Bicarbonato de sodio un elemento natural para limpiar nuestro hogar
El bicarbonato de sodio es un elemento natural, pero que debe ser utilizado con mesura. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Bicarbonato con limón: ¿Una mezcla preventiva para el cáncer?

Esta mezcla se caracteriza por tener grandes beneficios para el organismo, como la desintoxicación de este.

El bicarbonato es de color blanco y textura cristalina, proveniente de un mineral conocido como natrón y es una sustancia que se usa día a día con diferentes fines, en la cocina, para blanquear los dientes, como un desodorante natural, para eliminar manchas en la ropa, entre otras.

Además, este se obtiene al combinar moléculas de carbono, sodio, hidrógeno y oxígeno, cuya fórmula es NaHCO3 y también es conocido como bicarbonato de soda, sal de vichy, carbonato de sodio y carbonato ácido de soda. Es de color blanco y textura cristalina, proveniente de un mineral conocido como natrón.

Por su parte, el limón posee varias propiedades, pues contiene una serie de minerales necesarios para el día a día, como la fibra, el calcio, el fósforo, el magnesio, el potasio, la vitamina A y C, por lo que podría prevenir enfermedades con origen oxidativo, como la isquemia, retinopatía, envejecimiento celular y diabetes tipo 2.

De igual forma, otro de los beneficios del limón está relacionado con que puede fortalecer el sistema inmunológico, según indica un estudio realizado por la Universidad de Otago, Nueva Zelanda. También puede aliviar el dolor de garganta, prevenir los cálculos renales y estimular el metabolismo, según una investigación de la Case Western Reserve University, de Estados Unidos.

Ahora bien, la combinación del limón y el bicarbonato de sodio es conocida por tener varios beneficios para la salud, como, por ejemplo, la desintoxicación en el organismo, así como mejorar el sistema digestivo y equiparar los niveles de pH en el cuerpo.

Asimismo, esta combinación puede ayudar a curar el hígado, proteger la piel, prevenir enfermedades crónicas y a estimular el sistema inmunológico. Además, es una mezcla que posee una acción alcalinizante, la cual es importante para la prevención del cáncer, debido a que esta afección se desarrolla normalmente en entornos ácidos, según el portal Hoy en belleza.

En ese orden de ideas, la mejor forma de prepararlo es con la mezcla de un vaso con agua, una cucharada de bicarbonato sódico y el jugo de medio limón.

Contraindicaciones del bicarbonato

El uso del bicarbonato no está exento de riesgos y, aunque se reconocen los efectos exfoliantes de este compuesto, publicaciones médicas como la de Healthline recomiendan evitar totalmente su uso en la piel por tres razones principales:

  • El bicarbonato es un químico que neutraliza el ácido y eso puede ocurrir con la piel, más si se usa con frecuencia, ya que podría eliminar la capa protectora de aceite de la piel, alterar el pH y las bacterias naturales que hay en esta para prevenir las infecciones como el acné.
  • El bicarbonato puede irritar la piel, pues muchas personas no saben que son alérgicas a este químico y no lo descubren hasta que aplican la mezcla en la piel.
  • El uso excesivo del bicarbonato como exfoliante puede producir enrojecimiento, sequedad en la piel, brotes y ardor. Por tal razón, la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda esperar varios días entre cada exfoliación para que esto no suceda.

Sobre la misma línea, un grupo de científicos de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos, reveló que una dosis diaria de bicarbonato podría reducir la inflamación de las articulaciones, pues este producto estimularía el bazo y por tal razón se generaría una reducción en las inflamaciones.

No obstante, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, recomienda no usar bicarbonato de sodio por más de dos semanas a menos que un médico lo indique y señala en su página web que no hay que administrar bicarbonato de sodio a niños menores de 12 años.

De igual manera, explicó que los efectos secundarios de este medicamento no son comunes, pero podrían presentarse como sensación de sed, retortijones o gases y, sobre la misma línea, hay que señalar que el bicarbonato aumenta la cantidad de sodio en el cuerpo.