salud

Conjuntivitis en bebés: estos son los principales síntomas

La conjuntivitis en los recién nacidos puede ser causada por una obstrucción en el conducto lagrimal.


Con frecuencia, la conjuntivitis en los bebés es un problema que afecta a un gran porcentaje de recién nacidos y de niños entre los 2 y 4 años. Esta afección se caracteriza por generar una inflamación de la conjuntiva, es decir, la membrana que recubre los ojos y los párpados, causando el enrojecimiento, la irritación y la comezón de los ojos.

Así mismo, cuando esto sucede, los bebes tienden a producir lagañas de color amarillo y los ojos comienza a lagrimear con frecuencia. Según el portal web Tua Saúde, esta infección puede provocar sensibilidad a la luz, irritabilidad, dificultad para comer, fiebre e inflamación de los párpados.

Ahora bien, dependiendo el tipo de conjuntivitis que tenga en recién nacido, el tratamiento debe ser orientado por un oftalmólogo pediátrico o pediatra, quien podrá recetar el uso de colirios o pomadas antibióticas, antialérgicos, limpieza de los ojos con gasas húmedas con agua filtrada o suero fisiológico. En la mayoría de los casos, esta afección se puede controlar desde casa y con facilidad, pero es importante siempre consultar con un especialista porque esto puede llegar a causar otras enfermedades como la meningitis.

De acuerdo con Tua Saúde, la conjuntivitis de un bebe se puede dar por distintos factores, entre ellos una infección por una bacteria que se le conoce como conjuntivitis bacteriana; por una infección por un virus o debido a la presencia de una sustancia alergénica denominada conjuntivitis alérgica. Cabe mencionar que cuando la causa es ocasionada por un virus o bacterias, esta afección se puede transmitir fácilmente a otras personas y suele durar entre tres a diez días.

¿Cómo se trata la conjuntivitis en bebés?

Para los casos de la conjuntivitis bacteriana, esta puede causar en mayor cantidad lagañas junto con otros síntomas. Los expertos aconsejan tratarla con el uso de antibióticos en forma de colirios, pomadas o en jarabe bajo supervisión médica. Adicional a ello, es indispensable mantener los ojos de menor libres de lagañas, porque las sustancias que segregan facilitan el desarrollo de otras bacterias.

En el caso de la conjuntivitis viral, los médicos recomiendan solamente la debida limpieza de los ojos, ayudándose con gasas estériles humedecidas con suero fisiológico. Este tipo de conjuntivitis tiende a desaparecer naturalmente al cabo de una semana, sin la necesidad de ingerir antibióticos.

En cuanto a la conjuntivitis alérgica, el tratamiento se realiza por medio de la ingesta de medicamentos antihistamínicos o cortisona, que permiten disminuir la respuesta del sistema inmune y alivia todos los síntomas. Esto también se debe realizar bajo supervisión médica.

Por su parte, La Vanguardia aconseja aliviar los síntomas de la conjuntivitis aplicando bolsa de infusión de manzanilla, ya que esta planta medicinal contiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Sin embargo, es importante consultarle al pediatra antes de utilizar esta infusión porque algunos bebés pueden tener alergia al polen de esta planta.

También recomienda usar compresas frías si se trata de conjuntivitis bacteriana y viral para reducir la inflamación de los párpados. Solamente debe aplicar paños de agua fría sobre los ojos y sostener por unos minutos.

¿Cómo prevenir la conjuntivitis en los recién nacidos?

Es normal que los bebes segreguen lagañas; sin embargo, cuando se observa una de ellas es aconsejable retirarla de inmediato suero fisiológico con ayuda de una gasa para que esto no lleve a una infección como la conjuntivitis. Así mismo, el lavado de manos es fundamental, ya que los bebés tienden a manipular varios objetos y luego llevar las manos hacia los ojos.