vida moderna

¿Cómo se puede evitar los labios resecos y partidos?

Para mejorar la apariencia de los labios es recomendable una hidratación constante.


Tener los labios resecos se puede volver incómodo ya que se puede dar por beber poca agua o estar presentando un cuadro de deshidratación.

Es decir que, para evitar ese problema, expertos recomiendan tomar entre 12 a 8 vasos diarios. Sin embargo, las causas pueden ir más allá.

Reacción alérgica: Esta alergia se puede producir por productos cosméticos, los cuales se utilizan para labios, los cuales pueden contener manteca de karité, cera de abeja o aceite de ricino.

Morder y lamer los labios: Esta acción suele generar resequedad.

Falta de vitaminas: Si los labios se encuentra hinchados y agrietados, lo más seguro es que se deba a una deficiencia de riboflavina. Para recuperar esta vitamina, se deben consumir alimentos como huevo y carnes magras, ricas en vitamina B2.

¿Cómo se puede evitar los labios resecos?

  • Se debe evitar una exposición al sol por mucho tiempo.
  • Usar bálsamo para labios, de preferencia natural.
  • Se recomienda utilizar protector solar para los labios resecos.
  • Tomar abundante líquido, sobre todo en temporadas de invierno.
  • Se debe utilizar maquillaje, especialmente hipoalergénicos.
  • Añadir una cantidad considerable de frutas y verduras a la dieta diaria.
  • Se recomienda no lamer o morder los labios.

Otros métodos que se pueden utilizar

Aceite de oliva: Este aceite ayuda a reparar la piel y además aporta brillo y suavidad a los labios. Según conocedores del tema, es recomendable que, antes de usarlo, la persona lave bien sus manos.

Pepino: Esta hortaliza es usada también para hidratar, ya que contiene un alto porcentaje de agua, lo cual es ideal para ayudar a restaurar la humedad natural de los labios. Basta con cortar unas rodajas de pepino y ponerlas entre 15 y 20 minutos sobre la boca. Así, los labios recibirán vitaminas C y K entre otros nutrientes, ideales para la producción de colágeno y la buena salud de la piel.

Aceite de mango: Este aceite es rico en ácidos grasos, que lo hacen propicio para hidratar y sellar la piel, lo que lo hace ideal para los labios con resequedades. Se puede utilizar como un bálsamo labial, lo cual permitirá sentir los labios frescos.

Aloe vera o sábila: Proporciona beneficios gracias a que contiene sustancias mucilaginosas y quercetina que ayudan a renovar las células dañadas. Y también contiene polisacáridos y hormonas vegetales, que estimulan, hidratan y regeneran.

Azúcar: Es ideal para retirar las células muertas. Puede mezclarse con miel, o algún aceite de los mencionados con anterioridad para poder aplicarse con más facilidad. Se debe frotar en área de los labios y dejar que la mezcla actúe por unos minutos. Acto seguido, se debe dejar en enjuague con abundante agua y en seguida se notará el efecto.

Miel: este es otro de esos alimentos con propiedades humectantes y antisépticas.