vida moderna

Antiedad: cinco alimentos que ayudan a tener una piel tersa e hidratada

La piel es uno de los órganos en los que más pueden notarse los cambios por el envejecimiento.


La piel es el órgano más grande del cuerpo y el cuidado de ésta forma parte de la rutina de muchas personas en el mundo.

Por ende, elegir un estilo de vida saludable puede ayudar a retrasar el envejecimiento natural y prevenir diversos problemas de la piel, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Así las cosas, el portal SaberVivirTV reveló cinco alimentos que ayudan a tener una piel tersa e hidratada:

1. Almendras: según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) las almendras aportan proteínas, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados, fibra, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, potasio, vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos.

2. Zanahoria: contiene una cantidad apreciable de hidratos de carbono, pero el aspecto más destacable de este alimento desde el punto de vista nutricional es su contenido en vitamina A, ya que una zanahoria de tamaño medio cubre el 89 % de las necesidades diarias de esta vitamina para hombres de 20 a 39 años y el 112 % para mujeres de la misma edad. Otras vitaminas presentes en cantidades más discretas son la vitamina C y la vitamina B. También contienen pequeñas cantidades de minerales como hierro, yodo y potasio.

3. Pomelo: también conocido como toronja o pomelo rosado, es una fruta cítrica que tiene un alto contenido de vitamina C y según la Fundación Española de la Nutrición “supera en 30 miligramos la ingesta diaria recomendada para este nutriente (vitamina C)”. Asimismo, está compuesto en un 90 % de agua y es un antioxidante natural.

4. Ajo: se compone de minerales como el yodo, fósforo, potasio y vitaminas como la B6. Además, tiene propiedades antifúngicas y antimicrobianas.

5. Tomate: los tomates son alimentos muy ricos en nutrientes: contienen minerales como calcio, fósforo, potasio y sodio, y vitaminas A, B1, B2 y C. Dentro de sus propiedades se encuentran que son antisépticos, alcalinizantes, depurativos, diuréticos, digestivos, laxantes, antiinflamatorios y remineralizantes. Además, la mejor manera de consumirlo es crudo, ya que conserva las propiedades que tiene y combina perfectamente con cualquier plato.

Expertos recomiendan las vitaminas A, E y K para el cuidado de la piel. Foto: Getty Images.
Expertos recomiendan las vitaminas A, E y K para el cuidado de la piel. - Foto: Foto: Getty Images.

No obstante, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades de los alimentos ya nombrados, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, existen otros consejos, como proteger la piel del sol y limitar el tiempo de exposición a los rayos solares, especialmente al mediodía, y usar siempre ropa protectora, como sombreros de ala ancha, camisas de manga larga y gafas de sol.

Además, se debe elegir un producto para el cuidado de la piel con un factor de protección solar (SPF), pues la American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda usar un protector solar de amplio espectro con SPF de 30 o más.

Otra recomendación de los expertos para prevenir y reducir las arrugas es aumentar la producción de colágeno, pues esta es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, ya que se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Entre los alimentos que más se recomiendan para mejorar la producción del colágeno son: el pescado, los huevos, las verduras, las carnes rojas y los frutos secos, al igual que otros que contengan omega 3.

Otros alimentos recomendados son pollo, cítricos (pomelos/toronjas), bayas (frambuesas, arándanos y moras), frutas tropicales (mango, kiwi, piña y guayaba), ajo, hojas verdes (espinaca, col rizada, acelgas, brócoli y demás verduras de ensalada) y tomates.