vida moderna

¿Colesterol alto? Estas son las verduras más recomendadas para bajarlo

El brócoli ayuda a desinflamar los vasos sanguíneos y las células, por lo que se debe consumir regularmente para disminuir los niveles de colesterol.


El colesterol es una sustancia que, si se tiene en niveles demasiado elevados, obstruye la circulación y dificulta el tráfico sanguíneo, causando problemas cardiovasculares que pueden derivar en diabetes o ataques al corazón.

Dependiendo de la estructura que los componga, el colesterol puede ser bueno (o HDL), malo (o LDL), o la combinación de ambos (total). El llamado colesterol malo es el de lipoproteínas de baja densidad, que es la causa principal de los riesgos coronarios, según el portal Mejor con Salud.

Ahora bien, la alimentación juega un papel clave a la hora de reconducir los niveles de colesterol. Además, son muchas las consecuencias negativas que produce el exceso de este en la sangre, por eso, el magazín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar, explica cuáles son las verduras buenas para bajar el colesterol.

Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images.
El llamado colesterol malo es el de lipoproteínas de baja densidad, que es la causa principal de los riesgos coronarios, Foto: Getty Images. - Foto: Foto Gettyimages

Verduras buenas para bajar el colesterol:

Berenjena

  • El consumo de berenjenas será beneficioso y apropiado para reducir los niveles de colesterol de forma natural.
  • Y es que este vegetal contiene flavonoides que favorecen la reducción del colesterol; por eso, además de incorporarlas en la dieta, se recomienda también preparar jugo de berenjenas hervidas y tomarlo tipo té.

Lechuga

  • Una hortaliza muy recomendada para aquellas personas con los niveles de colesterol es la lechuga, ya que cuenta con un alto aporte de fibra que ayudará a eliminar el colesterol malo o LDL.

Coles de Bruselas

  • Otra de las verduras buenas para tratar la hipercolesterolemia -nombre que recibe el exceso de colesterol en sangre- son las coles de Bruselas gracias a su composición química.
  • Este vegetal contiene una gran cantidad de fibra, mayoritariamente insoluble, por lo que ayuda a arrastrar toxinas y eliminarlas del organismo.

Brócoli y coliflor

  • Con este par de verduras también se puede mejorar la eliminación de toxinas y, por lo tanto, conseguir reducir el colesterol malo.
  • El brócoli ayuda a desinflamar los vasos sanguíneos y las células, por lo que se debe consumir regularmente para bajar los niveles de colesterol.

Otras opciones:

Avena

Estudios realizados por la Universidad de Harvard afirman que el agua de avena es una de las mejores alternativas para reducir los niveles de colesterol en la sangre. Incluso, la fibra que contiene mantiene los niveles de glucosa en la sangre. Además, este tipo de fibra es el mismo que se encuentra en las manzanas, cuya eficacia para reducir el colesterol es muy conocida.

Combinar las propiedades de la avena con las almendras es muy beneficioso para las personas con diabetes y el colesterol alto, ya que favorece la digestión del almidón, estabilizando los niveles de azúcar, sobre todo después de ingerir alimentos.

Por otra parte, la manzana verde protege la mucosa intestinal, reduciendo problemas intestinales e incluso disminuye las probabilidades de padecer cáncer de colon o estomacal.

Licuado de avena manzana y almendras

Ingredientes:

  • Una taza de avena.
  • Una manzana verde cortada en cubos.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharada de semillas de linaza molidas.

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes en la licuadora y batir por dos minutos máximo, hasta que el líquido quede bastante cremoso.
  • Tomar preferiblemente en las mañanas y antes de ir al trabajo.
  • Este licuado generará una gran sensación de saciedad.

Ajo

Este ingrediente es idóneo para evitar la aparición de hongos en el organismo. Se ha comprobado que muchos hongos son sensibles a este alimento, ya que los extractos de la planta ralentizan el crecimiento de los hongos y, por lo tanto, evitarán que crezcan en el interior.

La Fundación Española del Corazón también destaca la importancia de incluir ajo en la dieta porque más allá de estos beneficios tiene propiedades terapéuticas, como su efecto antibacteriano, diurético, depurativo y antiséptico. Su efecto vasodilatador, sus propiedades nutritivas y sus compuestos sulfurados junto a la alicina pueden contribuir a reducir el colesterol y triglicéridos altos.

Té de ajo

Ingredientes

  • Las medidas para esta receta depende cuantas personas tomen el té de ajo, mientras más personas se aumenta la cantidad de ingredientes.
  • 3 dientes de Ajo molido, o cortado en pequeños pedazos
  • Miel (1 cucharada)
  • Jugo de Limón (1 cucharadita)
  • Raíz de jengibre (1 trozo)

Preparación

  • Hervir dos tazas de agua en una olla.
  • Añadir el ajo molido junto a la raíz de jengibre. Dejar que el agua absorba el fuerte sabor del ajo y el jengibre. Retirar del fuego y dejar reposar la infusión.
  • Colarlo y añadir una cucharada de miel para endulzar la preparación.
  • Luego, añadir una cucharadita de jugo de limón para agregar sabor al té de ajo.
  • Para su consumo se recomienda beber una taza por la mañana y por la noche.