Tendencias
Alzheimer-Gupta
alzheimer's, memory loss and senile dementure - Foto: Getty Images

vida moderna

Alzheimer: descubren nuevo método para detectar las fases iniciales de la enfermedad

Un estudio señaló que por medio de un examen de sangre se puede detectar con más precisión y de forma menos invasiva las fases iniciales de la enfermedad.

Conocida como la enfermedad del olvido, el alzheimer comienza a manifestarse con una pérdida leve de memoria o la incapacidad para mantener el hilo de una conversación.

El deterioro es progresivo en las personas que padecen esta patología, hasta que avanza hacia áreas como el lenguaje, la capacidad de cálculo y el sentido de la orientación, impidiendo que la persona realice con normalidad actividades diarias.

Según explica el neurólogo Hugo Umeres Cáceres, actualmente la comunidad médica a nivel global trabaja arduamente para encontrar mejores tratamientos contra el alzheimer, sobre todo para encontrar la manera de retrasar su inicio y evitar su desarrollo.

Por ello, miles de expertos trabajan en una forma de descubrir y tratar a tiempo esta enfermedad. De acuerdo con estudios del BarcelonaBeta Brain Research Center (BBRC) y el centro de investigación de la Fundación Pasqual Margall, se logró identificar un biomarcador en la sangre que ayuda a detectar las fases iniciales de la enfermedad.

Los resultados del ensayo, publicados den la revista JAMA Neurology, se validaron en cerca de 900 participantes de tres cohortes dedicadas a la investigación.

Los investigadores resaltan que la investigación pudo determinar que la proteína acídica fibrilar glial es un biomarcador preciso. Además, el análisis para conocer si los pacientes padecen esta enfermedad sería mucho menos invasivo y se conocería con precisión en qué punto se encuentran las personas.

Asimismo, los investigadores detectaron que los niveles del biomarcador son más elevados las personas en fases asintomáticas de la enfermedad, y además permite diferenciar a los individuos con o sin patología amilode en el cerebro, este es el estadio previo a la enfermedad.

De esta forma, los investigadores aseguraron que están convencidos de que “en un futuro próximo podrán detectar los cambios silenciosos que se producen en el cerebro con un simple análisis de sangre solicitado por el médico de cabecera”, algo que permitirá probar tratamiento antes de que se ejerza un daño neuronal irreversible.

¿Qué hacer para prevenir el alzheimer?

Afirma el neurólogo Hugo Umeres que aunque aún no hay una estrategia probada para prevenir el alzheimer, sí existe evidencia sólida de que varios factores relacionados con un estilo de vida saludable pueden tener un efecto positivo en la reducción del riesgo de padecer esta enfermedad.

Ejercitar el cuerpo y la mente

Algunas investigaciones indican que es favorable ejercitar el cerebro mediante actividades como la lectura, el aprendizaje de un instrumento musical o jugar ajedrez. Estas actividades pueden ayudar a proteger a las personas del deterioro cognitivo más tarde en la vida. Esto es valioso para la salud, sobre todo en adultos mayores.

El ejercicio puede ayudarle a mantener la fortaleza muscular, disminuir la fragilidad y mejorar el estado de ánimo de los pacientes con alzheimer.

Disminuir el riesgo de traumatismo craneal

Aumenta el riesgo de padecer la enfermedad si una persona se golpea la cabeza, por lo que los especialistas aconsejan evitar las caídas con lesión cerebrales por golpe o fractura.

Este descubrimiento está impulsando los esfuerzos de la salud pública para mejorar la calidad de los cascos de protección y reducir las tasas de lesiones en la cabeza en ciertos deportes.

Evitar el aislamiento social

El neurólogo destaca que este aspecto de la prevención implica evitar aislar a las personas mayores y ayudarlos a mantenerse activos.

Según el informe de la OMS, el número de personas que viven con demencia está creciendo. Se calcula que más de 55 millones de personas (el 8,1% de las mujeres y el 5,4% de los hombres mayores de 65 años) viven con esta enfermedad. Se calcula que esta cifra aumentará a 78 millones para 2030 y a 139 millones para 2050.

Con información de Europa Press.