Obesidad, ejercicio físico
Lo ideal es pesarse a primera hora en la mañana. - Foto: Getty Images

salud

¿Cuál es la mejor hora y forma para pesarse?

No es aconsejable pesarse todos los días. Esto no debe convertirse en una obsesión.

Tener el peso ideal se ha convertido en uno de los objetivos por el que muchas personas trabajan cada día alrededor del mundo. Guardar la línea, no engordar demasiado, ni tampoco adelgazar exageradamente, se ha convertido en parte de las preocupaciones.

Para lograrlo muchas personas recurren al ejercicio, a alimentarse de forma saludable, consumir mucha agua o a hacer dietas con las que puedan perder los kilos de más. Y es allí cuando la báscula se convierte en una de sus mejores amigas. Sin embargo, es importante tener claro cómo y en qué momento debe utilizarse.

Pesarse en la mañana nunca será lo mismo que hacerlo en la noche. El dato puede variar y no ser el correcto. El lugar, el momento e incluso la báscula inciden en el resultado del peso.

El factor más importante en el seguimiento del peso es subirse a la báscula a la misma hora, todos los días, dice Paul Barrington Chell, cirujano y coautor de la publicación The Diet Whisperer, citado en una publicación del portal Women’s Health.

“No puedes comparar lo que pesabas a las ocho de la noche con el peso de la mañana, justo antes del desayuno. Si eliges una hora, que sea a primera hora del día, después de haber vaciado la vejiga y antes de desayunar”, recomienda.

La báscula es una de las herramientas más importantes para controlar el peso, pero es importante saber cómo y cuándo utilizarla para que la información sea precisa. Los expertos en nutrición y endocrinología insisten en que no es necesario pesarse todos los días. De hecho, para evitar obsesionarse, recomiendan que se haga como máximo una vez a la semana, según un informe del portal axahealthkeeper.com.

15 piedra mujer con sobrepeso en básculas de baño
Las mujeres no deben pesarse cuando tienen el periodo. - Foto: Getty Images

Y es que, según los especialistas, no es tan importante la frecuencia con la que las personas se pesen, sino cómo lo hacen. La clave es la coherencia y el equilibrio, porque el peso es un valor que varía: puede cambiar de la mañana a la noche, de un día a otro o, incluso, si se ha practicado ejercicio físico o no.

¿A qué hora pesarse?

Según los expertos, hay muchas variables que pueden influir en el peso y que pueden explicar esos kilos de más o de menos, así que lo recomendable es pesarse de la misma manera siempre y siguiendo estos pasos:

1. Una vez a la semana, siempre el mismo día. Es importante no pesarse todos los días porque las personas terminarán obsesionándose con el tema. Es importante definir un día a la semana (siempre el mismo) para subirse a la báscula.

2. En la mañana. Es aconsejable pesarse justo después de levantarse e ir al baño, pero siempre antes de desayunar. Lo ideal es no haber ingerido nada, ni siquiera un vaso de agua.

3. Con la misma ropa y descalzo. Con o sin pijama, pero siempre igual. Un estudio publicado en International Journal of Obesity recoge que el peso de la ropa puede fluctuar entre 500 gramos y un kilo.

Deporte
Deporte - Foto: Getty Images

4. Siempre en la misma báscula. Lo ideal es pesarse siempre en el mismo aparato, lo cual se facilita si la persona está en casa. Si la medición se realiza en otro lugar como el gimnasio, lo importante es siempre coger el dato exacto y tratar de utilizar el mismo aparato.

5. No pesarse después de hacer ejercicio. No conviene subirse a la báscula después de hacer ejercicio pues gracias a la actividad física la persona suda y pierde líquido, por lo que los kilos que se reflejen no se corresponderán con la realidad

6. Si es mujer, evitar pesarse en el periodo. La recomendación de los expertos es que las mujeres eviten subirse a la báscula los días previos o durante la menstruación ya que, por acción de las hormonas, el cuerpo retiene más líquidos y por ende no se conocerá el peso real.