Tendencias
Frutas y vegetales para el colágeno.
Frutas y vegetales para la producción del colágeno. - Foto: Foto: Getty Images. Montaje SEMANA.

vida moderna

Antiedad: esta es la fruta definitiva para producir colágeno en la piel

Esta proteína evita las arrugas en la piel y contribuye al buen funcionamiento de ciertas partes del cuerpo.

El colágeno es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, pues se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Además, el cuerpo produce esta sustancia a partir de la combinación de aminoácidos, que son nutrientes que están contenidos en los alimentos ricos en proteínas, junto con otros elementos como la vitamina C, el zinc y el cobre.

Es por eso que las personas deben tener una alimentación equilibrada, con el objetivo de alcanzar una dosis necesaria de este líquido para mantener una imagen saludable y una vida más activa.

Por ejemplo, una de las frutas ricas y definitivas en la producción del colágeno son las fresas, debido a que protegen ese líquido en el organismo. Asimismo, aporta un bueno número de antioxidantes si se consume en el desayuno con trozos de queso fresco.

Además, las cerezas, frambuesas, es decir, cualquier fruta con pigmentación roja, serán producto de colágeno para la piel.

Asimismo, las frutas con vitamina C, como lo es la piña, la naranja y los limones pueden estimular el colágeno y sus antioxidantes evitando la aparición de arrugas, manteniendo la piel más suave.

Del mismo modo, los frutos secos como las almendras, los cacahuates, nueces o los pistaches contienen omega 3, 6 y 9, ácidos grasos que estimulan la generación del colágeno en el cuerpo.

Alimentos ricos en la producción de colágeno

Pescado

Debido a su alto contenido de omega 3, este potencia los beneficios del colágeno natural, permitiendo también la desinflamación de la piel.

El pescado, también ayuda a las articulaciones y huesos, ya que interrumpe el deterioro de los tejidos al aumentar los niveles de calcio.

Por ahora, los pescados más recomendados para el aumento del colágeno en el cuerpo son el salmón, la trucha y el pescado blanco.

Huevo

La yema del huevo es muy rica en colágeno, también las membranas de la cáscara están repletas de dicha sustancia.

Otros nutrientes de este alimento, permiten la formación del colágeno como lo son la vitamina E y B, aminoácidos y azufre.

Verduras

Los vegetales verdes como el brócoli o la col contiene clorofila, el cual es un pigmento de las plantas verdes, que ayudan a producir colágeno.

De igual forma, la zanahoria y todos los alimentos de un color anaranjado aportan vitamina A, la cual contrarresta el choque entre colágeno y elastina.

Otros tips para aumentar el colágeno en el organismo

De igual, otros factores importantes para la producción natural de colágeno son:

  • Dormir y descansar: la melatonina, la hormona asociada con el sueño, se caracteriza por tener propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que contribuyen a disminuir los signos del envejecimiento.
  • Actividad física y dieta saludable: Combinar estos dos aspectos es fundamental para mantener una buena producción de colágeno que contribuya al óptimo funcionamiento del sistema óseo y muscular, entre otros.

Por su parte, existe otra forma de producir la sustancia y es a través de fuentes externas artificiales como el colágeno hidrolizado que es aquel colágeno que se ingiere en suplementos.

¿Qué beneficios tiene el colágeno?

El colágeno no solo tiene beneficios para la salud de la piel. También tiene otros efectos positivos en el organismo. Estos incluyen:

  • Cicatrización: el colágeno contribuye a la creación de tejido nuevo. Por eso, cuando se tiene alguna lesión en la piel, esta proteína contribuye a una buena curación.
  • Alivia el dolor que causa la artritis: según una investigación de la Universidad de Harvard, el colágeno que es extraído de cartílago funciona como un calmante para disminuir el dolor y la hinchazón en las personas que sufren de esta enfermedad.