vida moderna

Bebidas que envejecen el cerebro más rápido

Personas que consumen café en exceso, tienen más probabilidades de padecer demencia.


El cerebro es uno de los órganos más importantes y fascinantes del cuerpo humano; se encarga de controlar los movimientos voluntarios, habilidades comunicativas como el habla, la inteligencia, la memoria, las emociones y procesa la información recibida de los sentidos.

Este órgano no está exento de presentar enfermedades en el corto y largo plazo. Patologías que van desde la inflamación cerebral, que a su vez puede generar perdida de la visión, parálisis, debilidad, hasta un tumor capaz de presionar a los nervios y afectar la actividad nervioso, son riesgos que se tienen.

Riesgos que suelen potencializados con el consumo de determinadas bebidas o alimentos que lo que hacen es producir daños cerebrales con el paso de los años. Por otro lado, existen bebidas que tienen propiedades positivas para el cerebro, pues pueden ser antioxidantes o probióticos, e impulsar la función cerebral, de acuerdo con el portal Ámbito.

El té verde, por ejemplo, tiene compuestos que pueden otorgar beneficios: l-teanina y galato de epigalocatequina, los cuales pueden mejorar la concentración. El jugo de naranja es una bebida con un alto contenido de vitamina C, que protege el cerebro, mejora la atención y la memoria, esta vitamina también se puede conseguir en el pimiento rojo, el kiwi y el brócoli.

Una mujer con dolor de cabeza por consumo de alcohol
El consumo de cuatro cervezas diarias equivale a un envejecimiento cerebral de 10 años. - Foto: Getty Images

Bebidas que envejecen el cerebro

Estas bebidas son algunas, la cuales se tiene evidencia científica de que bajo su abuso pueden contribuir a que un órgano tan importante como el cerebro, envejezca con mayor velocidad. El diario enmarca 3 bebidas que no favorecen para que un cerebro se mantenga sano con el tiempo.

El alcohol

Ingerir alcohol es un hábito que tienen millones de personas en el mundo, sin embargo, cuando se abusa de la bebida directamente se le está haciendo daño a varios órganos del cuerpo, dentro de ellos se encuentra el cerebro.

Según un estudio publicado por la revista Nature, consumir una cerveza o una copa de vino al día puede envejecer el cerebro el equivalente a dos años. Si se tiene el hábito de consumir alcohol todos los días, este estudio no tiene buenas noticias, ya que arroja que el consumo de cuatro cervezas diarias equivale a un envejecimiento cerebral de 10 años.

“Otro estudio publicado en 2017 realizado por investigadores de la Universidad de Oxford y el University College London también reveló que los bebedores de consumo moderado de alcohol experimentaban tasas más altas de deterioro cognitivo y reducción del cerebro que sus homólogos abstemios”, explica El Diario.

El consumo excesivo de bebidas azucaradas aceleran el envejecimiento del cerebro.
El consumo excesivo de bebidas azucaradas aceleran el envejecimiento del cerebro. - Foto: Azucar 123rf

Bebidas azucaradas

Para los amantes de estas bebidas, está comprobado que un excesivo consumo de azúcar aceleran el envejecimiento del cerebro. Según un estudio realizado por la Universidad de California, beber 8 onzas diarias de bebida azucarada genera 1.9 años de envejecimiento adicional.

Exceso de café

El café es una de las bebidas más famosas del mundo, se puede consumir de diferentes formas, en su mayoría contienen altos niveles de cafeína. Sin embargo, no se considera una bebida nociva cuando se consume con moderación.

Un estudio realizado en Australia arrojó que quienes beben más de seis tazas de café diarias tienen el 53% de mayor probabilidad de padecer con el tiempo alguna enfermedad relacionada con la demencia. El Diario, explica cuál es la cantidad adecuada de café que las personas deberían consumir si el objetivo es evitar daños cerebrales futuros.

“El consumo moderado de cafeína es de hasta 400 mg, aproximadamente 4 tazas de café de 8 onzas. Cada taza tiene en promedio 96 mg de cafeína, señala.

Otro consejo clave para mantener un cerebro sano tiene que ver con la hidratación, es vital el consumo de agua, ya que el cerebro es uno de los órganos que más sufre cuando el cuerpo se encuentra deshidratado. Un cerebro deshidratado genera desconcentración, mala memoria y desgaste que puede pasar cuanta de cobro con los años.