Corazón / Arterias
En las arterias se puede acumular placa, también conocido como colesterol. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo cuidar la salud arterial? Los ocho hábitos que se deben evitar

Se deben tener hábitos sanos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) explican la importancia de las arterias para el corazón y tener una buena salud general.

“La sangre se transporta a todo el cuerpo a través de los vasos sanguíneos, unos tubos llamados arterias y venas. El proceso de transportar la sangre en todo el cuerpo se llama circulación. Juntos, el corazón y los vasos sanguíneos componen el aparato cardiovascular”.

Es importante tener un estilo de vida saludable que ayude a mantener unas arterias sanas y evitar afecciones como la enfermedad de arterias coronarias. Asimismo, es clave la realización de exámenes médicos periódicos para prevenir o detectar oportunamente otras afecciones como colesterol elevado o aterosclerosis, que pueden causar engrosamiento de las arterias o acumulación de placa en ellas y poner en riesgo la vida de las personas.

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos señala que para mantener unas arterias sanas es clave trabajar en los factores que incrementan el riesgo de padecer enfermedades de las arterias como ateriosclerosis.

Algunos de estos son:

  1. Fumar.
  2. No hacer actividad física regularmente.
  3. Tener hipertensión puede dañar las paredes de las arterias y esto contribuye a la acumulación de palca.
  4. Tener niveles elevados de azúcar en la sangre (prediabetes o diabetes) puede dañar las capas internas de las arterias.
  5. Tener síndrome metabólico.
  6. Dieta desequilibrada, en la que se incluya la ingesta de alimentos con contenido elevado de grasas saturadas.
  7. Presentar antecedentes familiares. Es importante revisar si algún miembro de la familia ha tenido afecciones como colesterol u otras relacionadas con las arterias.
  8. Tener enfermedades inflamatorias como artritis reumatoide o psoriasis, por ejemplo, pueden irritar los vasos sanguíneos.

Se debe consultar a un médico regularmente para la realización de exámenes de rutina. Asimismo, recibir la asesoría de este profesional para tener hábitos sanos que contribuyan a cuidar la salud arterial, que es importante para el corazón y para la salud general.

Enfermedad de las arterias coronarias

Esta afección es el resultado del estrechamiento y endurecimiento de las arterias que suministran sangre al corazón.

“Esto se debe a la acumulación de colesterol y otros materiales llamados placa en la capa interna de las paredes de la arteria. Esta acumulación se llama arterioesclerosis. A medida que esta avanza, fluye menos sangre a través de las arterias”.

Con este menor flujo el músculo cardíaco no recibe la sangre y el oxígeno que necesita, causando dolor en el pecho o incluso puede provocar un infarto. Con el paso del tiempo, si no se realiza un tratamiento oportuno, esta enfermedad puede causar insuficiencia cardíaca y arritmia.

¿Cómo cuidar el corazón?

Una alimentación saludable es importante para la salud del corazón. Por eso, Healthline, portal especializado en salud, señala una dieta equilibrada para ayudar a limpiar las arterias naturalmente.

  • Añadir grasas buenas, también conocidas como grasas no saturadas (aceitunas, nueces, aguacate, pescado).
  • Disminuir el consumo de grasas saturadas (carne grasa y lácteos).
  • Eliminar las fuentes artificiales de grasas trans (alimentos procesados como galletas, etc.).
  • Incrementar el consumo de fibra soluble, pues ayuda a regular los niveles de colesterol malo (avena, fríjoles, lentejas).
  • Disminuir el azúcar " que se encuentra en los alimentos procesados como galletas, helados y bebidas endulzadas”, explica Healthline.

Infarto

“La mayoría de los ataques cardíacos son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias. Las arterias coronarias llevan sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren”, explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Los síntomas de un infarto incluyen:

  • El dolor torácico (el síntoma más común).
  • Dolor en una sola parte del cuerpo o que se irradia desde el pecho a los brazos, hombro, cuello, dientes, mandíbula, área abdominal o la espalda.
  • El dolor puede presentarse de forma intensa o leve y puede sentirse como si fuera una indigestión intensa, una presión fuerte o una banda apretada alrededor del pecho.
  • El dolor suele tener una duración de más de 20 minutos.
  • Otros síntomas que también pueden presentarse durante un ataque cardíaco son: ansiedad, tos, desmayos, mareo, vértigo, náuseas y vómitos, palpitaciones fuertes, dificultad para respirar y sudoración.
  • Algunas personas pueden sufrir un infarto y no tener síntomas.