vida moderna

¿Qué pasa en el cuerpo si se deja de comer azúcar por una semana?

Una recomendación de los expertos es reducir el azúcar que se consume diariamente.


El azúcar se puede encontrar en alimentos como las frutas y no supone un riesgo para la salud, pero a los expertos les preocupa que el azúcar refinada esté presente en la mayoría de las dietas, por lo que hay alerta por un exceso de consumo de este producto.

Es importante comprender que el consumo de azúcar suprime la hormona leptina, que es responsable de la sensación de saciedad después de comer. Ante un consumo excesivo de azúcar, habrá un deseo insaciable de comer y seguir saboreando lo dulce.

Según Mejor con salud, “al dejar de comer azúcar el cuerpo vuelve a regular el apetito de manera adecuada y los alimentos aportan mayor sensación de saciedad” lo que se traduce en menos calorías y dulces buenos para el cuerpo.

Evitar el consumo excesivo de azúcar también ayuda a cuidar el corazón y controlar los triglicéridos, ya que es un tipo de grasa que almacena calorías y reduce los efectos del colesterol bueno en el organismo.

Los expertos advierten que el azúcar es un alimento alto en calorías, además carece de nutrientes como vitaminas, minerales y fibra, por estos factores se puede acumular grasa, sobre todo en el abdomen, lo que aumenta el riesgo de tener sobrepeso.

Según un estudio de la Endocrine Society, el consumo de azúcar en exceso provoca la acumulación de grasa en la cintura y el abdomen, por lo que las recomendaciones de los expertos son abstenerse de consumirla por un tiempo.

Los beneficios de dejar de comer azúcar son casi inmediatos: presión arterial más baja, niveles más saludables de grasa e insulina, mejores digestiones...”, dijo el doctor Eric Pham, del Hospital St. Joseph de Orange, California en palabras que recoge el portal Menshealth.

Cuando se deja de consumir azúcar “los tres primeros días son los más complicados”, así lo describe el médico estadounidense Brian Quebbemann, cirujano bariátrico. Al principio el organismo pide azúcar, particularmente cuando se está acostumbrado a comer alimentos como un postre luego de las comidas.

En los 3 ó 5 días siguientes, el hígado producirá cetonas a partir de grasas ya que no hay más glucosa, la principal fuente de energía del cuerpo. Es entonces cuando se entra en cetosis o modo quema grasa. Como resultado, se puede experimentar algún calambre muscular, dolores de cabeza y más fatiga”, indican en el portal Menshealth.

Puede que este síntoma dure por una semana, pero, “una vez que eso pase se sentirá mucho más enérgico, concentrado y tranquilo”, así lo explica el doctor Quebbemann en el mencionado sitio web.

Los remedios naturales que ayudan a regular la glucosa alta

Especialistas indican que los diabéticos deben tener muchos cuidados para controlar esta enfermedad: medirse diariamente el nivel de azúcar para ajustar la dosis de insulina y realizarse revisiones médicas a menudo, están entre esas recomendaciones, pero los no diabéticos también deben tener algunos hábitos para mantener el azúcar bajo control.

Expertos explican que los hidratos de carbono que proporcionan los alimentos se convierten en glucosa de una forma más o menos rápida. Entonces, cuando los niveles en la sangre aumentan se genera una reacción para que el páncreas produzca la insulina para reducirlos, “facilitando la entrada de la glucosa en las células” para producir energía, describen en el portal Cuerpo mente.

Para tratar la diabetes o evitar su aparición, los especialistas aconsejan algunos remedios y hábitos saludables para mantener el azúcar bajo control.

De acuerdo al sitio web Cuerpo mente, “una caminata de 20 minutos después de cada comida principal conduce a una reducción significativa de los niveles de azúcar en la sangre. No hay una manera más fácil de prevenir la diabetes tipo 22, además, esta práctica es ideal cuando aparece la diabetes gestacional, pues ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre de la madre y el feto.

Las piernas conforman el grupo muscular más grande del cuerpo, por esta razón consumen cantidades importantes de azúcar en forma de glucógeno cuando se practica actividad deportiva. Además de la caminata, un ejercicio como las sentadillas también es una buena opción para “agotar las reservas de azúcar”, destacan en Cuerpo mente.

Comer al menos 40 gramos de fibra al día es otra recomendación de los expertos, pero se debe tener en cuenta que este valor corresponde solo a la fibra, no al peso del alimento completo rico en fibra. “Por ejemplo, una pera pesa unos 200 gramos y aporta 7 gramos de fibra”, advierten en Cuerpo mente.

Los especialistas también sugieren añadir 1-2 cucharaditas de vinagre en las comidas principales. Pues una ensalada con vinagre y aceite, junto a una comida principal con verduras, cereal integral y legumbre, pueden evitar que aumente el nivel de azúcar en la sangre y posteriormente vuelva a caer.

Los niveles de azúcar en la sangre también se benefician de una ingesta suficiente de agua para mantener hidratado el organismo, debido a que la hidratación facilita el trabajo de los riñones y de las células, un hábito que genera un menor riesgo de desarrollar diabetes.