Té negro
El té negro tiene un alto contenido de polifenoles conocidos como flavonoides, que ayudan a regular el peso corporal y la distribución de la grasa en el organismo. - Foto: Getty Images

vida moderna

Así se prepara el té para depurar el organismo y prevenir el cáncer de colon

Unos compuestos fenólicos presentes en esta planta podrían ayudar.

Recientemente, el portal web Women’s Health indicó que un nuevo estudio realizado a cerca de medio millón de personas en Reino Unido concluyó que el té reduce en un 13 % la muerte prematura.

En la investigación, nueve de cada diez aseguraron que el té que más consumían era el negro y, entre los resultados, expertos observaron que un mayor consumo de té está asociado a un menor riesgo de mortalidad.

El té es una bebida rica en antioxidantes que se relacionan con una mejor salud cardiaca, intestinal y cerebral. Además, es una bebida hecha con compuestos vegetales saludables denominados polifenoles, que actúan en el control de los efectos dañinos de algunas células del cuerpo.

Del mismo modo, estas acciones también se han relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas, incluidas las cardiacas y la demencia.

A su vez, el té también puede ayudar a mejorar la función cerebral, la densidad ósea y el bienestar mental. Por ejemplo, los británicos consumen una cantidad de té que equivale a 100 millones de tazas al día, según indica el Heraldo de USA. En cuanto al té negro, Natural Medicines explica otros de sus beneficios:

Estimulante

El té negro, al igual que otras bebidas con cafeína, terminan por ser estimulantes, pues previenen la disminución del estado de alerta. Según lo explicado por el portal, el consumo de té negro podría mejorar la atención de las personas.

Previene la osteoporosis

Medline Plus señala que recientes investigaciones han demostrado que el té negro brinda fortaleza a los huesos, pues mujeres adultas que consumen el producto demostraron tener huesos más duros, por lo que el riesgo de fractura al envejecer disminuye.

Desinflama el organismo

Debido a que es rico en polifenoles, componentes naturales que protegen las células de la oxidación, ayuda a reducir los efectos de los radicales libres. Por otro lado, contribuye en los procedimientos desinflamatorios del cuerpo.

Ayuda a la pérdida de peso

Según una investigación liderada por la Universidad de California, señaló que este tipo de infusiones promueven la pérdida de peso, porque son diuréticas y promueven las bacterias buenas del intestino. De esta forma se ayuda a acelerar el metabolismo, beneficiando la pérdida sana de peso.

Beneficia el microbioma intestinal

El té negro tiene un fuerte impacto en el microbioma intestinal. De acuerdo con expertos del Centro de Nutrición Humana de la UCLA, esta infusión resulta ser prebiótica. “Los resultados sugieren que los tés verde y negro son prebióticos, sustancias que inducen el crecimiento de microorganismos que contribuyen al bienestar de una persona”, se destaca en la publicación.

Ayuda a prevenir el cáncer de colon

Esta bebida tiene propiedades antioxidantes, sumando a que cuenta con sustancias que pueden proteger las células de sufrir daños en el ADN causados por las especies reactivas al oxígeno. Así mismo, el portal cancer.gov señala que hay evidencia que muestra que inhibe la proliferación celular en los tumores y causan apoptosis.

Un artículo publicado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos afirma que las enfermedades y trastornos del sistema digestivo son muy comunes: cerca de 60 a 70 millones de personas en los Estados Unidos viven con una enfermedad digestiva.

Advierte sobre la importancia de no ignorar los síntomas en el intestino, pues “muchos trastornos digestivos son más fáciles de tratar cuando se desarrollan por primera vez”, indica el NIH. En ese sentido, la doctora Judy Cho, experta en la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) de Mount Sinai, indica que “puede ser complicado diagnosticar una enfermedad digestiva porque comparten muchos síntomas”. Sin embargo, los síntomas de muchas afecciones intestinales incluyen dolor, flatulencia, hinchazón y diarrea.

Sobre la diarrea, el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reseña que es la evacuación intestinal de heces flojas y líquidas tres o más veces al día.

La diarrea puede ser aguda, persistente o crónica. La diarrea aguda es más común que la diarrea persistente o crónica”, dice. Añade que tanto la deshidratación y la malabsorción pueden ser complicaciones de la diarrea.

“En la mayoría de los casos, usted puede tartar la diarrea con medicinas de venta libre y reemplazar los líquidos y los electrolitos para prevenir la deshidratación”, señala el NIDDK. Es común que se consuma el té negro como tratamiento alternativo para tratar algunos dolores intestinales y la diarrea.

El té verde contiene taninos, unos compuestos fenólicos que trabajan como astringentes y agentes antiinflamatorios que intervienen en el aparato digestivo, por lo que el consumo de esta planta puede ayudar a reducir los dolores intestinales o gástricos, así como la diarrea.

Al respecto, MedlinePlus destaca que “la investigación preliminar muestra que la ingesta de té negro como comprimidos disminuye las heces acuosas en niños con diarrea”.