vida moderna

Cálculos renales: ¿cómo se prepara el jugo de apio para tratarlos naturalmente?

Para evitar los cálculos renales se necesita mantener una alimentación balanceada y además una rutina de ejercicio.


Los cálculos renales son piedras en los riñones compuestas de pequeños cristales que se forman cuando la orina tiene un alto contenido de sustancias que no se logran desechar correctamente del organismo, explica Medline Plus, sitio web alimentado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Cuando esto sucede, las sustancias se quedan atrapadas formando dichas piedras. Cabe señalar que existen varios tipos y causas de esta afección, sin embargo, cuando se padece, siempre se debe acudir a un médico experto para que se desarrolle el tratamiento adecuado.

¿Cuáles son los síntomas?

Los cálculos renales solo causan síntomas cuando se desplazan por el riñón o los uréteres. Si se quedan ubicados en estos últimos, bloquean el flujo de la orina y provocan mucho dolor. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, menciona los signos que indican esto:

  • Dolor punzante e intenso en los costados y la espalda, debajo de las costillas.
  • Dolor que se propaga hacia la parte baja del abdomen y la ingle.
  • Dolor que viene en oleadas y cuya intensidad fluctúa.
  • Dolor o sensación de ardor al orinar.
  • Orina de color rosado, rojo o marrón.
  • Orina turbia o con olor desagradable.
  • Necesidad constante de orinar, con mayor frecuencia o en pequeñas cantidades.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre y escalofríos si existe una infección.
  • El dolor puede cambiar y desplazarse a otro lugar, según se vaya desplazando en las vías urinarias.

Cabe señalar que también existen bebidas naturales que ayudan a prevenir esta enfermedad. En ese sentido, el portal Healthline señaló que el apio es una de las verduras que ayuda a combatir los cálculos renales.

El jugo de apio ayuda a eliminar toxinas que contribuyen a la formación de cálculos renales, entre otras toxinas que se encuentran en el organismo. Es muy usado para desintoxicar el cuerpo, combatir el colesterol alto, entre otras cosas. Sin embargo, este remedio no puede sustituir el tratamiento de un médico.

Preparación del jugo de apio

Ingredientes:

  • 3 ramas de apio
  • 1 taza de agua

Preparación

  • Es necesario lavar y desinfectar muy bien el apio.
  • Se lleva a la licuadora con el agua y se bate hasta que se obtenga una mezcla homogénea.
El apio aporta al organismo vitaminas A, B1, B2, B6, C, calcio, potasio y magnesio. Foto: Getty images.
El apio aporta al organismo vitaminas A, B1, B2, B6, C, calcio, potasio y magnesio. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Otros remedios:

Té de chancapiedra

Ingredientes

  • 20 g de las hojas de chancapiedra.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Poner a hervir agua.
  • Agregar las hojas de chancapiedra. Esperar unos minutos y apagar el fuego.
  • Dejar reposar durante 15 minutos.
  • Colar y servir.
  • Se puede consumir tres veces al día.

Té de morera negra

Ingredientes

  • 15 g de hojas secas de morera negra.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Poner a hervir el agua y junto con las hojas secas de morera negra.
  • Dejarlas reposar 15 minutos.
  • Colar y beber. Se debe ingerir máximo cuatro veces al día.

Té de java (ortosifón)

Ingredientes

  • 6 g de hojas secas de java.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Poner a hervir el agua y agregar las hojas secas de java.
  • Dejarlas reposar por 15 minutos.
  • Colar y disfrutar de los beneficios de esta planta. Se debe ingerir tres veces al día.

Jugo de limón

Ingredientes

  • 1 limón.
  • 500 ml de agua.

Preparación

Aceite de oliva extravirgen

Ingredientes

  • 5 onzas de aceite de oliva extravirgen.

Preparación

Consumir al momento de despertar y al finalizar la tarde.

Jugo de semilla de apio

Ingredientes

  • 1 o 2 tallos de apio.
  • 1 vaso de agua.

Preparación

  • Llevar todos los ingredientes a la licuadora y procesar varios minutos hasta obtener un resultado homogéneo.
  • Servir y consumir. Se recomienda ingerir esta bebida diariamente.