vida moderna

¿Cuáles son los niveles de azúcar normales en ayunas?

Una dieta saludable y un programa de ejercicios pueden ayudar a mantener un buen estado de salud.


Los azúcares que se ingieren con los alimentos son transformados por el metabolismo en glucosa, de acuerdo con el Grupo Sanitas de España.

Por ello, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló que para medir los niveles de glucosa se toma una muestra de sangre después de que no se haya comido durante al menos ocho horas o durante toda la noche (ayuno).

Así las cosas, los niveles de glucosa en la sangre se expresan en miligramos de azúcar por decilitro (mg/dL) o milimoles de azúcar por litro (mmol/L) de sangre y en general los niveles son:

  • Menos de 100 mg/dL (5,6 mmol/L) se considera normal.
  • Entre 100 y 125 mg/dL (5,6 a 6,9 mmol/L) se diagnostica como prediabetes.
  • 126 mg/dL (7,0 mmol/L) o más en dos pruebas distintas se diagnostica como diabetes.

Dicho lo anterior, el portal peruano Hiraoka reveló cómo usar el glucómetro:

1. Lavarse las manos con agua y jabón.

2. Frotar las manos para estimular el flujo de sangre en los dedos.

3. Encender el glucómetro e insertar la tira reactiva.

4. Desinfectar la yema del dedo con alcohol y dejar que se seque.

5. Insertar la lanceta en el lancetero y pinchar el dedo para extraer sangre.

6. Apretar el dedo hasta que se forme una gota de sangre.

7. Coloca la gota de sangre en la tira reactiva.

8. Esperar hasta que el glucómetro muestre los resultados.

9. Desechar la lanceta y la tira reactiva.

Adicional, la Asociación Americana de la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda exámenes de detección de la diabetes para la mayoría de los adultos a partir de los 45 años y en especial aconseja que se realicen exámenes de detección de la diabetes antes de los 45 años si se tiene sobrepeso y si se tienen factores de riesgo adicionales para la prediabetes o la diabetes tipo 2.

No obstante, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.

Por su parte, la entidad sin ánimo de lucro indicó que las elecciones de un estilo de vida saludable pueden ayudar a que el nivel de glucosa en la sangre vuelva a la normalidad, o al menos a evitar que se eleven los niveles.

Así las cosas, las recomendaciones son:

  • Comer alimentos saludables. Una dieta con gran cantidad de frutas, verduras, frutos secos, granos integrales y aceite de oliva se asocia con un menor riesgo de prediabetes. Además, es recomendable elegir alimentos con bajo contenido de grasa y calorías y con alto contenido de fibra. Adicional, es ideal comer una variedad de alimentos que ayuden a alcanzar los objetivos sin comprometer el sabor o la nutrición.
  • Ser más activo. La actividad física ayuda a controlar el peso. Por ello, es recomendable intentar realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa.
  • Bajar el exceso de peso. Si se tiene sobrepeso, perder solo entre el 5 % y el 7 % del peso corporal (14 libras [6,4 kilogramos] si el peso es 200 libras [91 kilogramos]) puede reducir el riesgo de tener diabetes tipo 2.
  • Dejar de fumar. Dejar de fumar puede mejorar el funcionamiento de la insulina, lo que mejora el nivel de glucosa en la sangre.
  • Evitar los alimentos que suben la insulina en la sangre como: chocolates, caramelos, mermeladas, miel, helados, gaseosas, alcohol, galletas dulces, comida rápida, harina de trigo refinada, cereales azucarados, entre otros.