Tendencias
Jugo de apio
El apio contiene vitaminas K, A y C. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo tomar el agua de apio para bajar de peso?

El apio contiene pocas calorías, es rico en fibras y tiene acción diurética.

Día a día muchas personas buscan dietas rápidas para bajar de peso, pero es importante señalar que para lograr los objetivos se debe tener constancia, dedicación y paciencia, porque el proceso puede tornarse largo para algunas personas, ya que el reducir medidas no es tan sencillo para todo el mundo.

Además, los expertos señalar que la base para lograr bajar de peso es hacer modificaciones en la alimentación y adicional, incluir una rutina de ejercicio.

Sobre la alimentación, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló algunos consejos:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.

Asimismo, las anteriores recomendaciones pueden estar acompañadas de bebidas que ayuden a acelerar el metabolismo y además generen saciedad como lo es el agua de apio, pues esta verdura “por aportar pocas calorías, ser rica en vitaminas del complejo B, fibras y por su acción diurética, el apio podría favorecer la pérdida de peso cuando se combina con una alimentación saludable y equilibrada, ya que ayuda a disminuir la retención de líquidos, aumenta la sensación de saciedad y aporta vitaminas que son importante para el metabolismo”, explicó el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

Dicho lo anterior, el portal Salud180 reveló que para obtener los beneficios se deben licuar dos ramas de apio con el zumo de tres limones en un litro de agua y este se consume en las mañanas.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, como ya mencionó, la segunda base para adelgazar es incluir una rutina de ejercicio y la entrenadora Iulia Danilova reveló en su portal web algunas recomendaciones que pueden realizarse por la gran mayoría de personas como:

Caminar: de acuerdo con Mayo Clinic, la caminata habitual se convierte en un ejercicio que mejore el estado físico, se debe adoptar una buena postura y movimientos decididos y la postura debe ser:

  • La cabeza en alto. Mirar hacia adelante, no hacia abajo.
  • El cuello, la espalda y los hombros deben estar relajados, y no levantados ni tensionados.
  • Se deben balancear los brazos libremente, con una ligera flexión de los codos.
  • Apretar ligeramente los músculos del estómago, con la espalda recta, no arqueada hacia delante o hacia atrás.
  • Caminar de manera fluida, apoyando el talón y luego los dedos.

Correr: el Grupo Sanitas de España reveló que un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology demuestra que las personas que optan por correr para la práctica habitual de ejercicio físico tienen un 30 % menos de probabilidades de morir que los que no hacen ningún tipo de ejercicio y un 45 % menos de hacerlo a causa de una enfermedad o accidente cardiovascular.

Montas bicicleta: Este método tiene grandes beneficios para la salud física y mental, ya que fortalece el corazón, los músculos y reduce el estrés, generando tranquilidad en las personas, porque con el ejercicio se liberan endorfinas y se crea la sensación de felicidad y satisfacción.