salud

Cuidados que se deben tener luego de un ataque cardíaco

Algunos ataques cardíacos se producen de repente, pero hay personas que tienen signos y síntomas de advertencia horas, días o semanas antes.


El ataque cardíaco se produce cuando se bloquea el flujo de sangre que va al corazón. Generalmente, esta situación se presenta por una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias que forman una placa en las arterias coronarias, que son las encargadas de alimentar este órgano.

A veces, una placa puede romperse y formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre. Esta interrupción puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco, precisa al biblioteca médica MedlinePlus.

Los signos y síntomas de un ataque cardíaco incluyen presión, opresión, dolor o sensación de compresión o dolor en el pecho o en los brazos, que puede propagarse hacia el cuello, la mandíbula o la espalda. De igual manera, se pueden presentar náuseas, indigestión, ardor en el estómago o dolor abdominal, falta de aire, sudor frío, fatiga y aturdimiento o mareos repentinos.

Algunos ataques cardíacos se producen de repente, pero hay personas que tienen signos y síntomas de advertencia horas, días o semanas antes. La primera señal podría ser un dolor o una presión en el pecho recurrente (angina de pecho), que se desencadena con el esfuerzo y se alivia con el descanso. Esta situación se presenta por un descenso temporal del flujo sanguíneo hacia el corazón.

Si bien no todas las personas que tienen ataques cardíacos tienen los mismos síntomas o presentan señales con la misma gravedad, es importante que al primer signo de alerta se acuda al médico para evitar que las complicaciones puedan ser mayores, indican los especialistas.

Así como es fundamental estar atentos frente a cualquier señal cuando se presenta un infarto y acudir al hospital, también son claves los cuidados que se deben tener luego de que el paciente lo ha superado y sale de la clínica, pues es fundamental llevar a cabo cambios en los estilos de vida para facilitar la recuperación. Es necesario seguir las recomendaciones médicas, pues estas dependerán de cada caso específico.

De acuerdo con los expertos, debido a todos los nuevos cuidados que se deben observar, la tristeza, ansiedad y preocupación son sensaciones normales. Aunque, por lo regular, estas emociones desaparecen después de dos o tres semanas, es importante que el paciente evite situaciones que le generen estrés, indica el portal CuidatePlus.

Según el sitio web Salud Digital, es común que la persona se sienta cansada y sin energía. Normalmente, los médicos recomiendan descansos que pueden ir aproximadamente de cuatro a seis semanas y la recuperación depende de numerosos aspectos como la condición física antes del ataque, su magnitud y las complicaciones que se hayan presentado durante el mismo, entre otras.

Los especialistas recomiendan irse a la cama temprano, tratar de dormir bien, no realizar esfuerzos, como levantar objetos pesados, y pedir ayuda para realizar las labores de la casa. Cada vez que la persona haga una actividad es relevante validar si es capaz de hablar cómodamente, si no es así lo indicado es suspender esa labor.

Estas son algunas de las principales recomendaciones y consejos de los expertos para tener una recuperación exitosa luego de un ataque al corazón:

- Evitar el sedentarismo y caminar a diario, esto sin realizar ejercicios bruscos.

- La dieta debe ser equilibrada, pobre en sal, si se es hipertenso, y baja en colesterol.

- No conducir o realizar viajes largos en avión, debido al efecto negativo de la inmovilidad sobre la circulación de las piernas.

- Olvidarse del trabajo. Es un periodo en el que el paciente debe descansar y olvidarse de las situaciones que lo puedan estresar.

- Tomar todos los fármacos prescritos por el especialista y se presenta algún problema o reacción adversa consultar con el médico.

- Llevar consigo el informe de alta hospitalaria, ya que puede ser útil a los médicos que atiendan en una urgencia.

- Es recomendable tener siempre a mano medicamentos vasodilatadores para casos de emergencia.

- Si aparecen síntomas nuevos o inexplicables es urgente acudir a un centro de urgencias.

- Después del primer mes se puede aumentar progresivamente la actividad hasta llegar a la normalidad.

- Es clave suspender el alcohol por algún tiempo, solo el doctor puede determinar cuándo y en qué cantidades se puede volver a tomar.

- Dejar de fumar y no permitir que nadie fume en la casa.

- El médico recomendará cuándo puede la persona volver a tener actividad sexual. No es recomendable que el paciente consuma medicinas ni suplementos naturales para los problemas de erección sin consultar al médico.

- Cambiar el estilo de vida puede ser complicado, no obstante, es necesario para seguir adelante y volver a las actividades normales.

- Antes de comenzar a hacer ejercicio, es importante que el médico haga una prueba de esfuerzo y recomiende los ejercicios indicados. Esto puede suceder antes de que salga del hospital o poco después.