El consumo de agua es vital para la salud del cuerpo.
El consumo de agua es vital para la salud del cuerpo. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

Cinco beneficios de tomar agua tibia en ayunas

La cantidad del consumo de agua depende de las condiciones en las que se encuentre cada persona.

El agua es uno de los principales componentes del cuerpo humano. Por ello, beber agua todos los días es una recomendación hecha por nutricionistas y médicos que es bien conocida en la cultura general, pues es una de las prácticas más importantes para mantener hidratado el organismo.

De hecho, el agua representa entre el 50 % y 70 % del peso corporal. También se dice que la ingesta de este líquido puede beneficiar el aspecto de la piel, reducir grasa e incluso bajar de peso; sin embargo, beberla en exceso puede ser peligroso para el cuerpo humano.

Es frecuente que muchas personas tengan dudas sobre la cantidad correcta de líquido que deben ingerir diariamente, sobre todo teniendo en cuenta que cada ser humano tiene características específicas y cada organismo se comporta de una manera diferente.

Beber dos litros de agua es una estimación recomendada para un adulto sano promedio; sin embargo, hay personas que no necesitan beber tanto, pues las frutas y verduras aportan la hidratación que necesitan a través de su consumo.

La Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos (IOM, por sus siglas en inglés) recomienda consumir 13 tazas de líquido en hombres sanos, mientras que en el caso de mujeres sanas aconseja tomar nueve tazas diarias, como recoge un artículo publicado por la periodista Raquel Sáez en el portal Mundo Deportivo.

Además, algunos especialistas recomiendan la ingesta de agua tibia, pues trae grandes beneficios para la salud. De hecho, el portal especializado Mejor con salud listó algunas de dichas cualidades para el cuerpo:

1. Combate el estreñimiento: las investigaciones muestran que mantener el organismo hidratado puede aliviar el estreñimiento al mejorar la consistencia de las heces y facilitar su evacuación.

2. Mejora la circulación: uno de los beneficios del agua son los efectos positivos que tiene en el corazón. De acuerdo con el Ministerio de Salud de Colombia, este líquido contribuye al buen funcionamiento del corazón, ya que “ayuda a regular la presión arterial y la circulación sanguínea”.

3. Ayuda a perder peso: el consumo de agua antes de las comidas principales aumenta la sensación de saciedad, lo que podría ayudar a disminuir el consumo de porciones exageradas de alimentos.

Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images.
Tomar agua ayuda a tener más vitalidad y energía. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

4. Mejora la digestión: el instituto Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, señala que tomar agua durante o después de una comida en realidad ayuda a la digestión, pues contribuye a descomponer los alimentos y a absorber nutrientes.

5. Alivia dolores comunes: el consumo regular de agua puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza, calambres, espasmos musculares y, dependiendo el organismo de cada persona, aminora los cólicos menstruales. Lo anterior, ya que el calor relaja algunos músculos abdominales.

Antes de añadir el consumo de agua tibia para alguno de los propósitos anteriores, es importante consultar con un médico y recibir la asesoría profesional adecuada.

Cabe resaltar que consumir agua en exceso puede resultar muy perjudicial para el cuerpo humano, pues se puede generar una dilución de sodio en la sangre, lo que puede llevar a una inflamación del cerebro y en los pulmones, así como a problemas cardíacos.

Lo anterior significa que beber mucha agua genera un descenso súbito de los niveles de sodio, por lo que las sales se disuelven en mayor cantidad de líquido, este penetra en las células y aumentan su tamaño.

Ante tal situación, el cuerpo empezará a tener problemas para expulsar el agua sobrante y, por lo tanto, el sistema urinario retendrá mucho más líquido del habitual.