Tendencias
Para tratar la artritis los especialistas recomiendan consumir alimentos ricos en Omega 3. Foto: Getty images.
Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar artritis reumatoide. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Artritis reumatoide: las claves según expertos para detener su avance

La artritis reumatoide se puede producir a cualquier edad.

La artritis reumatoidea (AR) es una enfermedad que lleva a la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que la artritis reumatoide es un trastorno autoinmunitario que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo.

Por tal razón, la entidad sin ánimo de lucro reveló los cambios en el estilo de vida que son importantes para aliviar el dolor:

El Ministerio de Salud explicó que para saber si una persona está en un peso saludable, existen algunos métodos confiables. Uno es la determinación del Índice de masa corporal (IMC), que describe la relación entre peso y estatura y para calcular el IMC se necesita conocer el peso y la estatura y se aplica una sencilla fórmula matemática que consiste en dividir el peso entre la estatura al cuadrado: IMC = Peso (Kg) / Estatura al cuadrado (Mt).

Ejemplo:

Una persona pesa 64 Kg y mide 1.5 metros: 64 / 1.5 x 1.5 = 28.44. Este dato indica el IMC de la persona (28.44) se encuentra en los valores correspondientes a sobrepeso.

Esta fórmula no aplica a mujeres en estado de embarazo y debe ser ajustada si la persona tiene algún grado de edema (retención de líquido ).

Criterios de evaluación del IMC:

Si el IMC es inferior a 18.5, está dentro de los valores correspondientes a “delgadez o bajo peso”.

Si el IMC es entre 18.5 y 24.9, está dentro de los valores “normales” o de peso saludable.

Si el IMC es entre 25.0 y 29.9, está dentro de los valores correspondientes a “sobrepeso”.

Si el IMC es 30.0 o superior, está dentro de los valores de “obesidad”.

“Estas actividades implican poco riesgo de causar lesiones y no tuercen ni impactan demasiado las articulaciones. Además, estos tipos de ejercicio también pueden mejorar el funcionamiento de las articulaciones y el estado de ánimo de la persona.”, indicaron los CDC.

  • Dejar de fumar. Fumar causa estrés en el tejido conectivo, lo que puede aumentar el dolor de la artritis.
  • Calor y frío. Se puede aliviar el dolor de forma temporal con calor, usando almohadillas térmicas en las articulaciones adoloridas, o también se pueden tomar baños o duchas calientes, o sumergir las articulaciones que duelen en parafina tibia, pero hay que tener cuidado de no quemarse y lo ideal es usar las almohadillas térmicas durante un máximo de 20 minutos por vez. Asimismo, se puede se puede aliviar el dolor y la inflamación con frío después de hacer ejercicio extenuante, por ejemplo, usando compresas de hielo en los músculos adoloridos.
  • Masajes. Los masajes pueden mejorar el dolor y la rigidez momentáneamente. Hay que asegurarse de que el masoterapeuta sepa qué partes del cuerpo afecta la artritis.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.