Beneficios del aceite de coco
Beneficios del aceite de coco - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo hacer colágeno natural para la piel con aceite de coco y sábila?

El colágeno es una proteína que contribuye al buen funcionamiento de los músculos, huesos, piel y articulaciones, no obstante, con el tiempo el cuerpo deja de producirlo.

El cuidado de la piel hace parte de la rutina de muchas personas en el mundo. Mientras algunos optan por invertir grandes cuantías de dinero en productos que están disponibles en el mercado o las novedades que anuncian compañías de belleza, otros optan por las soluciones caseras, bien sea por economizar unos pesos o porque las consideran más naturales.

El colágeno es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, pues se trata de una proteína estructural que permanece en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Piel de la cara
Piel de la cara - Foto: Referencia Pexels

La doctora Lorea Bagazgoitia, en su libro Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel, señala que el colágeno es responsable de la elasticidad y firmeza de la piel. Sin embargo, a medida que el tiempo avanza, a partir de los 25 años, el organismo disminuye la producción de esta proteína, generando efectos colaterales en la piel, como la disminución del brillo y la hidratación natural.

Por ello, la doctora ecuatoriana Narcisa Zambrano recomienda que las mujeres inicien a tomar colágeno cuando se esté llegando a los 40 años o en la menopausia, mientras que los hombres lo pueden hacer cuando son mayores de 60 años. Sin embargo, antes de consumir algún suplemento, es importante que se consulte a un experto para encontrar una guía personalizada.

No obstante, la mayoría de personas busca comprar suplementos de colágeno para aumentar la producción de este y prevenir las arrugas, líneas de expresión, pérdida de brillo y pérdida de elasticidad en la piel. Sin embargo, según el portal experto en salud y cuidado del cuerpo Bienestar 180, además de consumir colágeno para obtener beneficios, se puede preparar una mascarilla facial que ayuda a reparar las células de la piel del rostro que tiende a ser más sensible.

Para preparar dicha mascarilla, se necesita solo una rama de sábila o aloe vera y aceite de coco. Es preciso que se vierta en un molde grande el aceite de coco y el aloe vera en porciones iguales. Una vez hecho esto es preciso revolver la mezcla hasta obtener una pasta homogénea y libre de grumos.

Cuando esté lista se aplica sobre la piel limpia y se deja actuar por 30 minutos. Cuando haya transcurrido el tiempo se enjuaga la piel preferiblemente con agua tibia y ya está. La mezcla se puede aplicar de 2 a 3 veces por semana para reforzar los beneficios.

¿Cómo obtener colágeno de la cáscara del huevo?

De acuerdo con el portal Muévetepor.com, el huevo es rico en colágeno natural, “la membrana de la cascara contiene el 40 % de colágeno junto con otros componentes como aminoácidos, carbonato de calcio y lisozima”, una proteína muy importante porque es antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria, analgésica, antitumoral y antioxidante.

Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo
Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo - Foto: Getty Images/iStockphoto

Entre las formas más comunes que se aprovecha el huevo es haciendo uso de los restos de clara que quedan en la cáscara, luego de verterlo en un recipiente. Se toman esos sobrantes de la clara y se aplican en el contorno de los ojos y al rededor de los labios, donde suelen hacerse arrugas, luego de ser aplicado, debe espera hasta que seque el producto. Luego, debe ser desprendida del rostro y la cara debe ser lavada con abundante agua, la piel quedará tersa.

Si tiene alguna irritación en la piel, algún corte o arañazo, puede hacer uso de la clara, esta se aplica sobre la zona afectada, se deja secar y al cabo de un tiempo se notarán los resultados.

El portal reseña que después de seca, la membrana pulverizada es consumida como fuente de colágeno y su preparación es bastante sencilla. Solo basta con dejar secar las membranas por dos días, luego esta debe ser pulverizada bien sea con un molinillo, un mortero o en la licuadora y es consumida en forma de polvo diluyéndola en agua, jugos naturales u otras bebidas.