vida moderna

Banano: así funciona como un antidepresivo natural

Las personas que comen de cuatro a seis plátanos a la semana pueden reducir a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer de riñón.


Se habla que el banano tiene su origen en Asia del sur, siendo una fruta rica en varias vitaminas. Aunque muchas personas evitan consumir este producto por su altas calorías, desconocen los diferentes beneficios que ofrece para la salud.

Los bananos, que también sirven como antidepresivos, contienen alrededor del 11% del requerimiento diario de vitamina C, que es necesaria para el funcionamiento normal del sistema inmunológico, ayudando también a proteger la salud del corazón.

Según los expertos de la salud, mencionan que esta fruta es una excelente fuente de potasio, que es necesario para el funcionamiento normal del sistema cardiovascular, la actividad del tejido muscular y la preservación del balance hídrico.

El banano también es conocido como la fruta de la felicidad, debido a que contiene triptófano, un aminoácido esencial que se convierte en serotonina que ayuda a elevar el estado de ánimo, mejora la memoria, la atención y el sueño.

Además, gracias a los efectos antioxidantes que contiene el banano tanto en vitaminas A y E, ayuda a subir la defensa del cuerpo y con la vitamina B6, este elemento logra mejorar el funcionamiento del sistema nervioso.

La porción recomendada es un banano mediano. Los bananos verdes contienen menos azúcar y más fibra en forma de almidón y pectina no digeribles. Dichos bananos son prebióticos, es decir, promueven el crecimiento de flora beneficiosa en los intestinos. Los bananos amarillos son excelentes para tener una merienda rápida, son menos dulces y la sensación de saciedad dura más.

Beneficios para la salud

El banano es una de las frutas más consumidas alrededor del mundo. Se han asociado muchos beneficios a la salud con esta fruta que también es conocida como banano. Por tal motivo, estos son los sus beneficios:

Mejora la salud del corazón

El banano es bueno para el corazón. Son ricos en potasio, un mineral esencial para mantener el corazón sano. Los niveles altos de potasio y bajos de sodio también ayudan a prevenir la presión arterial alta.

Depresión y un mejor estado de ánimo

Los bananos pueden son útiles para superar la depresión, gracias a sus altos niveles de triptófano, que el cuerpo convierte en serotonina que estimula el estado de ánimo. Además, la vitamina B6 puede ayudar al consumidor a dormir bien y el magnesio que tiene ayuda a relajar los músculos. El triptófano contenido en los bananos es conocido por sus propiedades para promover el sueño.

Mejor digestión y pérdida de peso

Los bananos son ricos en fibra, lo que puede ayudar al proceso de digestión. La vitamina B6 también puede ayudar a proteger la diabetes tipo 2 y la perdida de peso. Estudios han demostrado que el almidón resistente en los bananos mantiene la salud intestinal y controla los niveles de azúcar en la sangre.

Mejor salud ocular

Las zanahorias son la fruta más popular cuando se trata de promover la salud ocular, pero los bananos también tienen mucho que ofrecer. Esta fruta contienen una cantidad pequeña pero significativa de vitamina A, que es necesaria para proteger la salud de los ojos, mantener una visión normal y mejorar la visión nocturna. La vitamina A contiene compuestos que protegen las membranas alrededor de los ojos.

Fortalece los huesos

El banano ayuda a mantener huesos fuertes. Los bananos contienen grandes cantidades de fructooligosacáridos. Estos son carbohidratos que estimulan los probióticos que ayudan a la digestión y aumentan la capacidad del cuerpo para absorber el calcio.

Puede prevenir el cáncer de riñón

Algunos estudios sugieren que comer bananos con moderación puede proteger contra el cáncer de riñón. Investigaciones muestran que las personas que comen de 4 a 6 bananos a la semana pueden reducir a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer de riñón. También pueden ser beneficiosos para prevenir otros tipos de cáncer debido a sus altos niveles de compuestos fenólicos antioxidantes.