vida moderna

¿Cómo aumentar los glóbulos blancos? Estos son los alimentos que ayudan a elevarlos

Para conocer los niveles de glóbulos blancos hay que realizar una prueba de sangre.


Los glóbulos blancos forman parte del sistema inmunitario y ayudan al cuerpo a combatir infecciones y otras enfermedades, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

En otras palabras, cuando una persona se enferma, el cuerpo produce más glóbulos blancos para combatir las bacterias, los virus u otras sustancias extrañas que han causado la afección.

Además, la biblioteca explicó que hay hay cinco tipos principales de glóbulos blancos:

  • Neutrófilos: Los neutrófilos son de las primeras células que van directas a la infección. Tienen la capacidad de fagocitar microorganismos y secretar sustancias destructivas frente a ellos. Su valor normal está entre 2.000 y 8.000 neutrófilos en un microlitro. Valores por debajo de 2.000.
  • Linfocitos: Los linfocitos son células que regulan la respuesta inmunitaria del organismo. Su valor normal está entre 1.000 y 4.000 linfocitos en un microlitro. Valores por debajo de 1.000 linfocitos son linfopenia.
  • Monocitos: Los monocitos son macrófagos encargados de eliminar tejidos muertos o dañados y de la destrucción de células tumorales. Su valor normal está entre 150 y 900 monocitos en un microlitro. Valores por debajo de 150 son monocitopenia.
  • Eosinófilos: Los eosinófilos reaccionan frente a reacciones alérgicas, el asma y la infección parasitaria. Su valor normal está entre 50 y 500 eosinófilos en un microlitro. Valores por debajo de 50 son eosinopenia.
  • Basófilos: Los basófilos también tienen función destructiva de “limpieza” y participan en las reacciones alérgicas liberando histamina. Su valor normal está entre 10 y 150 basófilos en un microlitro. Valores por debajo de 10 son basopenia.

Hay que señalar que para conocer los niveles de glóbulos blancos hay que realizar una prueba de sangre y esta se usa para diagnosticar las enfermedades relacionadas con un conteo alto o bajo de glóbulos blancos.

Estas enfermedades incluyen:

  • Enfermedades autoinmunitarias e inflamatorias que hacen que el sistema inmunitario ataque tejidos sanos del propio cuerpo.
  • Infecciones bacterianas o virales
  • Cánceres como la leucemia y la enfermedad de Hodgkin
  • Reacciones alérgicas

Las enfermedades relacionadas con un conteo bajo de glóbulos blancos incluyen:

En consecuencia, existen alimentos que ayudan a incrementar los glóbulos blancos o leucocitos, de acuerdo con el portal especializado en salud Healthline, y la Vitamina C sube la producción de los glóbulos bancos y por tal motivo contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades,

Por tal razón, esta vitamina está presente en rutas cítricas (naranjas y pomelos/toronjas) y sus jugos, así como pimientos rojos y verdes y kiwi. También, está presente en otras frutas y verduras, como brócoli, fresas, melón, papas horneadas y tomates.

Asimismo, los mariscos también son ideales para subir la producción de glóbulos blancos, ya que tienen zinc y este nutriente ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo, según el Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés). No obstante, el zinc también está presente en ostras, cacahuates, huevo, germen de trigo y semillas de girasol.

Sobre la misma línea, el pollo es un buen alimento para incrementar los leucocitos, porque este tiene aminoácidos y el cuerpo los utiliza para producir proteínas con el fin de ayudar a descomponer los alimentos, crecer, reparar tejidos corporales y llevar a cabo muchas otras funciones corporales.

Las almendras son otro alimento que incrementa los producción de glóbulos rojos, ya que contienen Vitamina E y esta es importante, porque el organismo las utiliza para estimular el sistema inmunitario.

Igualmente, el té negro aumenta los leucocitos, pues según un estudio Universidad de Harvard, tomar cinco tazas de té negro al día hace que en dos semana se incrementen las defensas del sistema inmunológico.

Asimismo, el chocolate amargo es ideal para aumentar la inmunidad, según un estudio publicado en el British Journal of Nutrition.

Finalmente, otras recomendaciones son dormir lo suficiente, hacer ejercicio, mantenerse hidratado y controlar los niveles de estrés.