vida moderna

Anemia: la planta que ayuda a tratarla

Es importante seguir las recomendaciones médicas respecto a esta enfermedad.


La anemia es una enfermedad que ocurre cuando hay una producción inferior de glóbulos rojos sanos en el organismo. Según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, “si tiene anemia, su cuerpo no obtiene suficiente cantidad de sangre rica en oxígeno. La falta de oxígeno puede hacer que se sienta cansado o débil”.

En la mayoría de casos, la anemia es leve. Sin embargo, hay personas que pueden padecer de anemia crónica. El tipo más común es la anemia por deficiencia de hierro.

Los síntomas de la anemia dependen de la causa y de la gravedad de la afección. A continuación, algunos signos que pueden alertar sobre ello:

  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Piel pálida o amarillenta.
  • Latidos del corazón irregulares.
  • Dificultad para respirar.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Dolor en el pecho.
  • Manos y pies fríos.
  • Dolores de cabeza.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunas de las causas de la anemia:

  • Deficiencia de hierro.
  • Deficiencia de vitamina B12.
  • Deficiencia de folato.
  • Ciertos medicamentos.
  • Destrucción de los glóbulos rojos antes de lo normal (lo cual puede ser causado por problemas con el sistema inmunitario).
  • Enfermedades prolongadas (crónicas), como enfermedad renal crónica, cáncer, colitis ulcerativa o artritis reumatoidea.
  • Algunas formas de anemia, como la talasemia o anemia drepanocítica, que pueden ser hereditarias.
  • Embarazo.
  • Problemas con la médula ósea, como linfoma, leucemia, mielodisplasia, mieloma múltiple o anemia aplásica.
  • Pérdida lenta de sangre (por ejemplo, por períodos menstruales intensos o úlceras estomacales).
  • Pérdida súbita de mucha sangre.

Remedios caseros

El portal web Mejor con Salud destaca los beneficios de la ortiga para preparar un remedio, el cual podría ayudar a tratar la anemia: “posee vitaminas y minerales, entre los cuales destaca el hierro, así como propiedades digestivas, hepáticas y diuréticas. Por ello, es un excelente remedio para depurar el organismo en general”.

Cabe aclarar que este tipo de preparaciones no reemplazan un tratamiento médico. Antes de consumirlo, se recomienda consultar con un doctor.

Ingredientes

Procedimiento

  1. Poner a calentar el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, añadir la ortiga.
  3. Tapar y dejar reposar por varios minutos.
  4. Colar.
  5. Añadir limón y servir.
  6. Consumir durante el transcurso del día.
  7. Es importante saber que el tiempo máximo de consumo deben ser 15 días.

Tipos de anemia

Existen diferentes tipos de anemia, dependiendo la causa. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, las explica:

Anemia por deficiencia de hierro

Esta es la anemia más común. “La médula ósea necesita hierro para producir hemoglobina. Sin el hierro adecuado, el cuerpo no puede producir suficiente hemoglobina para los glóbulos rojos”, detalla la entidad.

También es causada por la pérdida de sangre, por el periodo menstrual abundante, úlceras en el estómago o en el intestino grueso.

Anemia por deficiencia de vitaminas

La vitamina B-12 es muy importante para la producción de glóbulos rojos sanos. Hay personas que tienen una dieta que carece de esta vitamina o de otros nutrientes que pueden provocar la disminución de la hemoglobina.

Anemia de inflamación

Algunas enfermedades como el cáncer, el VIH o SIDA, artritis reumatoide, enfermedad renal y otras afecciones inflamatorias agudas pueden perjudicar la producción de glóbulos rojos.

Anemia aplásica

Este tipo de anemia es poco frecuente. Lo grave de esta afección es que es potencialmente mortal. Algunas de sus causas pueden ser infecciones, medicamentos, enfermedades autoinmunitarias o la exposición a sustancias químicas tóxicas.