Tendencias
Estrés, nervios, emocional, ansiedad
EL estrés afecta a muchas personas todos los días, por ello expertos relacionan algunas prácticas para combatir esta afección. - Foto: Getty Images

vida moderna

Con estas prácticas podrá reducir el estrés en su vida

Expertos señalan que para lograrlo es necesario hacer algunos cambios en la rutina diaria, así como en la alimentación.

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional y puede provenir de cualquier situación o pensamiento que haga sentir a las personas frustrada, furiosa o nerviosa, de acuerdo con Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Asimismo, señaló que hay dos tipos principales de estrés:

  • Estrés agudo: este es estrés a corto plazo que desaparece rápidamente. Puede sentirse cuando pelea con la pareja o con un amigo. También ocurre cuando se realiza una actividad nueva o emocionante. Todas las personas sienten estrés agudo en algún momento.
  • Estrés crónico: este es el estrés que dura por un periodo prolongado. Se puede tener estrés crónico si se tienen problemas de dinero, un matrimonio infeliz o problemas en el trabajo. Cualquier tipo de estrés que continúa por semanas o meses es estrés crónico. Puede acostumbrarse tanto al estrés crónico que no se da cuenta de que es un problema. Si no encuentra maneras de controlar el estrés, este podría causar problemas de salud.

Por su parte, la ansiedad es una respuesta del organismo ante situaciones difíciles que se caracteriza por generar una sensación de angustia o miedo.

Por ello, es primordial combatir esta afección. De acuerdo con el medio de estilo de vida, Vogue, los expertos recomendaron tres cambios en la rutina y vida cotidiana para reducir los niveles de estrés en las personas.

1. Cambiar la dieta:

La comida influye en el ánimo, en especial los alimentos azucarados y carbohidratos refinados pues estos generan desbalances en el azúcar. ‘Lo que comemos puede exacerbar el estrés o ayudar a aliviarlo’, explica Maria Marlowe, nutricionista holística y autora de The Real Food Grocery. Sobre la misma línea la experta asegura que si se tiene los niveles de cortisol altos tomar cafeína empeora la situación, por lo que la experta sugiere cambiarse al té matcha.

2. Realizar ejercicio:

Realizar ejercicio reducie los niveles de las hormonas de estrés, además estimula la producción de endorfinas que son químicos en el cerebro que actúan como analgésicos naturales. “Si haces algo que disfrutas, es mucho más probable que logres hacerlo de manera constante”, asegura Stef Williams, entrenadora personal.

Getty images
Hombre haciendo ejercicio con banda de estiramiento en casa con una tableta digital. Hombre adulto de mediana edad que usa una banda de goma elástica siguiendo un tutorial en línea y hace ejercicio en casa durante el aislamiento de Covid - 19 en casa. - Foto: Getty Images

3. Autoconciencia positiva con yoga

El yoga resulta ser una herramienta útil para manejar el estrés. Esta práctica gracias a su forma tranquila de desarrollarse. ‘Creo que el yoga es para todo el mundo, pero luce de manera distinta para cada quien’, dice la terapista de yoga Kellie Livingstone.

Otros tips para controlar esta afección:

1. Suplementos: la ashwagandha, los ácidos grasos omega 3, el té verde y el bálsamo de limón promueven la reducción del estrés y la ansiedad, según el portal.

2. Encender una vela con aroma: la aromaterapia es ideal para minimizar el estrés y la ansiedad.

3. Reducir el consumo de cafeína: esta sustancia incrementa la frecuencia cardíaca, sube la tensión arterial y aumenta las hormonas del estrés.

4. Masticar chicle: una investigación de la Universidad Estatal de Lousiana (EE. UU.) reveló que masticar chicle sirve para calmar los nervios y reducir el estrés y la ansiedad.

5. Compartir tiempo con los familiares y amigos: el contacto social es un buen calmante para el estrés, porque puede ofrecer distracción, brindar apoyo y ayudar a tolerar los altibajos de la vida.

6. Reír más: un buen sentido del humor no puede curar todas las dolencias, pero puede ayudar a que las personas se sientan mejor, incluso si tiene que forzar una risa a través del mal humor, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.