zona de la mandíbula. “El calor debería aplicarse a ambos lados del rostro, sobre los músculos de la mandíbula. Una opción es hacer esta terapia antes de dormir, por las noches, y otra es planear momentos específicos durante el día”, comenta Mejor con salud, el cual aconseja tener cuidado para no quemar el rostro con los paños calientes.

Aunque no hay una evidencia contundente, el consumir magnesio puede servir para evitar el bruxismo, pues este “cumple un rol en la transmisión del impulso nervioso y en la contracción muscular”. Los frutos secos y los vegetales de hoja verde son algunos de los alimentos ricos en magnesio. El citado portal destaca que el consumo debe estar bajo la supervisión de un profesional de la salud.

El portal de la clínica Ferrus y Bratos aconseja que se debe descansar entre 60 y 90 minutos antes de acostarse a dormir y evitar actividades que implican estrés antes de la jornada de sueño. No realizar rutinas de ejercicio en horas de la noche y evitar los pensamientos de preocupaciones antes de dormir, son otros consejos de los expertos.

Por su parte, el portal Cuerpo y mente señala que se deben “evitar las almohadas demasiado altas, ya que producen una contracción de los músculos masticadores. También puede ser una medida eficaz dormir boca abajo”, aunque esta posición puede perjudicar la espalda; asimismo se recomienda realizar técnicas de relajación muscular antes de acostarse.