vida moderna

Antiedad: los nutrientes que ayudan a rejuvenecer la piel y reducir arrugas

Conforme pasan los años, la apariencia de la dermis se vuelve un tema importante.


Seis son los nutrientes esenciales que demanda el cuerpo: las vitaminas, los minerales, los carbohidratos, las grasas, las proteínas y el agua. Cada uno de los compuestos que hacen parte de estos grupos tienen una función en el organismo, vital para conservar la buena salud.

Entre las tareas que cumplen los nutrientes en la piel se enlista que mantienen la estructura de los tejidos, conservan la apariencia lozana de la piel y reducen el deterioro provocado por el envejecimiento natural.

Una labor que se dificulta conforme pasan los años debido a la falta de nutrientes o dificultades del cuerpo para procesarlas. Es por ello que expertos aconsejan prestar atención a los síntomas que indiquen deficiencia nutricional.

De acuerdo con el portal Saber Vivir, que comparte consejos para favorecer el bienestar, con el tiempo la piel tiende a volverse más seca, lo que da lugar a que se presenten molestias como irritación, picazón y descamaciones.

Expertos recomiendan las vitaminas A, E y K para el cuidado de la piel. Foto: Getty Images.
De acuerdo con el portal Saber Vivir, el cual comparte consejos para favorecer el bienestar, con el tiempo la piel tiende a volverse más seca, lo que da lugar a que se presenten molestias como la irritación, la picazón y descamaciones. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Esto puede deberse a diversas razones, como la pérdida de hidratación, la baja producción de colágeno y la insuficiencia de proteínas necesarias para mantener la estructura ósea, muscular y de la piel. Esto facilita la aparición de las arrugas, que para algunos se convierten en un problema estético.

Por esta razón, se recomienda consumir agua regularmente para conservar la hidratación de la piel. Una cantidad sugerida por los expertos es ocho vasos de agua al día.

Al listado de compuestos beneficiosos para la piel se añaden los antioxidantes, que se encuentran en diferentes alimentos y se caracterizan por su efecto positivo para combatir el daño que producen los radicales libres a las células. Algunos de los nutrientes ricos en antioxidantes son la vitamina E, la vitamina C, el betacaroteno, el zinc y el selenio, precisa el portal Saber Vivir.

Precisamente, las vitaminas y minerales que hacen parte del grupo de micronutrientes cumplen un rol importante en la regeneración celular y el cuidado de la piel. En ese sentido, agregar alimentos a la dieta que contengan dichos compuestos puede mejorar la apariencia de la dermis.

Como indica el portal Cuerpo Mente, una fruta ideal por su contenido vitamínico es el albaricoque, que se destaca por gozar de una cantidad significativa de betacarotenos, un compuesto precursor de la vitamina A y que se emplea en la regeneración de las células. Lo recomendado es comer entre 2 a 3 unidades de esta fruta al día.

Adicionalmente, explican desde la sección de alimentación del medio, un ingrediente bueno para la piel es el pimiento rojo, debido a que posee una buena cantidad de vitamina C, nutriente esencial que interviene en la producción de colágeno, proteína que mantiene la elasticidad y firmeza de la dermis.

El portal Cuerpo Mente además indica que la cúrcuma es una raíz asiática de gran valor para la piel, por su acción antiinflamatoria, la cual la convierte en una aliada para reducir el acné. Esta especia se puede usar para condimentar las comidas en pequeñas porciones, de media cucharadita o dos rodajitas.

En general, los especialistas en nutrición concuerdan en que lo necesario durante el envejecimiento es mantener una dieta balanceada, que contenga los nutrientes necesarios para el funcionamiento del organismo.

Otro consejo, entregado por el portal de nutrición Infosalus, es evitar el consumo de alimentos que posean grandes cantidades de azúcares, carbohidratos procesados y grasas no saludables, debido a que pueden acelerar el envejecimiento de la piel, según lo han demostrado ciertos estudios.

La actividad física también es buena para conservar la apariencia fresca y joven de la piel, debido a que fortalece la estructura ósea y muscular.