vida moderna

¿Cómo se deben cocinar los huevos para evitar la salmonela?

Esta bacteria puede ser mortal, por lo cual se recomienda lavar muy bien los alimentos.


La salmonela es una enfermedad o infección que afecta los intestinos. De acuerdo con la Clínica Mayo, es una bacteria que se encuentra en los intestinos de los seres humanos y los animales, que es expulsada al evacuar.

Aquellos que tienen esta enfermedad experimentan calambres abdominales, diarrea y fiebre. Cabe indicar que de acuerdo con la entidad americana de ciencia e investigación, esta infección puede ser adquirida al ingerir alimentos que están contaminados.

Algunas personas se recuperan pronto de la salmonela, pero algunos otros necesitan asistencia médica para tratar esta enfermedad, que se puede expandir a otras zonas del organismo.

Los síntomas y signos que produce la salmonela

El consumo de carne, huevos o leche no pasteurizada, entre otros, pueden ser indicadores de que aparezca esta enfermedad, que puede manifestarse ya sea desde la sexta hora de haber sido adquirida o quizá a los seis días.

Otros síntomas que provoca esta enfermedad son: dolores de cabeza, náuseas, fiebre, retortijones en el estómago o sangre a la hora de evacuar.

La Clínica Mayo especifica que estos síntomas pueden durar por lo menos una semana, pero se requieren algunos meses para que el intestino se recupere.

Tal y como los señala los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), algunas personas requieren tratamientos con antibióticos porque la enfermedad evoluciona; sin embargo, explica que no hay tratamiento específico.

Se recomienda consultar a un médico si se observan o experimentan señales relacionadas con la salmonela, para prevenir complicaciones mayores.

¿Cuáles son las causas?

Como se mencionó anteriormente, las carnes y los huevos pueden estar infectados. Sin embargo, aquí algunos otros productos que la podrían portar:

  • Los huevos que no están bien cocidos o los huevos crudos, pueden estar infectados porque la gallina porta, quizá, la bacteria.
Especialistas en nutrición recomiendan 5 raciones diarias entre frutas y verduras. Foto: Getty Images.
Especialistas en nutrición recomiendan 5 raciones diarias entre frutas y verduras. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.
  • Las verduras: como se ha indicado, esta infección aparece porque los alimentos contaminados no son lavados con agua potable, sino contaminada.
  • A esto se suma la mala manipulación de los alimentos, lo que significa que aquellas personas que no se lavan las manos después de ir al baño o están en contacto con alimentos contaminados, pueden infectarse o infectar a otros de salmonela.
  • Además, como ya se mencionó, los animales también pueden portar esta bacteria. Tal y como lo señala la entidad americana, algunos de estos seres tienen la salmonela en el pelo o en la piel.

¿Cómo cocinar los huevos para evitar la salmonela?

Como ya se describió anteriormente, los huevos crudos o mal cocidos pueden tener salmonela, siendo estos uno de los productos más consumidos a nivel global.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), esta bacteria podría contaminar el huevo, ya sea cuando la gallina lo pone o cuando este tiene contacto con heces de ave.

Por lo tanto, sugiere seguir las siguientes recomendaciones para prevenir esta enfermedad.

  • Si se observa que hay algún huevo roto o quizá sucio en la canasta, se recomienda botarlo.
  • Además, aconseja cocinar muy bien los huevos, es decir, cuando su clara y su yema estén duros y tengan un aspecto firme.
  • Luego de cocinados, indica que se deben consumir de inmediato o llevarlos a la nevera.
  • También se propone comprar huevos en los supermercados o tiendas que los exhiban en refrigeradores.
Clara de huevo
La clara de huevo se usa de manera frecuente para atenuar las arrugas. - Foto: Getty Images
  • Otra alternativa que se encuentra en el mercado son los huevos pasteurizados, porque pasan por un proceso que elimina los microbios para su posterior consumo.
  • Por último, se recomienda no consumir ni probar las mezclas que se preparan con huevo, como por ejemplo, la masa para tortas, galletas, alfajores, entre otros.