salud

Cómo preparar una infusión de hinojo para calmar las náuseas

Si las náuseas son reiterativas, es importante acudir al médico para descartar afecciones graves.


Las náuseas son un deseo fuerte de vomitar, es decir, de expulsar los jugos gástricos del estómago a través de la boca.

Los doctores Ryan F. Porter y C. Prakash Gyawali, miembros del Colegio Real de Médicos, explican en un artículo publicado en el Colegio Americano de Gastroenterología que, a menudo, el vómito “es un mecanismo protector para expulsar alguna sustancia nociva ingerida”, aunque también puede llegar a producirse debido a otras afecciones infecciosas o inflamatorias del organismo que no guardan relación con ese tipo de ingesta.

“Los músculos de la pared abdominal se contraen fuertemente a fin de crear la presión necesaria para vomitar (arcadas). Las arcadas no siempre se presentan con vómito, sino que pueden estar precedidas o seguidas del mismo. Por su parte, las náuseas pueden ocurrir sin vómito o antes de este”, destacan los expertos.

Junto con las náuseas pueden presentarse otros síntomas tales como aumento de la saliva, mareos, aturdimiento, dificultad para tragar, cambios en la temperatura de la piel y ritmo cardíaco acelerado, indica la Sociedad Americana del Cáncer.

Si bien las náuseas pueden ser controladas con ayuda de medicamentos, según el portal Gastrolab, también hay una larga lista de remedios caseros que pueden ayudar con la mejoría de estos síntomas.

Entre estos está la infusión de hinojo, pues este producto tiene cualidades digestivas que contribuyen a cortar de raíz este incómodo malestar.

Los ingredientes necesarios para realizarla son: una y media taza de agua, una cucharada de semillas de hinojo y miel o azúcar al gusto.

Preparación:

1. Calentar agua en olla pequeña.

2. Llevar a fuego y dejar que comience a hervir.

3. Agregar las semillas de hinojo y dejar en el fuego cinco minutos más.

4. Retirar del fuego y dejar enfriar un poco.

5. Endulzar, servir y consumir.

Otras formas de evitar las náuseas y el vómito

El portal Hogarmanía recomienda:

  • Infusión de manzanilla:

Cuando las náuseas o el vómito son constantes, además de visitar al médico, es posible tomar esta bebida en ayunas. Para realizarla solo es necesario agregar una cucharada de flores de manzanilla a una taza de agua previamente hervida.

Después, al desayunar, es importante que esta comida sea semilíquida. Así, no se verá afectado el estómago.

  • Compota de manzana y yogur:

Este remedio casero es recomendado, sobre todo, para aquellas personas que se levantan con malestar y pueden comer esta compota al desayuno. Para prepararla hay que pelar, limpiar, trozar y cocer tres manzanas. Cuando estén blandas, sacarlas, machacarlas y agregar yogur.

Esta receta aliviará el sistema digestivo y nutrirá el sistema nervioso.

  • Presión encima de la muñeca:

Hacer presión por encima de la muñeca puede aliviar esta sensación. La medida para presionar el punto exacto se encuentra cuatro dedos por encima de la muñeca. Se debe mantener la pequeña fuerza por alrededor de un minuto.

Este método está asociado a la acupresión, la cual es muy utilizada en países como China para aliviar malestares o dolores corporales. Al oprimir esta parte específica, se disminuirá el movimiento intestinal y en consecuencia, las náuseas o vómito.