Agua tibia y otros remedios efectivos contra la caspa recomendados por profesionales
La caspa seca es una descamación del cuero cabelludo. - Foto: Getty Images

salud

Caspa seca: ¿qué la causa y cómo eliminarla?

Este tipo de caspa se caracteriza por escamas sueltas y blancas que se desprenden de la cabeza y el cabello.

La caspa es una afección común que hace que la piel del cuero cabelludo se descame. No es algo contagioso ni grave, pero sí puede ser vergonzoso y difícil de tratar, precisa el instituto de investigación Mayo Clinic.

Es un proceso muy común del cuero cabelludo que se presenta en dos formas: la caspa grasa o dermatitis seborreica que aparece cuando se forman en el cuero cabelludo copos o escamas amarillentas que se adhieren a la cabeza y el cabello; y la caspa seca, que se da cuando se forman copos o escamas secas, blancas y sueltas sobre el cuero cabelludo y se desprenden de la cabeza y el cabello, según información de la marca Eucerin, en su página web.

Los signos y síntomas más comunes de la caspa son las escamas de piel en el cuero cabelludo, el cabello y los hombros y picazón en el cuero cabelludo, el cual también puede generar costras.

Según los especialistas, las mayoría de las personas con caspa no requieren atención médica. Sin embargo, si la enfermedad no mejora con tratamientos como un champú anticaspa es importante consultar al dermatólogo.

La alimentación también es importante para eliminar la caspa. Foto: Getty images.
La caspa seca puede ubicarse sobre el cuero cabelludo y extenderse a los hombros. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

En el caso de la caspa seca puede darse debido a la resequedad de la piel, sensibilidad a los productos para el cuidado del cabello (dermatitis de contacto) y otras afecciones de la piel, como psoriasis y eccema.

Frente a este padecimiento existen algunos factores de riesgo dentro de los que se encuentran la edad, ser hombre y el desarrollo de algunas enfermedades.

En lo relacionado con la edad, la caspa generalmente comienza a principios de la edad adulta y continúa hasta la mediana edad. Eso no significa que los adultos mayores no tengan caspa. Para algunas personas, el problema puede ser de por vida.

De igual forma, la caspa es más común en hombres que en mujeres y algunas enfermedades que afectan el sistema nervioso también parecen aumentar el riesgo de padecer esta afección. Lo mismo ocurre con el VIH o un sistema inmunitario debilitado.

¿Cómo eliminarla?

Además de recurrir a remedios dermatológicos y champús anticaspa, que normalmente son formulados por los especialistas, utilizar remedios caseros también suele funcionar. Estos son algunos de ellos.

Aceite de coco. Este producto ayuda a mejorar la hidratación de la piel y evita la resequedad. El portal Healthline cita un pequeño estudio realizado a 34 personas, el cual demostró que este aceite era tan efectivo como el mineral para hidratar la piel. Según los expertos, este producto y sus compuestos también han demostrado tener propiedades antimicrobianas en algunos estudios de probeta, aunque los efectos en la cepa específica del hongo que ocasiona la caspa no se ha examinado.

Aguacate. Realizar un masaje en el cuero cabelludo con una pasta hecha con la pulpa del aguacate es un buen remedio contra la caspa. La grasa natural de esta fruta hidrata el cuero cabelludo reseco y elimina la caspa, asegura la revista Mejor con Salud.

Aloe vera. Las propiedades antibacterianas y antifúngicas de esta planta podrían ayudar a proteger contra esta descamación. De forma similar, un estudio de probeta determinó que el aloe vera era efectivo contra varias especies de hongos y podía ayudar a controlar las infecciones fúngicas que ocasionan la pérdida de cabello debido a la caspa, según Healthline.

Vinagre de manzana. Se considera que la acidez del vinagre ayuda a estimular la descamación de las células de piel muerta en el cuero cabelludo.

Minimizar el estrés. Si bien el estrés en sí no causa la caspa, puede agravar los síntomas como la resequedad y la picazón. Mantener altos niveles de estrés por periodos prolongados puede suprimir la actividad del sistema inmunológico y un sistema inmune debilitado puede reducir la capacidad del cuerpo de contrarrestar algunas de las infecciones fúngicas y condiciones de la piel que contribuyen al desarrollo de la caspa.