vida moderna

Así se prepara el licuado natural de Nopal para mejorar la digestión

La comida tarda unas 36 horas en moverse por todo el colon.


La digestión es el proceso de descomponer los alimentos en sustancias que el cuerpo puede usar como energía y para el crecimiento y la reparación de los tejidos, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Además, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que el tiempo de digestión varía entre los individuos y entre hombres y mujeres, pero después de comer, los alimentos tardan aproximadamente de seis a ocho horas en pasar por el estómago y el intestino delgado.

Asimismo, indicó que los alimentos entran en el intestino grueso (colon) para una mayor digestión, absorción de agua y, finalmente, eliminación de los alimentos no digeridos y la comida tarda unas 36 horas en moverse por todo el colon.

De hecho, en general todo el proceso, desde que se ingiere la comida hasta que sale del cuerpo en forma de heces, tarda de dos a cinco días, según el individuo.

Así las cosas, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde reveló que el nopal es ideal para mejorar la digestión, ya que “los nopales son ricos en fibras, principalmente pectina y mucílagos, un tipo de fibra soluble que ayuda a mejorar la digestión y el tránsito intestinal, reduciendo los síntomas tanto de diarrea como de estreñimiento. Además de esto, ayuda a evitar el desarrollo de úlceras gástricas”.

Por ello, para obtener los beneficios se deben licuar: una penca de nopal picada en trozos; una rodaja de piña; dos ramas de perejil; 1/2 pepino y dos naranjas.

Información nutricional por cada 100 gramos de nopal

  • Calorías: 63
  • Proteínas: 1,1 g
  • Grasas: 0,4 g
  • Carbohidratos: 16,6 g
  • Fibras: 3,6 g
  • Vitamina C: 18 mg
  • Vitamina A: 2 mcg
  • Betacaroteno: 250 mcg
  • Calcio: 57 mg
  • Fósforo: 32 mg
  • Hierro: 1,2 mg
  • Potasio: 220 mg
  • Sodio: 5 mg
  • Magnesio: 52 mg

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica, por ello, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.

Por su parte, el portal de salud de Mapfre reveló otros hábitos para mejorar la digestión como, por ejemplo:

1. Consumir probióticos: Los probióticos se encuentran en alimentos como el yogur, el chucrut, el tempeh, el kimchi, el kéfir, las aceitunas y encurtidos, entre otros. Sin embargo, también hay medicamentos con probióticos. “Los probióticos actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal. Este microbioma está formado por muchos microorganismos (en su mayor parte bacterias) que viven en su mayoría en el intestino grueso. Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, y además podrían proporcionar otros beneficios para la salud”, explican los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

2. Masticar bien: Es recomendable masticar los alimentos entre 30 y 50 veces por bocado.

3. Consumir fibra: Se le reconoce por su aporte en la prevención y alivio del estreñimiento y lo ideal es consumir por lo menos de 30 a 50 g.

4. Hacer ejercicio: La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

5. Cuando se sienta el impulso de defecar, no pasarlo por alto y hacerlo en el momento. Es importante escuchar al cuerpo cuando manifiesta sus necesidades.