Creativo
Una alimentación saludable ayuda a la prevención de enfermedades no transmisibles. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Alzheimer: la dieta que ayuda a reducir el riesgo de padecerlo

Antes de elegir una dieta, se debe recibir la asesoría de un profesional de la salud.

El Alzheimer es un trastorno cerebral que destruye paulatinamente la memoria y la capacidad de pensar. Luego, con el paso del tiempo, dificulta actividades sencillas y cotidianas. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) “Los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer varían de persona a persona. Para muchos, la disminución de los aspectos de la cognición no relacionados con la memoria, como encontrar las palabras adecuadas, tener problemas visuales o espaciales y presentar un razonamiento o juicio deteriorados, puede ser un indicio de las etapas más tempranas de la enfermedad”.

Las personas diagnosticadas con Alzheimer pueden tener las siguientes conductas:

  • Repetir frases y preguntas varias veces.
  • Olvidar conversaciones, citas o eventos.
  • Ubicar sistemáticamente objetos personales en lugares equivocados o absurdos.
  • Perderse en lugares que ya conocen.
  • Olvidar los nombres de familiares.
  • Olvidar objetos que utilizan diariamente.
  • Tener dificultad para identificar objetos con los nombres correctos.

Dieta para prevenir el Alzheimer

Según explica Angela L. Murad experta de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la dieta “MIND” (Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay) es un tipo de alimentación que mezcla la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) y la dieta mediterránea. La combinación de ambos estilos puede ser una gran ayuda para la salud del cerebro.

La dieta MIND resalta la importancia de los alimentos naturales de origen vegetal y modera el consumo de las carnes rojas, grasas saturadas y los dulces. “Además, los estudios observacionales sugieren que la dieta puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer hasta en un 53 por ciento, así como retardar el declive cognitivo y mejorar la memoria verbal”, destaca Mayo Clinic en su portal web.

En una de las investigaciones que se han realizado sobre esta dieta los expertos analizaron e hicieron un seguimiento a los registros de alimentación de una población de adultos mayores por cuatro años y medios, con el propósito de observar las tendencias entre quienes siguieron la dieta frente a quienes no la tomaron.

Los expertos descubrieron que “Los adultos mayores cuyas dietas se parecían más al patrón establecido en la dieta MIND tenían un funcionamiento cerebral similar al de personas 7 años y medio más jóvenes. Esa es una diferencia sustancial, ya que se ha sugerido que retrasar la demencia solo cinco años reduce el costo y la prevalencia de la enfermedad a la mitad”, explica Mayo Clinic.

Antes de elegir la dieta MIND como alimentación diaria es importante consultar a un nutricionista para recibir la asesoría profesional adecuada, teniendo en cuenta las necesidades nutricionales individuales de cada persona. Es importante seguir las recomendaciones de los profesionales de salud para contribuir a la salud general del cuerpo humano.

Ejercicio físico para mantener una mente saludable

El ejercicio físico, no solo tiene múltiples beneficios para el organismo en general, sino que también puede ayudar a combatir otros factores de riesgo del Alzheimer, como la depresión y la obesidad. De acuerdo con Mayo Clinic de media a una hora de actividad física varias veces a la semana puede ayudar a obtener los siguientes resultados:

  • En el caso de las personas que padecen la enfermedad ayuda a mejorar la memoria, el razonamiento, el juicio y la capacidad de pensamiento.
  • Ayuda a retrasar el inicio o el avance de la enfermedad en personas que tienen un alto riesgo de desarrollarla.
  • En las personas que no tienen alzheimer, ayuda a conservar la capacidad de pensamiento, razonamiento y aprendizaje.
  • Contribuye al aumento del tamaño del área del cerebro relacionada con la construcción de memoria, el cual es el hipocampo.